FUERZA ARMADA NACIONAL BOLIVARIANA

Militares en Venezuela: entre el apoyo a Maduro y el desacato

El régimen admite un centenar de deserciones; el martes fueron expulsados 27 oficiales.

El régimen de Nicolás Maduro acusó a Donald Trump y a Jair Bolsonaro de "hacer apología de la guerra" por sus críticas a Venezuela durante la reunión del martes en la Casa Blanca. Foto: Reuters.
El régimen de Maduro acusó a Trump y a Bolsonaro de "hacer apología de la guerra" por sus críticas a Venezuela durante la reunión en la Casa Blanca. Foto: Reuters.

A punto de cumplirse dos meses de la proclamación del líder opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, todas las miradas siguen apuntando a ver qué hacen los jefes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Los opositores confían en una ruptura y en que los militares desconozcan la autoridad de Nicolás Maduro, mientras que en el régimen procuran mostrar una unidad monolítica entre los uniformados.

Desde que Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de mayoría opositora, anunció el 23 de enero que se proclamaba presidente interino, centenares de militares han desertado y han buscado exiliado en Colombia.

En febrero el ministro de Defensa venezolano, general Vladimir Padrino López, aseguró que más de 100 miembros de la FANB han sido expulsados y degradados por haber desertado y cruzado la frontera hacia Colombia. Este martes, en Gaceta Oficial, se informó de la degradación y expulsión de 27 oficiales y suboficiales de la FANB.

Esta semana el Parlamento volvió a tratar de persuadir a los miembros del cuerpo castrense con un “Acuerdo para la incorporación, reinstitucionalización y fortalecimiento de la Fuerza Armada” en el que pide a los militares desobedecer a Maduro asegurando que se les respetarán todos sus derechos, tanto grados como condecoraciones.

Esta nueva petición de los opositores a la Fuerza Armada se suma a las que hace casi a diario Guaidó y a las muchas llamadas que desde Estados Unidos se han venido haciendo a los militares para que abandonen a Maduro.

“La ruptura en la FANB solo es posible medirla a partir de la manifestación de oficiales de comando. Yo puedo tener una amplia base de deserciones de tropa profesional, de tropa alistada, pero eso no habla de ruptura”, indicó a EFE Rocío San Miguel, presidenta de la ONG Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional.

Hasta el momento solo dos altos oficiales activos de alta graduación -el general Carlos Rotondaro, que dirigió el Instituto Nacional de los Seguros Sociales (IVSS) durante 10 años hasta el año pasado, y el general de división Francisco Esteban Yánez Rodríguez- han reconocido a Guaidó.

“Hasta la fecha tenemos dos generales, Yánez y Rotondaro, pero oficiales de comando en realidad han sido pocos los que han desertado y pocos los que han sido degradados”, explicó San Miguel.

Maduro está rodeado de algunos de los militares del círculo íntimo de Hugo Chávez, como el jefe del Ejército, el mayor general Jesús Suárez Chourio, que acompañó al expresidente en el fallido golpe de 1992 y quien se encuentra entre los sancionados por Estados Unidos.

También cuenta con militares que le han acompañado durante su mandato como el ministro Padrino López y el jefe del Comando Estratégico Operacional, el almirante Remigio Ceballos, ambos también en la lista de sanciones estadounidense.

En los últimos años se ha venido produciendo deserciones de manera creciente de militares de baja graduación o tropa como consecuencia de la crisis económica que vive el país.

Sin embargo, para San Miguel, la estrategia de Guaidó para provocar el abandono de los militares a Maduro ha fallado hasta el momento.

“Yo creo que la ley de amnistía no ha surtido el efecto deseado, creo que las deserciones hacia Colombia y la solicitud de refugio por parte de efectivos no terminan de producir el efecto deseado”, dijo.

En su opinión, falta “una oferta clara” por parte de Guaidó sobre su política hacia la FANB y una radiografía, honesta, clara y precisa de cuál será su política de sanciones en términos de derechos humanos y de corrupción contra efectivos militares.

“Creo que eso no ha sido suficientemente traducido hacia la FANB”, afirmó.

Violación DDHH

Ayer miércoles se presentó en la sede de la OEA en Washington un nuevo informe sobre violaciones a los derechos humanos por parte del régimen de Maduro.

El informe lo presentó la abogada disidente venezolana Tamara Suju, quien denunció que el primer trimestre de 2019 ha sido "el más duro y cruel" en Venezuela, con alrededor de 40 casos de tortura denunciados y al menos ocho fallecidos.

“La represión sistemática y la comisión de crímenes de lesa humanidad han marcado este primer trimestre del 2019 como el más duro y cruel”, aseguró Suju durante la presentación ante la OEA del informe sobre las denuncias documentadas por el Instituto Casla de Praga, del que la letrada es directora.

Casla es un centro especializado en estudios de América Latina que recibe fondos del Estado checo y que ha presentado ante la Corte Penal Internacional varios expedientes con hasta 600 casos de tortura atribuidos al régimen de Nicolás Maduro.

Por su lado, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, la expresidenta socialista de Chile Michelle Bachelet, pidió ayer al régimen de Maduro que garantice a los expertos de su oficina que actualmente están en Venezuela el acceso a los lugares y personas que elijan, sin represalias contra los entrevistados.

“Un equipo técnico de mi Oficina se encuentra actualmente en el país y considero que esta es una primera medida positiva”, destacó Bachelet en una intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de Ginebra, donde señaló que “es esencial que el equipo tenga acceso total y sin restricciones”.

También pidió a Maduro que no haya represalias “contra ninguna persona que se haya entrevistado o haya tratado de entrevistarse con ellos”.
La misión técnica está en Venezuela para estudiar una posible visita de Bachelet.

más

Médicos: “agresión permanente” del régimen

La Federación Médica Venezolana denunció ayer miércoles que el régimen de Nicolás Maduro mantiene una “agresión permanente” hacia los que reclaman medicamentos y materiales para los hospitales públicos, severamente afectados por la crisis. Hay una “agresión permanente y continua de parte de los directores de hospitales, orden dada desde el alto Gobierno en contra de los médicos venezolanos”, dijo el presidente de la Federación, Douglas León, en rueda de prensa al condenar las destituciones de varios de sus compañeros. Según León, al médico Ronnie Villasmil le fue allanada su casa en el estado venezolano de Carabobo el pasado 15 de marzo luego de denunciar la crisis de salud a la misión oficial de la ONU para los derechos humanos enviada a Venezuela. Ese día Villasmil dijo en Twitter que su casa fue allanada por la policía científica con la “intención” de detenerlo por mostrar “al mundo la situación precaria en que se vive en los hospitales de Carabobo”.

En la rueda de prensa de la Federación Médica, León denunció también los casos de otros doctores despedidos.

“En lugar de resolver los problemas de salud (...) lo que han hecho es agredirnos y eso es insoportable”, dijo León.

Desde hace al menos cinco años en Venezuela se registra una escasez de medicamentos y materiales médicos de entre el 80% y 90%.

Alertan por “elementos terroristas”

El canciller de Brasil, Ernesto Araújo, afirmó ayer miércoles que hay una “preocupación” con “la presencia de elementos terroristas en Venezuela” que representaría una “amenaza” a la seguridad de la región. “Hasta hace poco, no se admitía que había terrorismo en América del Sur, y hoy se sabe por (departamentos de) Inteligencia (...) que eso es una amenaza para Venezuela”, dijo Araújo en una rueda de prensa en Brasilia luego de regresar de un viaje oficial a Estados Unidos junto al presidente Jair Bolsonaro.

“Venezuela, un caso de humanidad”

Fabiana Rosales, esposa del líder opositor Juan Guaidó, dijo ayer miércoles en Santiago de Chile que la situación de crisis que se vive en Venezuela “es un caso de humanidad”. “La democracia no tiene distinción política, los derechos humanos no tienen distinción política. El caso de Venezuela es un caso de humanidad. Cuando masacran a indígenas en la frontera, cuando se mueren niños por falta de comida y de medicina es más allá de cualquier posición política. Venezuela es un caso de humanidad”, afirmó Rosales.

Citibank se cobra con oro

Citibank tomó control de toneladas de oro venezolano, luego de que el Banco Central de Venezuela (BCV) no recomprara este mes el metal que garantizaba un préstamo, y ahora planea venderlo y depositar el excedente en una cuenta bancaria, informó la agencia Reuters citando a fuentes vinculadas a la operación. Venezuela debía pagar antes del 11 de marzo pasado 1.100 millones de dólares del préstamo total de 1.600 millones para recuperar parte del oro. El monto restante vence el año que viene.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados