GRANDES EMPRESAS PERJUDICADAS

Mil millones en el mundo afectados por ciberataques

Interrumpen a un proveedor de Internet en EE.UU. y dañan a Twitter, Spotify, Nextflix y The New York Times.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La privacidad de los usuarios de servicios electrónicos también preocupa.Foto: Archivo El País.

Tres ciberataques masivos contra el proveedor de Internet Dyn interrumpieron ayer el servicio de páginas web de grandes compañías y medios de comunicación como Twitter, Spotify, Amazon, Netflix o The New York Times. El ataque es el más grave de la última década y afectó a más de mil millones de clientes en todo el mundo, aunque inicialmente se limitó a los de la Costa Este de Estados Unidos.

El Gobierno estadounidense investiga el origen de las intrusiones, que fueron planificadas al detalle y cuya autoría por ahora se desconoce. El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos y el FBI analizan todas las "causas potenciales".

Un alto cargo del servicio de inteligencia norteamericano reveló a la cadena NBC que los primeros indicios apuntan a un caso clásico de vandalismo online. El funcionario dijo que, en ese momento, no parecía ser un ataque promovido por un país extranjero.

La afirmación es relevante porque aleja la posibilidad, al menos en las pesquisas preliminares, de que Rusia pueda estar detrás del incidente. El ciberataque llega en un momento de creciente nerviosismo en Estados Unidos ante la avalancha en las últimas semanas de robos de información política, que Washington ha atribuido a Moscú como parte de una supuesta estrategia para favorecer al republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales.

Las filtraciones, publicadas por el portal Wikileaks, han afectado sobre todo al entorno de Hillary Clinton, la candidata demócrata a la Casa Blanca.

Wikileaks se desmarcó de los incidentes de este viernes al pedir que cesaran los ataques contra Dyn. La empresa afectada, que se encarga de gestionar las direcciones de las páginas web, uno de los puntos más críticos de la cadena del funcionamiento de Internet, anunció que las incursiones estaban "bien planificadas y ejecutadas, procedentes de decenas de millones de direcciones IP al mismo tiempo".

Las autoridades temen que un ataque como el de ayer podría impedir el voto de ciudadanos en las elecciones de noviembre dado que 31 Estados permiten el voto por Internet a sus residentes en el extranjero. Piratas informáticos se infiltraron hace unos meses en los sistemas para registrar a votantes en Arizona e Illinois.

Dyn anunció que los ataques se efectuaron desde dispositivos afectados por un código malware que fue difundido online hace pocas semanas. El caso revela los peligros de la dependencia de un único proveedor por parte de numerosas páginas web.

Jaime Blasco, director de los laboratorios Alienvault, en San Francisco, explica que no se trata de ataques directos a una web, sino a una infraestructura. "Al atacar a Dyn se consigue un impacto mayor. Hace que se vean afectados otros servicios de terceros, con mayor lentitud o sin acceso", dice el experto tecnológico. Blasco sospecha que el ataque podría tener relación con la botnet Mirai, como se denomina a una red de máquinas coordinadas y programadas a distancia con un fin, algo así como una granja de aparatos conectados.

El sector de la seguridad informática teme que el ciberataque masivo siente un precedente: que cualquiera con los conocimientos suficientes pueda replicar el modelo del código detrás de las incursiones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)