CRISIS SOCIAL Y POLÍTICA

Migración venezolana, una crisis que sigue agravándose

"La crisis de migrantes y refugiados venezolanos es la segunda más importante del mundo; pero al mismo tiempo es una de las menos financiadas por la comunidad internacional”, dijo ministra canadense.

Familias con tapabocas caminan por una calle de Venezuela. Foto: EFE
Familias con tapabocas caminan por una calle de Venezuela. Foto: EFE

La Conferencia Internacional de Donantes en Solidaridad con los Refugiados y Migrantes Venezolanos se realizó ayer jueves con un llamamiento a la comunidad internacional para que atienda la situación, debido al “momento crítico” de esta crisis.

Así lo definió Filippo Grandi, alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, quien dijo que la pandemia del COVID-19 está “causando devastación en América Latina y el Caribe” que hace que los refugiados y migrantes de Venezuela “se enfrentan a crecientes problemas de protección”.

“Uno de cada cuatro niños venezolanos están separados de uno o sus dos padres. Uno de cada tres van a la cama con hambre. Casi dos tercios no han acudido a la escuela desde el inicio de la pandemia. El riesgo para las mujeres es mayor. Violencia doméstica, acoso sexual y abuso están aumentando”, dijo Grandi.

La ministra canadiense de Desarrollo Internacional, Karina Gould, la anfitriona de la conferencia, explicó que el objetivo de esta cita, a la que asisten representantes de unos 45 países, fue “conseguir un apoyo adicional para responder a una crisis que a pesar de su magnitud ha pasado, en gran medida, desapercibida e infravalorada”.

Por su parte, el director general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), António Vitorino, solicitó que los países de acogida incluyan a los 5,7 millones de desplazados venezolanos en sus planes nacionales de vacunación contra el COVID-19.

Vitorio explicó de acuerdo a los datos de la OIM que “todavía se están produciendo flujos migratorios de Venezuela a los países de acogida”.

“Anticipamos que los flujos seguirán aumentando durante el resto del año. Necesitamos estar preparados para dar respuesta a esos aumentos de gente desplazada”, apostilló.

Gould aplaudió los alrededor de 954 millones de dólares en donaciones conseguidos durante la conferencia de ayer, celebrada de forma virtual con la presencia de representantes de 46 países. Además, se concederán 600 millones de dólares en préstamos. “Sabemos que la crisis de migrantes y refugiados venezolanos es la segunda más importante del mundo; pero al mismo tiempo es una de las crisis menos financiadas por la comunidad internacional”, aseveró la ministra canadiense.

Gould destacó que una muestra de la solidaridad internacional con la crisis venezolana es que se han incorporado seis nuevos países donantes y que otros, como Estados Unidos o Canadá, aumentaron sus contribuciones. Canadá donará 115 millones de dólares canadienses, unos 93 millones de dólares estadounidenses, mientras que Estados Unidos duplicará la aportación realizada el año pasado para llegar a unos 400 millones de dólares.

Gould calificó de “admirable” la forma en cómo lo países de la región han recibido a los venezolanos. “Han sido bastante generosos a la hora de recibir a los migrantes venezolanos. Colombia tiene 1,8 millones de venezolanos. Perú y Ecuador 1,5 millones. Todos estos países han dado la dignidad a esos migrantes. Por ejemplo, han intentado integrar a los niños en los sistema educativos y de salud”, explicó.

“No es una crisis que ha capturado la atención del mundo como otras crisis aunque para los países de acogida, es una carga pesada”, añadió.

Gould señaló que Canadá reconoce que la crisis venezolana “no será corta”.

Migrantes venezolanos viajan a Colombia en busca de ayuda. Foto: AFP
Migrantes venezolanos viajan a Colombia en busca de ayuda. Foto: AFP

“Cuando hablas con los migrantes venezolanos, aunque quieren regresar a Venezuela, saben que no va a ser posible porque los problemas que existen dentro del país son muy graves. No quiero decir que va a ser una cuestión de largo plazo pero al menos sí de medio plazo”, dijo.

Gould también aplaudió el aumento de la contribución de Estados Unidos, lo que considera otro reconocimiento de que la crisis “está impactando a todos los países de las Américas”.

Las contribuciones entre donaciones y préstamos cubren la cifra que la semana pasada la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) solicitó de forma urgente para dar respuesta a la crisis. Entonces, ese organismo cifró en 1.440 millones de dólares la cantidad necesaria para asistir a los migrantes y refugiados venezolanos que escapan al régimen de Nicolás Maduro.

“El éxodo sin fin, corre riesgo de convertirse en una crisis olvidada”

El representante especial de ACNUR-OIM para las Personas Venezolanas Refugiadas y Migrantes, Eduardo Stein, dijo esta semana en un comunicado que “el éxodo de Venezuela parece no tener fin, así que existe la posibilidad de que se convierta en una crisis olvidada”. Stein añadió que “la pandemia de COVID-19 sigue devastando la región y el futuro de millones de refugiados y migrantes, así como el de los países de acogida, está en juego. Solidaridad y compromiso son necesarios más que nunca para asegurar que la ayuda siga siendo entregada”. Pero lejos de disminuir, la crisis sigue en aumento con el riesgo de desestabilizar los países vecinos.

La ministra de Desarrollo Internacional de Canadá, Karina Grant, dijo que “más de la mitad (de los 5,7 millones de desplazados venezolanos) no tienen suficiente para comer. Entre el 80% y el 90% han perdido sus fuentes de ingresos. Uno de cada cuatro niños se separó de sus familias durante el trayecto.

A casi 90% de las empresas les falta combustible
Falta de combustible en Venezuela. Foto: Reuters.

El 89,4% de las empresas vinculadas a los servicios, construcción, alimentación y otras áreas en Venezuela tienen problemas para adquirir combustible, según una encuesta difundida esta semana por el Observatorio Digital de la Productividad de la principal patronal del país, Fedecámaras. para la encuesta se tomó una muestra de 246 empresas a nivel nacional y “determinó que es necesario un aproximado de 9.259.405 litros de combustible mensuales para cubrir la demanda actual de gasoil”. De las 246 empresas, el 62,92% se concentran en los sectores de alimentos, servicios, comercios e industria, entre otros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados