informe final

El MH17 fue derribado por un misil de fabricación rusa

La investigación internacional sobre la caída del avión de Malaysia Airilines el 17 de julio de 2014 confirmó que la aeronave fue abatida por un misil BUK lanzado desde una zona controlada por separatistas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El sitio donde el avión MH17de Malaysia Airlines fue derribado. Foto: AFP/BULENT KILIC

los investigadores internacionales concluyeron hoy que el vuelo MH17 de Malaysia Airlines fue derribado por un misil BUK de fabricación rusa disparado desde una zona del este de Ucrania controlada por los separatistas prorrusos, informó un diario holandés poco antes de la publicación del informe oficial.

Los resultados de la investigación de 15 meses sobre la catástrofe del 17 de julio de 2014 que dejó 298 muertos podrían exacerbar las tensiones entre Occidente, que culpa a Rusia de lo ocurrido, y Moscú, que niega su implicación.

"El vuelo MH17 se estrelló como resultado de una detonación de un misil fuera del aparato en la parte izquierda de la cabina de mando", señaló en una conferencia de prensa el director de la Oficina Holanda de Seguridad (OVV), Tjibbe Joustra.

Joustra precisó que el misil fue un BUK, de fabricación rusa, concretamente del tipo 9N314M, disparado desde un área de 320 kilómetros en la zona este de Ucrania, controlada por rebeldes rusos.

"Ese misil corresponde al tipo de misiles instalados en los sistemas de misiles tierra-aire BUK", precisó, en el informe final sobre las causas de la catástrofe en la que murieron 298 personas -entre ellas 193 holandeses- que viajaban a bordo del Boeing 777 de Malaysia Airlines.

"Como resultado de la detonación, la parte de delantera del avión quedó arrancada y el avión se partió en el aire", continuó.

Rusia siempre ha negado cualquier responsabilidad en el suceso y ha culpado al ejército ucraniano, que combatía contra los rebeldes prorrusos del este de Ucrania en julio de 2014.

La OVV, que dirigió un equipo internacional de expertos, aseguró que su misión no era determinar quién disparó, ya que esto deberá ser elucidado por una investigación penal holandesa.

"Muchísimas cosas extrañas". 

Moscú y el fabricante estatal de armas Almaz-Antey negaron esas acusaciones. El ministro ruso de Relaciones Exteriores declaró ayer que había "muchísimas cosas extrañas" en la investigación, incluido el hecho de que no se confiara a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Almaz-Antey anunció, por su parte, una rueda de prensa en Moscú para ofrecer su versión de lo ocurrido con el avión de Malaysia Airlines.

El fabricante, que estudió fotos de los restos del aparato, considera probable el uso de un misil BUK, pero afirmó que se usó un BUK-M1, que Rusia ya no produce desde 1999.

El informe abordará "las causas de la catástrofe", los motivos por los que los familiares holandeses tuvieron que esperar entre dos y cuatro días antes de que les confirmaran la muerte de los pasajeros y la cuestión de los vuelos civiles en zonas conflictivas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)