DRAMA EN LA FRONTERA

México reduce 70% el flujo de migrantes a la frontera con EE.UU.

El flujo de migrantes que llega a la frontera sur de Estados Unidos pasó de 144.116 personas interceptadas en mayo a 42.710 en noviembre.

"Las Patronas" preparan comida para entregarle a inmigrantes que intentan cruzar a EEUU a bordo de un tren. Foto: AFP.
Inmigrantes que intentan cruzar a EEUU a bordo de un tren. Foto: AFP (Archivo)

El Gobierno de México defendió ayer jueves su plan contra la migración irregular y afirmó que logró reducir cerca del 70% el número de personas que llegan a su frontera con Estados Unidos, contentando al país vecino sin vulnerar los derechos humanos.

De acuerdo con el informe “Plan de Migración y Desarrollo” presentado por el canciller, Marcelo Ebrard, el flujo de migrantes que llega a la frontera sur de Estados Unidos pasó de 144.116 personas interceptadas en mayo a 42.710 en noviembre, lo que indicaría una disminución del flujo del 70,4%.

“Es la reducción más importante de flujos en las últimas décadas”, manifestó el canciller, quien además recalcó que a pesar de ser un operativo enorme, a cargo en buena medida de la nueva Guardia Nacional de México, no se ha tenido recibido ninguna denuncia por vulneración de derechos humanos.

Destacó además la reducción en niñas y niños migrantes no acompañados, que ha sido del orden del 82%.

Ebrard indicó que México no ha negado refugio a prácticamente nadie, y destacó que este año se está evaluando otorgar asilo a unas 60.000 personas, lo que es “un número muy alto”.

En la lucha contra la migración irregular, destacó que entre mayo y noviembre se logró detener a 103 traficantes de migrantes. Señaló que gracias a la intervención de fuerzas de seguridad se rescató a 59.843 en la frontera sur.

Un funcionario de la Policía Federal de México ayuda a un niño en las cercanías de la valla fronteriza. Foto: AFP
Un funcionario de la Policía Federal de México ayuda a un niño en las cercanías de la valla fronteriza. Foto: AFP

A inicios de junio y tras una semana de gran tensión, Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo migratorio que evitó que el primer país impusiera aranceles a todos los productos provenientes del segundo.

A raíz de ello, México envió a las fronteras norte y sur a la recién creada Guardia Nacional, logrando reducir el flujo.

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, destacó ayer que tras la “crisis” con el Gobierno de los Estados Unidos se llegó a un acuerdo “en muy buenos términos” que alejó la “posibilidad de guerra comercial”, que hubiera impactado a ambos países.

“Se tomaron medidas y hay buenos resultados, porque se contuvo el flujo migratorio de sur a norte. Se hizo dando opciones de trabajo a migrantes, protegiendo a niños, mujeres, sin violar derechos humanos, y esto permitió alejar el conflicto con Estados Unidos”, aseveró el presidente.

A su vez, el canciller negó que esta política migratoria sea una respuesta a los intereses de Estados Unidos, pues dijo que lo que se “está haciendo es cumplir con la ley mexicana”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados