GOBIERNO PLANTEA CONSULTA

México: promueven investigar y juzgar a cinco expresidentes

López Obrador presentó ayer martes al Senado una iniciativa para celebrar una consulta popular que decida si se investiga y juzga a cinco expresidentes por sus “calamidades”.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. Foto: Efe.
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. Foto: EFE

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó ayer martes al Senado una iniciativa para celebrar una consulta popular que decida si se investiga y juzga a cinco expresidentes por sus “calamidades”. López Obrador plantea una consulta en la que él mismo votaría “no” porque dice que no quiere venganza, pero que ha decidido impulsar con su nombre, apellidos y cargo ante el previsible fracaso de la campaña ciudadana de recogida de firmas.

El proyecto asegura que durante cinco sexenios (entre 1988 y 2018) se cometieron en México “prácticas gubernamentales que desembocaron en un crecimiento descontrolado de la violencia, la inseguridad pública, la violación masiva de derechos humanos, la impunidad como norma y el quebrantamiento del Estado de derecho”. López Obrador atribuye esos males a “un modelo político y económico elitista, antidemocrático, antinacional y antipopular”.

Eso ese tradujo, entre otras cosas, “en la pérdida de centenares de miles de vidas, en decenas de miles de desapariciones, en la conculcación de derechos políticos y sociales, en el crecimiento de la pobreza”.

Los expresidentes acusados de todo esto son Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Durante el Gobierno de Salinas (1988-1994), fue “cuando crecieron más en nuestro país las diferencias económicas y sociales entre ricos y pobres” al mismo tiempo que “se entregó a particulares nacionales o extranjeros una cantidad sin precedentes de bienes públicos”.

Zedillo (1994-2000), “continuó las políticas privatizadoras de su antecesor y las llevó hasta sus últimas consecuencias”.

A Vicente Fox (2000-2006) lo acusa de intervenir “indebida e ilegalmente en el proceso electoral a fin de impedir el triunfo de la oposición”, es decir, del propio López Obrador, quien sostiene desde entonces que se cometió contra él un fraude en esos comicios de 2006.

El presunto beneficiado de ese fraude fue Calderón (2006-2012), señalado en el documento por “embarcar al país en una estrategia militar supuestamente orientada a ‘combatir el narcotráfico’ que exacerbó la violencia y multiplicó las zonas del territorio nacional bajo control de las bandas delictivas”.

Por último, señala a Peña Nieto (2012-2018) por recibir “grandes cantidades de dinero de procedencia desconocida en la campaña presidencial” y por su implicación en sobornos tanto en el caso Odebrecht como en la reforma energética.

La iniciativa llegó al Senado en el último día habilitado para que el Congreso reciba una propuesta de este tipo en un año previo a unos comicios federales como los que sucederán en junio de 2021.

Precisamente, López Obrador plantea que la consulta sobre los expresidentes se dé el mismo día de esas elecciones, el 6 de junio.

Antes, sin embargo, la Suprema Corte de Justicia deberá recibir la iniciativa de manos del Senado y avalarla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados