SISTEMA DE PENSIONES

México presentó un ambicioso plan de reforma jubilatoria

El presidente Andrés Manuel López Obrador urgió al Congreso a aprobar la reforma para evitar una crisis de las finanzas.

El presidente López Obrador y el ministro de Hacienda Herrera presentando la reforma. Foto: Reuters
El presidente López Obrador y el ministro de Hacienda Herrera presentando la reforma. Foto: Reuters

El gobierno de México presentó ayer miércoles un proyecto de reforma del sistema de pensiones que busca aumentar en un 40% la prestación por jubilación y rebajar el tiempo de cotización.

El actual sistema jubilatorio, del año 1997, ha sido cuestionado por el bajo rendimiento que otorga a los empleados, mientras que especialistas han advertido que es una especie de bomba de tiempo por el creciente aporte del Estado al sistema, poniendo en riesgo las finanzas públicas.

La reforma busca que el monto de jubilación se acerque “muchísimo” al último salario que recibió el trabajador e incrementa el porcentaje de contribución de las empresas, dijo el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, al anunciar el plan junto al presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el acto estuvieron también el presidente del poderoso Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar, el secretario general de la Confederación de Trabajadores de México, Carlos Aceves, y los coordinadores del partido oficialista Morena en Diputados, Mario Delgado, y en el Senado, Ricardo Monreal.

“Después de esta reforma se espera que el trabajador promedio aumente su pensión en un 40%”, dijo Herrera.

El sistema actual de pensiones se financia a través de fondos aportados por los trabajadores, las empresas y el gobierno. Pero era blanco de fuertes críticas por el aumento en los aportes gubernamentales y por el bajo rendimiento que ofrecía a las pensiones de los trabajadores en retiro.

“Está cambiando el monto total de recursos para que los trabajadores tengan acceso a una pensión, pero no va a ser a costa de que tengan que ahorrar más los trabajadores y por lo tanto tengan que disminuir su ingreso disponible”, destacó Herrera.

Así, la reforma propuesta, que será enviada esta misma semana a la Cámara de Diputados, prevé que el límite inicial para recibir la jubilación baje de 25 a 15 años, sin necesidad de que aumente la contribución de los trabajadores.

En compensación, dispone una subida progresiva del aporte patronal al sistema, a un 13,87% desde el 5,15% actual, y reduce las comisiones que cobran las principales administradoras privadas de fondos de pensiones, actualmente en torno a un 1%, hasta llegar al estándar internacional del 0,7%.

Estas entidades, también conocidas como Afores en México, administraban ahorros por unos 4,3 billones de pesos (192.800 millones de dólares) al cierre de junio, según datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

La reforma al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) también aumenta de 34% al 82% la cobertura de trabajadores con una pensión garantizada y elevaría de 56% a 97% el número de mexicanos activos con derecho a una pensión.

“En un periodo de ocho años los patrones van a incrementar en 2,7 veces lo que ellos aportan para el retiro de los trabajadores, la aportación que hace el Estado mexicano en este rubro no va a cambiar”, detalló Herrera.

El presidente Andrés Manuel López Obrador urgió al Congreso a aprobar la reforma para evitar una crisis de las finanzas. “Si esa reforma no se corrige, al pensionarse los trabajadores recibirían menos de la mitad de su salario, esto seguiría agravando con el tiempo, nosotros no padeceríamos mucho por esa mala reforma, pero hacia adelante habría crisis”, indicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados