CONTRAPESO DE TRUMP

Merkel, la nueva "líder del mundo libre"

La elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, con un discurso populista, el autoritarismo en Rusia o Turquía y con una Unión Europea en crisis, lleva a algunos expertos a preguntarse si Angela Merkel se convertirá en la nueva "líder del mundo libre".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La política "de puertas abiertas" de Merkel causó rechazo en la población. Foto: AFP

"La expresión líder del mundo libre suele aplicarse al presidente de Estados Unidos, a menudo con ironía. Me atrevería a decir que a partir de ahora el líder del mundo libre es Angela Merkel", dijo el historiador británico Timothy Garton Ash, profesor en Oxford, en una columna en The Guardian.

La visita de Barack Obama a Berlín aumenta, si cabe, las expectativas depositadas en la canciller alemana. El presidente saliente no se despide de Europa en el Reino Unido, aliado tradicional de Washington, sino en Alemania, como si fuera a pasarle la posta.

"La elección de Trump hace que Merkel sea la última defensora de los valores humanistas de Occidente", considera el New York Times.

Para el periódico alemán de izquierda Taz "la importancia de la canciller irá en aumento, debe mantener la cohesión de la UE, hacer frente a Putin y a Erdogan y controlar a Donald Trump".

Las alternativas de liderazgo en Europa, debilitada por la subida del populismo, no son muchas. El Reino Unido estará ocupado durante años con el Brexit, y Francia e Italia atraviesan crisis económicas internas.

En semejante contexto, los alemanes dan por sentado que Merkel será candidata a un cuarto mandato en las legislativas de 2017.

"A la vista de las repercusiones de la victoria electoral de Trump, pensará sin duda que su tarea no está terminada y que debe seguir conduciendo a Europa", estima Daniela Schwarzer, directora del instituto de investigaciones DGAP, de Alemania.

Queda por ver cuál será el margen de maniobra de Merkel, cuyo país no forma parte del Consejo de Seguridad de la ONU y que, pese al envío reciente de soldados a Malí para luchar contra los islamistas o a Lituania frente a la amenaza rusa, no es muy partidaria de las intervenciones militares.

Trump choca con otros pilares de Merkel, como su política migratoria generosa, la defensa del libre comercio o la necesidad de luchar contra el cambio climático.

"La tarea de Merkel se ha complicado infinitamente", advierte Constanze Stelzenmüller, analista de la Fundación Robert Bosch, en el Washington Post.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados