100 DÍAS EN LA CASA BLANCA

Los mensajes de Biden que molestaron a China y Rusia

El presidente norteamericano dejó claro en su discurso ante el Congreso que China y Rusia son los grandes rivales de Estados Unidos en el tablero internacional.

El presidente estadounidense Joe Biden habló el miércoles, con motivo de sus primeros 100 días en la Casa Blanca. Foto: AFP
El presidente estadounidense Joe Biden habló el miércoles, con motivo de sus primeros 100 días en la Casa Blanca. Foto: AFP

En su discurso del miércoles ante el Congreso con motivo de sus primeros 100 días en la Casa Blanca, el presidente Joe Biden dejó claro que China y Rusia son los grandes rivales de Estados Unidos en el tablero internacional.

Biden señaló que le dijo a su colega chino Xi Jinping en su primera conversación telefónica que Estados Unidos “da la bienvenida a la competencia” y que “no está buscando el conflicto”. “Pero fui absolutamente claro que defenderemos los intereses de Estados Unidos en todos los ámbitos”, agregó.

“Estados Unidos hará frente a las prácticas comerciales injustas que socavan a los trabajadores e industrias estadounidenses, como los subsidios a las empresas estatales y el robo de tecnología y propiedad intelectual estadounidenses”, añadió.

Biden también dijo que le transmitió a Xi que “mantendrá una fuerte presencia militar en el Indo-Pacífico, al igual que hacemos con la OTAN en Europa, no para empezar un conflicto sino para prevenirlo”.

Las tensiones entre ambos han aumentado en los últimos años, a medida que Estados Unidos ha denunciado las iniciativas militares chinas y violaciones de derechos humanos, especialmente en Hong Kong y en la provincia de Xinjiang, donde vive una importante minoría musulmana, los uigures.

Aunque comparte la determinación de su antecesor Donald Trump en hacer frente a China, Biden rompió en su discurso con el nacionalismo agresivo del exmandatario republicano al defender repetidas veces la cooperación global.

El presidente estadounidense afirmó asimismo que no buscaba empeorar las relaciones con Rusia.

En sus primeros tres meses de gobierno, Biden impuso sanciones a Rusia por el envenenamiento al líder opositor Alexei Navalni y por la supuesta interferencia del Kremlin en elecciones estadounidenses y el espionaje informático.

Pero Biden también propuso una cumbre en un tercer país con el presidente ruso Vladimir Putin, y apuntó en su discurso a entablar una cooperación en temas como el cambio climático y la reducción de armamento nuclear. “Le he dejado muy claro a Putin que no buscamos una escalada pero que sus acciones tienen consecuencias”, indicó Biden.

El presidente estadounidense también prometió atender la “serie amenaza” de los programas nucleares de Irán y Corea del Norte.

“Trabajaremos de cerca con nuestros aliados para tratar las amenazas que presentan ambos países a través de la diplomacia y una firme disuasión”.

Estados Unidos mantiene un diálogo indirecto con Irán en Viena con la intención de volver al tratado de desnuclearización desechado por Trump. De manera separada, el gobierno de Biden está recalibrando la política hacia Corea del Norte, tras el fracaso de las negociaciones en tiempos de Trump, que incluyó tres reuniones con el dictador Kim Jong-un.

Reacciones internacionales.

China y Rusia respondieron ayer jueves al discurso de Biden. China advirtió a Estados Unidos contra el riesgo de querer imponer sus ideales democráticos a otros países, al tiempo que criticó las sanciones comerciales y las maniobras militares en la zona de influencia de Pekín.

Biden aseguró que “los autócratas piensan que las democracias no pueden competir”.

Preguntado por el discurso de Biden, el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino, Wang Wenbin, dijo que “obligar a otros países a aceptar el propio sistema democrático (...) solo creará divisiones, intensificará la tensión y socavará la estabilidad”.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó que los “pasos hostiles” de Washington hacia Rusia dificultan el análisis de la propuesta de Biden de celebrar una reunión con Putin. El asesor del Kremlin para Asuntos Internacionales, Yuri Ushakov, señaló la semana pasada que Putin y Biden podrían reunirse en junio.

Las tensiones entre ambos se dispararon en marzo pasado después de que Biden llamara “asesino” a Putin, tras lo cual Moscú llamó a consultas a su embajador en Washington, Anatoli Antónov, quien aún no ha vuelto a su puesto.

La región.

América Latina fue la gran ausente en su discurso. Biden habló de su plan migratorio para Centroamérica e instó al Congreso a que apruebe este año una ley de protección a los “soñadores”, jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos siendo niños. Pero no hizo ninguna referencia a los regímenes en Cuba, Venezuela o Nicaragua, y tampoco mencionó a sus aliados en América del Sur. Sin embargo, hace pocos días envió a la región a su principal asesor para América Latina, Juan González, quien estuvo en Colombia, Argentina y Uruguay. (AFP, EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados