ODISEA DE NIÑOS SOLITARIOS

Menores de 3, 4 y 5 años hacen un peligroso viaje a Estados Unidos sin sus padres

Los pequeños solo tienen un número telefónico de parientes en ese país.

Los padres huyen de la pobreza y la violencia en países como Honduras, Guatemala y El Salvador. Foto: AFP
Los padres huyen de la pobreza y la violencia en países como Honduras, Guatemala y El Salvador. Foto: AFP

El niño de tres años estaba solo y llorando. En la mañana del martes pasado, agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos en el puesto de Fort Brown, situado en el sur de Texas, en la cercanía de la frontera con México, encontraron al pequeño en un campo de maíz. Tenía su nombre y un número de teléfono escrito en sus zapatos. Los agentes indicaron que el chico pareció estar con un grupo grande de migrantes que huyeron cuando apareció la Patrulla Fronteriza.

El niño solitario que cruzó la frontera no es una sorpresa, debido a que más de 8.900 menores sin acompañantes fueron encontrados por la Patrulla Fronteriza en marzo, casi el doble del número registrado en octubre de 2018.

Muchos eran adolescentes, pero durante años, niños menores de doce años aparecen entre quienes hacen el viaje a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos sin sus padres ni otros parientes, muchas veces viajando con grupos de extraños. Esta es una historia desgarradora, compleja y disruptiva, a medida que niños de tan solo 3, 4 y 5 años pasan de un grupo migrante a otro durante días y con frecuencia, eventualmente quedan abandonados en el desierto de Arizona o en la agreste zona del sur de Texas.

Al igual que el niño hallado cerca de Brownsville (Texas) esta semana, los menores generalmente tienen números telefónicos de parientes en Estados Unidos escritos en sus prendas o en pequeños pedazos de papel que guardan en sus bolsillos.

“Estos casos rompen el corazón, debido a la corta edad de los niños y porque con frecuencia están confundidos y asustados por la odisea que viven”, señala Lindsay Toczylowski, director ejecutivo del Centro de Defensa Legal de Inmigrantes, son sede en Los Angeles, que provee asistencia jurídica a niños sin acompañantes.

Cómo los niños terminan a solas en el ámbito caótico de la frontera suroeste es una situación común. Los padres huyen de la pobreza y la violencia en países como Honduras, Guatemala y El Salvador. Dejan a uno o más de sus hijos con parientes y esos niños hacen el viaje con un pariente o con extraños. Después que cruzan la frontera de Estados Unidos, habitualmente los niños son abandonados por los traficantes y migrantes que creen que los menores serán rescatados por la Patrulla Fronteriza estadounidense.

“Encontramos a niños de 3 y 4 años que han sido abandonados por los traficantes de personas y por todos y librados a su suerte”, dice Jorge González, agente a cargo del puesto de la Patrulla Fronteriza en Brownsville y con 19 años de experiencia en esa fuerza.

El ejército mexicano está asistiendo a los centroamericanos que llegan a Tijuana. Foto: AFP
Foto: AFP

Una de las agencias estatales que sitúa a los niños en hogares informa que la cuarta parte de los casos involucran a pequeños de 5 años y edades aún más bajas.

González y otros funcionarios señalan que casi todos los niños y niñas que se encuentran en el centro de la Patrulla Fronteriza en McAllen (Texas) cruzaron la frontera sin sus familias, fueron detenidos como parte de grupos de migrantes más grandes y se espera que se reúnan con parientes que ya viven en Estados Unidos.

“Hemos visto numerosos casos”, dice González. “Son niños que, en realidad, no pertenecen a nadie dentro del grupo migrante y van a ser entregados a sus parientes que hicieron su camino hacia Estados Unidos hace tiempo”.

En el caso del niño de 3 años encontrado en el campo de maíz, los funcionarios federales realizan diversas actuaciones para reunir al menor con su familia. Imágenes difundidas en Twitter por Aduanas y Protección Fronteriza, muestran al niño sentado en un escritorio en la oficina de la Patrulla Fronteriza mirando las aventuras de Paw Patrol en el PC de un funcionario.

Estos niños son ilustrativos de la desesperación de las personas que llegan por vía ilegal a Estados Unidos. Muchas de las familias que envían a sus hijos no comprenden o ignoran el peligro del traicionero viaje que obligan a hacer a los menores.

Terrible.

Niños y niñas por igual están en riesgo de abuso y explotación sexual por los traficantes, de sufrir graves enfermedades o morir como consecuencia del calor, el frío y la deshidratación en el vasto y agreste terreno de la frontera suroeste. No se conoce cuántos casos de niños que viajan solos terminan en una tragedia.

En 2014, una chica de 12 años salió de Ecuador para reunirse con sus padres en el Bronx (Nueva York). Nunca llegó a destino. La niña fue víctima de violencia sexual por los traficantes en la frontera en Ciudad Juárez (México). Pocos días despues, el 11 de marzo de 2014, se ahorcó. Una investigación conjunta de la que participaron agencias policiales de Estados Unidos derivó en el procesamiento en México de 40 personas involucradas en el tráfico y abuso sexual de la chica, así como de varias mujeres y niños.

El agente González recuerda un hecho ocurrido hace un año cuando él se desempeñaba en otro puesto de la Patrulla Fronteriza, en el Condado Starr (Texas). Los agentes hallaron a un niño de 4 años que tenía el número telefónico de su tía en un papel. Si bien el niño había cruzado con un grupo de migrantes, González señala que “ninguno quiso involucrarse y todos dijeron que no lo conocían”. Los agentes lograron establecer contacto con la tía, quien los puso en comunicación con la madre del chico que también residía en Estados Unidos.

Drama cotidiano en la frontera

La frontera entre Estados Unidos y México tiene 3.142 kilómetros y es escenario de un drama diario, a medida que migrantes que escapan de la pobreza y la violencia cruzan por vía ilegal hacia el territorio estadounidense. Las situaciones más preocupantes y difíciles de abordar para la Patrulla Fronteriza son las de los niños que llegan solos. A lo largo del periplo se exponen a sufrir abusos por las bandas de traficantes de personas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)