REALEZA BRITÁNICA

Megxit: la reina Isabel II convocó a un cónclave familiar

Carlos, Guillermo y Enrique cara a cara, Meghan Markle por teléfono.

Familia real: la decisión de Enrique y Meghan de emanciparse causó malestar en la reina Isabel, que no había sido consultada. Foto: AFP
Familia real: la decisión de Enrique y Meghan de emanciparse causó malestar en la reina Isabel, que no había sido consultada. Foto: AFP

A pocos días del Brexit -la salida del Reino Unido de la Unión Europea el 31 de enero próximo-, los británicos están siguiendo como una telenovela el Megxit, la emancipación del príncipe Enrique y su esposa Meghan de la familia real.

La noticia causó tal revuelo que la reina Isabel II convocó para hoy lunes a una reunión familiar para analizar la crisis. Allí estarán su hijo Carlos y sus nietos Guillermo y Enrique.

El encuentro se celebrará en la residencia privada de la reina en Sandringham, en el este de Inglaterra, y Meghan, quien se encuentra en Canadá, podrá participar a través de una conferencia telefónica.

El ambiente será sin duda muy tenso, ya que la familia prácticamente se enteró por la prensa del deseo de Enrique (35) y de la exactriz estadounidense Meghan Markle (38), de retirarse como miembros de primer rango de la familia real, vivir una parte del año en Canadá y trabajar para adquirir independencia financiera.

Según la prensa británica, la reina, de 93 años, no fue consultada. Isabel II pidió a la familia que encuentre una “solución” al deseo de su nieto, sexto en el orden de sucesión.

Según el Sunday Times, en el encuentro se abordarán varios temas como la cantidad de la asignación financiera que el príncipe Carlos atribuye al matrimonio, que son los ingresos principales de la pareja, los títulos reales y el alcance de las transacciones comerciales que Enrique y Meghan podrán emprender.

Señal del malestar que esta decisión ha creado en la familia real, el Sunday Times publicaba el domingo que el príncipe Guillermo siente que él y Enrique, muy unidos desde la muerte de su madre Diana en 1997, se habían distanciado mucho.

Enrique, Meghan y su hijo, Archie, de ocho meses, pasaron la Navidad en Canadá, y la exactriz estadounidense regresó a ese país la semana pasada.

Se tomaron unas largas vacaciones tras haber expresado su malestar por las críticas de la prensa sensacionalista británica sobre los supuestos caprichos de Meghan y su lujoso estilo de vida.

Hasta el momento, Meghan y Enrique han renunciado a su parte de asignación mensual, aunque manifestaron su deseo de conservar sus títulos de duques de Sussex, la protección policial y el uso del Frogmore Cottage, una casa en los terrenos del castillo de Windsor, al oeste de Londres, cuya renovación se pagó con 2,4 millones de libras del erario.

Además, la pareja registró la marca “Sussex Royal”, que cubre ámbitos diversos: desde tarjetas postales hasta ropa pasando por consultorías o campañas caritativas.

La mayor parte de los ingresos de Enrique y Meghan llegan a través del ducado de Cornualles, la amplia cartera de propiedades e inversiones del príncipe Carlos. De ahí, Enrique y Meghan recibieron en el ejercicio 2018-2019 unos 5 millones de libras (5,87 millones de euros), según “The Guardian”.

Esas cifras no incluyen, sin embargo, el coste de su seguridad y los gastos de viajes oficiales al extranjero.

Guillermo, el heredero al trono: “Estoy triste”

Príncipe Guillermo junto a Enrique y Meghan Markle. Foto: AFP
Príncipe Guillermo junto a su hermano, el principe Enrique y su esposa Meghan Markle. Foto: AFP

Tras el anuncio de los duques de Sussex, el príncipe Enrique (sexto en la línea de sucesión) y su esposa Meghan Markle, de su intención de renunciar a las obligaciones de la corona británica para volverse económicamente independientes, las reacciones no paran de llegar. Y ahora llegó el turno del futuro rey, el hermano de Enrique, el príncipe Guillermo. El heredero al trono expresó su tristeza por la decisión de su hermano menor, y aseguró que ahora son “ entidades separadas”.

“He rodeado con mis brazos a mi hermano toda la vida pero ya no puedo hacerlo”, dijo de acuerdo al The Sunday Times.

Sin embargo, según el diario, Guillermo espera que todo este asunto pueda resolverse para que la familia real vuelva a sentirse “un equipo”. “Estoy triste. Todo lo que podemos hacer, y todo lo que puedo hacer, es tratar de apoyarlos y esperar que llegue el momento en que todos nos sintamos en la misma página. Quiero que todos juguemos en el mismo equipo”, dijo Guillermo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados