ESTADOS UNIDOS

Medida de Trump sobre refugiados provoca caos y enojo en el mundo

La medida también prohíbe la entrada a Estados Unidos de viajeros procedentes de países de mayoría musulmana -Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen- durante 90 días por lo que varios turistas no pudieron salir de los aeropuertos o subir a los vuelos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Protestas en la puerta de la terminal 4 del aeropuerto JFK de Nueva York. Foto: AFP

Las autoridades estadounidenses empezaron a implementar la orden de Trump para frenar la llegada de musulmanes, reteniendo a viajeros en aeropuertos estadounidenses a pocas horas de que el presidente firmara las nuevas medidas, informaba la prensa este sábado.

El diario The New York Times señaló que agentes aeropuertarios empezaron el viernes por la noche a detener a viajeros, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara su orden ejecutiva de cerrar las fronteras a los refugiados e inmigrantes de siete países musulmanes.

La medida suspende el programa estadounidense de acogida de refugiados durante al menos 120 días, mientras se concreta el futuro sistema de verificación de visas.

Una portavoz del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos dijo que las medidas adoptadas incluyen a personas que cuentan con la residencia permanente o "green card".

El decreto provocó enojo entre viajeros árabes en Oriente Medio y el norte de África, que lo calificaron como humillante y discriminatorio. Generó también fuertes críticas de aliados occidentales de Estados Unidos como Francia, Alemania, y de grupos árabes-estadounidenses y organizaciones de derechos humanos.

"Esta es una decisión estúpida y terrible que perjudicará al pueblo estadounidense más que a nadie porque demuestra que el presidente no puede gestionar asuntos de relaciones entre personas, ni temas políticos y ni globales", dijo un ejecutivo yemení-estadounidense de una petrolera en la capital de Yemen, Saná.

Las prohibiciones afectan a viajeros con pasaportes de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen. En El Cairo, a cinco pasajeros iraquíes y un yemení se les prohibió el sábado abordar un vuelo de EgyptAir a Nueva York, dijeron fuentes de la terminal aérea.

Durante la renovación del sistema de visas se harán algunas excepciones a personas pertenecientes a "minorías religiosas", que favorecerán principalmente a los cristianos.

La medida cumple con una de las promesas más controvertidas de la campaña, cuando Trump prometió que iba a contener la inmigración procedente de varios países musulmanes que, según él, suponen una amenaza terrorista para Estados Unidos, y someter a los viajeros de esas naciones a "investigaciones extremas".

El Times dijo que las detenciones ya se habían enfrentado a nuevos desafíos legales cuando abogados representantes de dos refugiados iraquíes, que fueron retenidos en el aeropuerto de Nueva York John F. Kennedy, presentaron un recurso para su liberación, alegando que los viajeros habían sido detenidos ilegalmente.

Afuera de la terminal 4 del aeropuerto JKFde Nueva York, se realizó una protesta espontánea contra las medidas que prohiben el ingreso de algunas personas a Estados Unidos. Personalidades como Michael Moore apoyaron la convocatoria. 

Si no puede ver el video, haga click aquí. 

ONU le pide que reconsidere

La ONU exhortó este sábado a Trump a continuar con la larga tradición de acogida de refugiados en Estados Unidos y a no hacer distinciones de raza, nacionalidad o religión.

Trump anunció el viernes un giro en temas migratorios y de acogida de refugiados para detener, dijo, la eventual entrada en el territorio estadounidense "de terroristas islámicos radicales". La medida está destinada a algunos países musulmanes.

En una declaración conjunta, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) recordaron que el programa estadounidense de reasentamiento "es uno de los más importantes en el mundo". 

Los puestos de reubicación ofrecidos por cada país "son vitales. La OIM y ACNUR esperan que Estados Unidos siga desempeñando su papel importante de líder y prosiga con su larga tradición de protección de los que huyen de los conflictos y de las persecuciones", añade la declaración.

Las dos agencias encargadas de los migrantes y los refugiados recuerdan también a Trump un principio básico: "Estamos profundamente convencidos de que los refugiados deben recibir un trato equitativo y oportunidades de reasentamiento, independientemente de su religión, nacionalidad o raza".

La OIM y ACNUR afirman estar dispuestas a "seguir trabajando activamente y de forma constructiva con el gobierno estadounidense, como desde hace décadas, para proteger a los que más lo necesitan".

Asociaciones presentan demanda

Varias asociaciones estadounidenses de defensa de los derechos civiles presentaron este sábado un recurso judicial sobre el decreto del presidente Donald Trump que suspende la llegada de refugiados y nacionales de varios países musulmanes.

La demanda fue presentada ante un tribunal federal de Nueva York por la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) y otras asociaciones, después de que dos hombres iraquíes fueran detenidos la noche del viernes en el aeropuerto JFK de Nueva York en base al decreto recién promulgado.

En Europa están preocupados

Las decisiones del presidente estadounidense, Donald Trump, entre otras las restricciones al ingreso de refugiados en Estados Unidos, "preocupa" a Francia y Alemania, declaró el sábado el canciller francés, Jean-Marc Ayrault, al cabo de una reunión con su homólogo alemán, Sigmar Gabriel, en París.

"Acoger a refugiados que huyen de la guerra es parte de nuestro deber. Debemos organizarnos para hacerlo de manera equitable, justa, solidaria", dijo Ayrault.

Interrogado específicamente sobre las restricciones draconianas decretadas el viernes por Trump sobre la inmigración y el ingreso de refugiados, Ayrault afirmó, junto a su colega alemán, que "esta decisión sólo nos puede preocupar".

"Pero hay muchos otros temas que nos preocupan", agregó.

"Contactaremos a nuestro colega (estadounidense) Rex Tillerson cuando sea nombrado para discutir punto por punto y tener una relación clara", dijo Ayrault, precisando que invitaría a su futuro homólogo estadounidense a París.

El Secretario de Estado estadounidense aún no fue confirmado por el Senado.

"Se necesita claridad, coherencia y, si es necesario, firmeza para defender a la vez nuestras convicciones, nuestros valores, nuestra visión del mundo, nuestros intereses, franceses, alemanes y europeos", dijo.
El socialdemócrata alemán Sigmar Gabriel (SPD) fue nombrado el viernes al frente del ministerio de Exteriores alemán efectuaba el sábado su primera visita oficial a París.

(En base a agencias)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados