REDES SOCIALES

La media hora en que el mundo entró en “pánico” por la caída de WhatsApp, Instagram y Facebook

El “pánico” comenzó hacia las 14.30 de Uruguay y duró una media hora. Luego todo volvió a la normalidad.

Las tres aplicaciones pertenecen al grupo Facebook; hasta anoche, no se explicó en que había consistido la falla técnica. Foto: Reuters
Las tres aplicaciones pertenecen al grupo Facebook; hasta anoche, no se explicó en que había consistido la falla técnica. Foto: Reuters

Fue media hora, pero bastó para que millones de personas pusieran el grito en el cielo. ¿El motivo? Un problema técnico interrumpió ayer viernes el acceso a las aplicaciones de WhatsApp, Instagram y Facebook Messenger.

El “pánico” comenzó hacia las 14.30 de Uruguay y duró una media hora. Luego todo volvió a la normalidad.

“Usuarios tuvieron problemas para acceder a algunos servicios Facebook debido a un problema técnico”, dijo un portavoz del grupo, a quien pertenecen las tres aplicaciones. “Resolvimos el problema para todo el mundo y pedimos disculpas por los problemas ocasionados”, añadió, sin dar explicaciones de qué había fallado.

Las interrupciones fueron detectadas por el sitio especializado Downdetector.com.

Antes de resolver el problema, un mensaje en Instagram indicaba que era “imposible actualizar el servicio”, y reportaba un error tipo 5xx, sin más detalles. En el caso de WhatsApp, los usuarios no podían conectarse, ni llamar ni enviar mensajes.

Muchos usuarios recurrieron a Twitter para quejarse de la interrupción.

El #whatsappoutage fue tendencia en algunos países.

Otros apelaron a Telegram, el mensajero instantáneo que siempre aparece como alternativa cuando WhatsApp deja de funcionar. También está Signal, que viene ganando adeptos desde el último cambio de condiciones de uso de WhatsApp, a principios de año.

Downdetector.com, que registra los comentarios de los usuarios cuando falla alguna plataforma en internet, recogió 1,2 millones de quejas procedentes de al menos 45 países, a la vez que 23.000 personas habían publicado mensajes sobre los problemas con el servicio de mensajería. El 70% de los usuarios de WhatsApp se quejaba de problemas de conexión, un 28% de problemas para enviar o recibir mensajes y el 1% de problemas a la hora de identificarse en el servicio.

En el caso de Facebook, el 90% se quejaba de problemas con la web y el 9% de problemas de identificación. El 56% de los usuarios de Instagram hablaba de problemas para conectarse y un 43% de problemas en el muro de noticias. Las tres aplicaciones afectadas ayer reúnen unos 2.000 millones de usuarios en todo el mundo.

Downdetector rastrea las interrupciones al recopilar informaciones de estado de una serie de fuentes, incluidos los errores enviados por el usuario en su plataforma.

China bloquea Signal.

La aplicación móvil de mensajería encriptada Signal también tuvo problemas esta semana, pero en China, donde fue bloqueada por el régimen comunista. La aplicación dejó de funcionar en ese país, por lo que ahora solo se podrá utilizar a través de redes virtuales privadas (VPN, por sus siglas en inglés).

Así, Signal se une a otras aplicaciones vetadas en China, como WhatsApp o Telegram, para cuyo uso también es necesario activar una VPN que circunvale el llamado “Gran Cortafuegos de China”, que impide el acceso a aplicaciones y páginas web censuradas por Pekín.

China no permite el acceso de sus ciudadanos a plataformas como YouTube, Facebook, Twitter, Instagram, Google o Gmail, y a las web de medios occidentales. (Con información de AFP, EFE y El País de Madrid)

Cristina Kirchner le ganó demanda a Google

La Corte Suprema de Justicia de Argentina rechazó el planteo de Google y falló a favor de la vicepresidenta Cristina Kirchner en la demanda contra la firma por asociar su nombre con el calificativo “ladrona”.

Cristina Kirchner demandó a Google en agosto del año pasado luego de que en mayo se conociera que en el “panel de conocimiento”, el recuadro más importante que se muestra cuando se busca a una persona, figuraba su nombre y la leyenda: “Ladrona de la Nación Argentina”. El fallo significa que la Justicia podrá acceder a los servidores de Google “para garantizar que no se altere ninguna información que ‘se haya elaborado con el único fin de dañarla’”. (La Nación/GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error