VESTIDO PARA LA OCASIÓN

Mea culpa y recompensa a los usuarios de Facebook

Pagará desde US$ 500 denuncia de filtración que afecte a 10.000 personas.

Senado: el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ayer en las comisiones de Comercio y Jurídica fue largamente interrogado por los senadores. Foto: AFP
VEA EL VIDEO. Foto: AFP

El fundador y director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg (33), pidió formalmente disculpas ayer martes ante el Senado de Estados Unidos por la filtración de datos privados de millones de usuarios de esa red social.

"Fue mi error, y lo siento. Yo comencé Facebook, yo la administro, y soy responsable por lo ocurrido", dijo Zuckerberg.

"Mi mayor prioridad ha sido siempre conectar a la gente, nuestra misión social, crear comunidad y unir al mundo. Anunciantes y desarrolladores nunca serán una prioridad por encima de eso mientras yo dirija Facebook", añadió.

No obstante, Zuckerberg, reconoció que "no es suficiente" que su compañía "conecte a la gente", sino que tiene que "asegurarse de que esas conexiones son positivas" y proteger su privacidad. "Nos enfrentamos a una serie de cuestiones importantes en torno a la privacidad, la seguridad y la democracia. Y con razón ustedes tendrán algunas preguntas difíciles que hacerme", dijo a los senadores.

Zuckerberg, quien fundó Facebook en su residencia de la Universidad de Harvard en 2004, está luchando por demostrar a sus críticos que es la persona correcta para seguir liderando la que se ha convertido en una de las mayores compañías del mundo. Facebook enfrenta una enorme crisis entre sus usuarios, anunciantes, empleados e inversores después de reconocer que datos privados de unos 87 millones de personas, principalmente en Estados Unidos, fueron utilizados por Cambridge Analytica, una consultora política que asesoró a la campaña electoral de Donald Trump.

Ayer Zuckerberg participó de una tensa audiencia pública en una sesión conjunta de dos comisiones del Senado para explicar esta filtración.

Carrera armamentista.

Los senadores interrogaban a Zuckerberg por la forma en que el modelo de negocios de Facebook recolecta y utiliza información basada en datos de los propios usuarios.

El senador Chuck Grassley apuntó que este escándalo mostró que los usuarios de redes sociales "no han entendido por completo la cantidad de sus datos que son recolectados, protegidos, transferidos, usados y abusados".

Parte del interrogatorio a Zuckerberg se centró en los esfuerzos de Facebook para evitar la divulgación de informaciones falsas y la alegada influencia de Rusia en las elecciones de 2016 en Estados Unidos.

Zuckerberg dijo que Facebook ha desarrollado herramientas basadas en inteligencia artificial y la empresa amplió el número de personal para combatir esos problemas.

"Hay gente en Rusia cuyo trabajo es tratar de explotar nuestros sistemas, y otros sistemas cibernéticos", dijo. "Entonces, es como una carrera armamentista. Ellos se tornan mejores y nosotros tenemos que tornarnos mejores también", explicó Zuckerberg.

Habló también que Facebook está colaborando con la investigación que encabeza el fiscal especial Robert Mueller sobre la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016 (ver nota en esta página).

Regulación.

El lunes, Zuckerberg había realizado una visita al Congreso para reuniones privadas con varios legisladores, quienes le explicaron que aumentan las presiones en favor de una mayor regulación de las redes sociales.

El senador demócrata Bill Nelson dijo que Zuckerberg parecía estar tomándose la cuestión "muy seriamente". "Creo que entendió que una mayor regulación puede estar a la vuelta de la esquina", aseveró.

En cambio, el republicano John Kennedy rechazó la idea de más regulación. "No estoy interesado en regular a Facebook. Quiero que Facebook se regule a sí misma", apuntó.

Mientras en el interior del Senado Zuckerberg era sometido a un agotador interrogatorio, uno de los jardines externos del Capitolio era escenario de una protesta. Decenas de muñecos recortados con la imagen de Zuckerberg reclamaban por la demora de Facebook en adoptar medidas para proteger los datos de sus usuarios.

Investigada y denunciada a ambos lados del Atlántico, la red social comenzó el lunes a informar a los usuarios cuyos datos pudieron haber caído en manos de Cambridge Analytica.

Facebook recompensará las denuncias sobre uso abusivo de datos personales. El valor del premio estará "basado en el impacto de cada informe", con un mínimo de 500 dólares para casos que afecten a 10.000 personas o más.

Qué hacen las redes sociales

Datos que recogen: Todo lo que un usuario escribe en Facebook, todas las fotos o videos que publica, todos los "Me gusta" sobre los que cliquea, todo lo que comparte, todo lo que consulta, la identidad de los usuarios con los que interactúa, o su geolocalización.

Lo mismo sucede con Instagram y WhatsApp, filiales de Facebook, Snapchat o Twitter. Si el usuario lo autoriza, Facebook puede también ir a buscar informaciones en los sitios de internet que consulta mientras está conectado a la red social. También quedan registrados todos los datos de búsqueda en Google, Yahoo! (grupo Oath) o Bing (Microsoft).

Datos que venden: Facebook asegura que no vende a sus clientes anunciantes los datos personales identificables o los datos agregados. Lo que vende es la posibilidad de que un anunciante llegue entre los usuarios de Facebook al público al que apunta, multiplicando así la eficacia de una campaña. Twitter, por su lado, vende tuits, o más bien el acceso a un motor de búsqueda interna para ver todos los mensajes publicados en un periodo dado. Los motores de búsqueda no venden datos, sino el acceso a un consumidor de características muy precisas.

Lo que comparten:La inmensa mayoría de las redes sociales abren sus puertas a compañías externas que crean aplicaciones que se nutren en parte o totalmente de la explotación de los datos de usuarios de esas redes. En el caso de Facebook, la parte pública, es decir, toda la página para algunos, únicamente el nombre, apellido y la foto para otros, no necesita autorización del usuario.

En cambio la utilización del resto requiere el consentimiento del interesado. Únicamente los datos bancarios o de pago que posee Facebook están fuera de límites. Pero cuando los datos son recabados por estas aplicaciones, escapan a Facebook o a otras redes sociales. AFP

INVESTIGACIÓN

Facebook trabaja con fiscal de la trama rusa

Facebook trabaja con el equipo del fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller, para asistirle en sus investigaciones sobre la posible injerencia de Rusia en los comicios presidenciales de Estados Unidos en 2016.

El equipo de Mueller investiga de forma independiente la posible injerencia rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses, así como si hubo o no coordinación entre Moscú y la campaña de Trump para perjudicar a la candidata demócrata, Hillary Clinton.

Mark Zuckerberg informó que varios de los miembros de Facebook han sido entrevistados para las investigaciones, pero evitó dar detalles para no quebrantar la confidencialidad. "De hecho no sé si ha habido requerimiento legal para ello. Creo que puede que lo haya habido, pero lo que sé es que estamos trabajando con ellos", dijo Zuckerberg, a la vez que aclaró que él no ha sido entrevistado personalmente para esta investigación.

Cambridge Analytica, la empresa británica que está en el centro de la polémica por la filtración de datos de usuarios de Facebook, colaboró con el equipo de Trump durante la campaña para las elecciones de 2016.

Antes del escándalo de Cambridge Analytica, Facebook también tuvo que enfrentar numerosas acusaciones a finales del año pasado por permitir la difusión durante la campaña de 2016 de noticias falsas que habrían podido afectar la intención de voto. De hecho, esas acusaciones llevaron a Facebook y a Google a comprometerse a adoptar medidas para detener la difusión de noticias de origen dudoso mediante la limitación de su publicidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º