CASO BÁEZ SOSA

"A este me lo voy a llevar de trofeo": el grito de un atacante del crimen de Villa Gesell

Una testigo del asesinato de Fernando Báez Sosa se presentó en la Unidad Fiscal N°6 y dio detalles de los hechos fuera de la discoteca Le Brique. Los acusados cambiaron su estrategia y van a declarar.

Rugbistas acusados del la muerte de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. Foto: La Nación/GDA.
Rugbistas acusados del la muerte de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. Foto: La Nación/GDA.

La frase estremeció los pasillos de la fiscalía: " Quedate tranquilo que a este me lo voy a llevar de trofeo", dijo uno de los atacantes mientras tenía del cuello a Fernando Báez Sosa. La acción inmediata fue en línea con esa amenaza: "Lo apoyó en el cantero y le dio una patada en la boca, y ya no hubo más reacción", relató la testigo que se presentó esta mañana en la Unidad Fiscal N° 6 de esta ciudad.

Fuentes del caso aseguraron que esa joven de 17 años describió un ataque demencial de al menos cinco jóvenes contra la víctima. Lo resumió con una comparación: "Era como que le estaban pegando a una bolsa de papas".

La adolescente había conversado con los medios en los días inmediatamente posteriores al crimen, cometido el sábado 18 de enero, pero fue esta la primera vez que su declaración es integrada al expediente que tiene a diez detenidos por ese homicidio.

La joven denunció que había tenido miedo de declarar por amenazas. Dio algunos datos concretos sobre esos mensajes que le llegaron vía Instagram y cuyo autor relacionó con el staff de relaciones públicas de la discoteca Le Brique, donde ella colaborada con la difusión del lugar en redes sociales.

Aportó detalles del recorrido de Báez Sosa, a quien dijo ver salir del boliche ubicado en la Avenida 3 acompañado del personal de admisión del local. "Tenía la camisa rota", describió. Desde la puerta de Le Brique lo vio cruzar la calle.

Contó que en ese recorrido lo golpearon por la espalda dos jóvenes, y que luego se sumaron otros tres. Que terminaron en la vereda de enfrente, cerca de cordón, donde lo golpearon con brutalidad. También un amigo de Fernando fue golpeado.

"Dale, matalo, golpéalo", dijo haber escuchado decir al grupo, aunque no pudo reconocer quién hizo esa arenga, si la voz era de uno del grupo que golpeaba con extrema violencia a Báez Sosa.

Fue poco clara al describir a los protagonistas de esa golpiza. Mencionó algunas prendas, también características físicas, pero en pocos casos fue contundente como para identificar sin dudas a los agresores. Las mayores precisiones las dio con respecto a quien dijo aquella tremenda frase: "Quedate tranquilo que a este me lo voy a llevar de trofeo".

"Fue el de barbita", señaló sobre una característica que, entre los detenidos, solo tiene Matías Benicelli. Y dijo que fue el mismo que le dio la patada que dejó a la víctima sin reacción.

La testigo consideró que lo golpearon durante "cinco a seis minutos". Según los videos, todo duró 60 segundos, pero las partes admiten que el nerviosismo de la situación confunde tiempos. Lo mismo que con el arribo de la ambulancia, que todos estimaron su llegada en más de media hora, pero que los registros señalan que llegó al lugar del crimen en poco más de diez minutos.

Según la fiscal Verónica Zamboni, Máximo Thomsen y Luciano Pertosi son los autores materiales del crimen. En esa escena de agresión directa a la víctima, con trompadas y patadas, varios testigos también señalaron a Enzo Comelli. Y cerca de ellos, con gritos de arenga, Ayrton Viollaz y Matias Benicelli. En situaciones más distantes aparecen mencionados Ciro Pertosi, Lucas Pertosi, Enzo Comelli y Juan Guarino. Hasta el momento el único no señalado en los testimonios es Alejo Milanesi.

Los acusados decidieron declarar

El abogado defensor de los diez acusados, Hugo Tomei, confirmó que la decisión de declarar está tomada y que se llevará a la práctica una vez que en la causa empiecen a quedar definidos las pruebas que involucran a cada uno de ellos.

"Todos están bien", señalaron con respecto al estado de los imputados, que desde hace dos días están alojados en la alcaidía de la Unidad Penal 6 de Dolores. Allí ayer recibieron primero a Tomei, y luego a sus familiares.

la defensa mantiene una estrategia fundada en la unidad del grupo de acusados. Si bien tuvieron distintos roles en el asesinato ocurrido frente a la discoteca Le Brique, en Villa Gesell, aceptaron avanzar juntos y sin fracturas internas este recorrido judicial que los mantiene privados de libertad desde hace casi dos semanas.

Tomei tiene claro que los videos comprometen a varios de sus clientes, lo mismo que los testimonios de varios de los testigos presenciales. Pero confía en que varias de estas pruebas y declaraciones incorporadas al expediente puedan ser objetadas dado que advierte contradicciones entre las versiones que cada uno ha dado de los hechos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error