La gira europea de Trump

May ofrece a Trump un TLC una vez concretado el Brexit

La primera ministra apuesta a una “alianza fuerte” con Estados Unidos.

Recibimiento: la primera ministra Theresa May con Donald Trump y su esposa, Melania, en el palacio de Blenheim. Foto: Reuters
Recibimiento: la primera ministra Theresa May con Donald Trump y su esposa, Melania, en el palacio de Blenheim. Foto: Reuters

Debilitada tras las renuncias de dos ministros en la última semana, entre ellos el canciller Boris Johnson, la primera ministra británica Theresa May sigue aferrada a su plan para el divorcio del Reino Unido de la Unión Europea (UE) y, en ese marco, ayer jueves le ofreció a Donald Trump un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos tras el Brexit el próximo año.

Pero la primera visita a Londres del presidentes estadounidense empezó con mal pie, cuando Trump, antes de salir de Bruselas hacia la capital británica, cuestionó precisamente el plan para el Brexit de May por considerar que no es lo suficientemente rupturista con la UE. Es que el libro blanco que presentó May para el Brexit prevé seguir manteniendo lazos comerciales estrechos con el bloque europeo.

"Voy a un lugar bastante revuelto en este momento ¿verdad? Con un montón de renuncias", dijo Trump en una conferencia de prensa en Bruselas antes de partir hacia Londres.

Unas horas después, en el primer acto oficial en suelo británico, una cena con empresarios en la mansión de Blen-heim, cerca de Oxford, donde en 1874 nació Winston Churchill, May pronunció un discurso en el que formuló su propuesta de un acuerdo comercial a Trump.

"De Maine a Alaska, más de un millón de estadounidenses trabajan para empresas británicas. Ahora que nos preparamos para dejar la Unión Europea, tenemos una oportunidad sin precedentes para hacer más", dijo. "Es una oportunidad para alcanzar un acuerdo de libre comercio", sentenció la primera ministra.

Trump llegó al aeropuerto londinense de Stansted procedente de Bruselas, donde participó en la cumbre de la OTAN. Antes habló sobre el plan de May. "No sé si votaron por eso", dijo en una rueda de prensa en Bruselas. "La gente votó para separarse (de la UE) así que me imagino que eso es lo que harán, pero tal vez tomen un camino diferente", agregó.

Este plan provocó la dimisión de los dos euroescépticos más notorios del gobierno de May: el ministro de Exteriores, Boris Johnson —amigo de Trump— y el encargado de negociar el Brexit, David Davis.

Trump y May ofrecerán una rueda de prensa hoy viernes y el domingo el presidente estadounidense viajará a Helsinki para reunirse el lunes con el presidente ruso, Vladimir Putin.

El gobierno británico está ansioso por demostrar que hay vida más allá de la UE y que la famosa "relación especial" con Estados Unidos podría traducirse en ambiciosos acuerdos comerciales, un anhelo que coincide con la presencia en la Casa Blanca de un presidente proteccionista.

"Cuando dejemos la Unión Europea empezaremos a trazar una nueva dirección para el Reino Unido en el mundo, y nuestras alianzas serán más fuertes que nunca", dijo May.

"No hay alianza más fuerte que nuestra relación especial con Estados Unidos y no habrá alianza más importante en los próximos años", añadió.

"Señor presidente, Sir Winston Churchill dijo una vez que tener a los Estados Unidos a nuestro lado fue, para mí, la mayor alegría", dijo May a Trump en la cena de etiqueta en su honor, a la que asistieron ministros de alto rango y aproximadamente 100 ejecutivos de firmas como Blackstone Group, Blackrock, Diageo y McLaren.

A la cena, que consistió en salmón escocés, filete de ternera inglesa y fresas con helado, también asistieron algunos miembros del Gobierno británico, como el recién nombrado ministro de Asuntos Exteriores, Jeremy Hunt, o el de Defensa, Gavin Williamson.

El embajador estadounidense en Londres, Woody Johnson, dijo que el acuerdo comercial será "una prioridad mayor" para Trump cuando se produzca el Brexit, en marzo de 2019.

Según un sondeo del instituto YouGov publicado ayer jueves, el 77% de los británicos tiene una opinión desfavorable de Trump, el 74% lo considera un sexista y el 63% un racista. Casi la mitad de las 1.648 personas encuestadas estima que la reina no debería recibirle.

La obsesión por el gasto militar sacudió la cumbre de la OTAN

Donald Trump reconoció finalmente los "enormes progresos" de sus aliados en la OTAN para aumentar su gasto militar. "Ayer (por el miércoles) estaba muy insatisfecho (...) y ellos han reforzado considerablemente sus compromisos", celebró Trump al término de la cumbre en Bruselas. Estados Unidos, con un 3,5%, es uno de los cinco países de la OTAN, de un total de 29, que cumplen con el objetivo de aproximar sus presupuestos de defensa al 2% del PIB nacional para 2024. Trump forzó una nueva reunión ayer jueves para abordar el "reparto de la carga", en la que "señaló a varios países" con "un lenguaje duro" y "menciones repetidas a Alemania", según una fuente diplomática. El resultado parece satisfacerlo. "Aceptaron pagar más y pagar más rápido", anunció Trump. El miércoles había exigido un 4% del PIB de gasto militar a sus socios. Pero la versión de sus aliados varia. El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que la OTAN sale "mucho más fuerte" de su cumbre, pero que su hoja de ruta no cambia y que Francia cumplirá con el 2% en 2025.

Una agenda para evitar las protestas en Londres

Aunque Trump se alojará en Winfield House, la residencia del embajador de Estados Unidos en el centro de Londres, su programa evita la capital británica, donde se concentrarán las protestas. Así, las reuniones con la primera ministra Theresa May y la reina Isabel II tendrán lugar en la mansión de Chequers y en el castillo de Windsor, respectivamente, ambos fuera de la capital. Trump y su esposa, Melania, asistie- ron anoche a una cena de gala en el palacio de Blenheim, cerca de Oxford en el que, en 1874, nació Winston Churchill.

LA OTAN QUE TRUMP ECLIPSÓ

Estructura de mando para operaciones

Los aliados acordaron un centro de ciberoperaciones en Bélgica. Además, la OTAN creará dos nuevos centros de mando: uno en Norfolk (Estados Unidos), para asegurar las conexiones a través del Atlántico, y otro en Ulm (Alemania).

Reacción rápida para situaciones de crisis

Bajo la presión de Estados Unidos, adoptaron la iniciativa "30-30-30-30". El plan prevé que los aliados sean capaces de desplegar 30 batallones, 30 escuadrones aéreos y 30 buques de guerra, en un plazo de 30 días o menos.

Vencido ISIS, Misiones en Irak y Afganistán

Tras la expulsión de ISIS de Irak, la OTAN busca ampliar su misión de entrenamiento para la policía y el ejército iraquíes con unos 550 soldados y expertos.

La Misión Apoyo Decidido cuenta con más de 16.200 soldados, hasta 2024.

Lucha antiterrorista desde Túnez

España liderará la formación en contraterrorismo del ejército de Túnez en el marco de una misión aprobada por la OTAN, que abordará la ciberdefensa y la lucha contra los artefactos explosivos improvisados.

Macedonia, camino a ser el 300 miembro

Macedonia podría convertirse en el 30º miembro de la OTAN. Se abrió negociaciones de adhesión después de poner fin a 27 años de litigios con Atenas y acordar un nuevo nombre para el país: "República de Macedonia del Norte".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados