REINO UNIDO

May logra garantías y pide al Parlamento que apruebe el Brexit

Juncker afirmó que es el acuerdo final; los legisladores votan hoy.

"Hoy hemos conseguido cambios legales", recalcó May.
"Hoy hemos conseguido cambios legales", recalcó May.

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, llamaron a aprobar el acuerdo del Brexit, al anunciar las garantías logradas para despejar las dudas de Westminster en unas negociaciones de última hora.

“La elección es clara: Es este acuerdo o el Brexit podría no tener lugar”, subrayó Juncker en una rueda de prensa al filo de la medianoche con May en Estrasburgo (noreste de Francia), advirtiendo que “no habrá una tercera oportunidad”.

La advertencia no es baladí. Los diputados británicos rechazaron en enero el acuerdo de divorcio cerrado en noviembre y urgieron a May a conseguir garantías adicionales de la Unión Europea (UE).

“Los diputados tenían claro que se necesitaban cambios legales en la salvaguarda (irlandesa). Hoy hemos conseguido cambios legales”, dijo May en la rueda de prensa en la Eurocámara, la víspera de presentar de nuevo el acuerdo al Parlamento.

La oposición laborista ya llamó a votar de nuevo contra el acuerdo del Brexit, al considerar que el compromiso alcanzado anoche “no contiene nada de que se aproxime a los cambios que Theresa May prometió al Parlamento”, según su líder Jeremy Corbyn.

Desde Londres, el número dos del gobierno británico, David Lidington, había explicado minutos antes a los diputados que habían conseguido “cambios legalmente vinculantes”, sobre todo respecto a su principal punto de oposición: la salvaguarda irlandesa.

Punto crucial

El mecanismo, conocido en inglés como backstop, busca evitar la reintroducción de una frontera física entre Irlanda -país de la UE- y la provincia británica de Irlanda del Norte, así como preservar el acuerdo de paz de Viernes Santo de 1998.

Sin embargo, los diputados británicos temen que a causa de esta salvaguarda, incluida en el acuerdo de divorcio como último recurso, Reino Unido quede atrapado indefinidamente en una unión aduanera con la UE que le impida negociar acuerdos comerciales con terceros países.

Uno de los documentos obtenidos “confirma que la UE no podrá mantener al Reino Unido de manera indefinida” en la salvaguarda, defendió Lidington, que subrayó el compromiso de los europeos para “trabajar” para lograr arreglos alternativos al backstop para fines de 2020.

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, estaría dispuesto también a apoyar las garantías alcanzadas anoche de cara a obtener un “acuerdo global”, sostuvo Juncker.

De hecho, el tiempo apremia. Casi tres años después del referéndum de junio de 2016, en que un 52% de votantes se declaró a favor de salir de la UE, Reino Unido debe abandonar el bloque el 29 de marzo y ambas partes buscan evitar consumar un temido divorcio sin acuerdo.

Ante la presión de algunos de sus ministros, Theresa May se había comprometido a preguntarle al Parlamento europeo el miércoles si quieren un divorcio abrupto, en caso de que el martes rechacen de nuevo el acuerdo de divorcio como ya hicieron en enero por 202 votos a favor y 432 en contra.

Si los diputados también rechazan este escenario, el jueves debería haber un tercer voto sobre la posibilidad de pedir a la UE un aplazamiento de la fecha del Brexit.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)