ESTRATEGIA DE EE.UU. PARA AMÉRICA LATINA

“Máxima presión contra Venezuela”, dice EE.UU.

Robert O’Brien, uno de los asesores más cercanos a Trump, se reunió con miembros de la comunidad colombiana y venezolana a los que presentó el “Marco Estratégico del Hemisferio Occidental”

Crisis en Venezuela. Foto: AFP.
Caracas. El régimen de Maduro, junto con el de los Castro en Cuba y el de Daniel Ortega en Nicaragua están en la mira de EE.UU. Foto: AFP.

El marco estratégico de la nueva política estadounidense hacia Latinoamérica enfatiza una “campaña de máxima presión contra Venezuela”, dijo ayer domingo en Florida Robert O’Brien, asesor de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump.

O’Brien, uno de los asesores más cercanos a Trump, se reunió en West Palm Beach, al norte de Miami, con miembros de la comunidad colombiana y venezolana a los que presentó el “Marco Estratégico del Hemisferio Occidental” antes del viaje que inicia hoy lunes a Panamá y Colombia.

Se trata de la “la primera estrategia integral” de la Casa Blanca para Latinoamérica en más de 15 años, desde el Gobierno de George W. Bush, dice el documento.

Como ya lo había anticipado la semana anterior Mauricio Claver-Carone, el principal asesor para las Américas de Trump, la prioridad del viaje a Panamá y Colombia será la presión sobre el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. Claver-Carone es de origen cubano y candidato de Estados Unidos a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Además de esta “campaña de presión” al régimen de Maduro, Estados Unidos se refiere a Cuba y Nicaragua como los otros países en los que no prospera la democracia en la región.

En ese sentido, se propone la “reversión de la desastrosa política hacia Cuba” de la Administración del demócrata Barack Obama, contrarrestando “la agresión económica y la influencia política externa”.

El marco del plan estratégico hacia Latinoamérica se basa en cinco ejes: asegurar la patria, fomentar el crecimiento económico, promover la democracia y el Estado de derecho, contrarrestar la influencia extranjera y fortalecer las alianzas con socios de ideas afines.

O’Brien tiene previsto hoy lunes viajar a Panamá y después a Colombia, acompañado de Claver-Carone, donde se prevé abordarán temas de seguridad y desarrollo económico.

En Colombia, señala el documento, el asesor de Seguridad Nacional “anunciará una nueva iniciativa para catalizar la inversión privada en áreas rurales y promover oportunidades junto con otras iniciativas de crecimiento económico”.

O’Brien viajará acompañado del jefe del Comando Sur (SOUTHCOM), el almirante Craig Faller, entre otros.

El alto funcionario, que sustituyó en septiembre del año pasado al polémico John Bolton, que había sido despedido por Trump, ha subrayado que Colombia es uno de los “mejores socios” de Estados Unidos en temas de seguridad y en la lucha contra el narcotráfico.

El documento reitera que las operaciones antinarcóticos conjuntas han interrumpido o incautado en los últimos cuatro meses más de 163 toneladas métricas de cocaína y marihuana en la región, valoradas en casi 4.000 millones de dólares.

En julio pasado O’Brien dio positivo por COVID-19, lo que lo convirtió en el funcionario de más alto rango del Gobierno de Trump que se sepa haya dado positivo por el nuevo coronavirus.

MÁS

Colombia: adolescentes y jóvenes asesinados

Autoridades y oenegés alertaron ayer domingo sobre el deterioro de la seguridad en Colombia, luego de que trece jóvenes y adolescentes fueran asesinados en cuatro días. En la noche del sábado siete hombres y una mujer, menores de 30 años, fallecieron en una matanza en el departamento cocalero de Nariño, en circunstancias todavía desconocidas. Y el martes las autoridades encontraron los cadáveres de cinco adolescentes negros, entre los 14 y 15 años, en un cultivo de caña de azúcar de la ciudad de Cali. “La ocurrencia de masacres en el país manifiestan el altísimo grado de crudeza con la que los actores armados ilegales se encuentran disputándose los territorios para someter a la población civil a regímenes arbitrarios de violencia”, señaló la Defensoría del Pueblo ayer domingo en Twitter. El director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, advirtió que “la situación de seguridad para las comunidades se ha deteriorado notoriamente”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados