ALEMANIA

Mató a tres al embestir una multitud y se suicidó

El hecho violento ocurrió en el noreste de Alemania, pero no fue un ataque terrorista.

Policías vigilan la zona de la ciudad de Münster, en Alemania. Foto: EFE
Policías vigilan la zona de la ciudad de Münster, en Alemania. Foto: EFE

Un hombre mató al menos a tres personas e hirió a varias ayer sábado, cuando embistió su vehículo contra una multitud en la localidad alemana de Münster (noroeste) antes de suicidarse.

Los hechos se produjeron hacia las 15:30 horas locales (las 10:30 horas de Uruguay) en el centro de Münster, en un momento de mucho trasiego en el que los comercios estaban llenos de clientes y las terrazas abarrotadas en una jornada soleada.

"El autor de los hechos embistió contra terrazas de cafeterías y de restaurantes de una plaza del centro de la ciudad", indicó una vocera de la policía.

Entre los clientes que se encontraban en el lugar hubo al menos "tres muertos" y "20 heridos, seis de ellos graves", indicó otro portavoz policial, Andreas Bode.

El autor de los hechos, quien según varios medios conducía una camioneta, se suicidó don un disparo poco después del atropello, "en su vehículo", según las autoridades.

El portavoz de la policía indicó que era "demasiado pronto" para hablar de atentado.

Varios medios indicaron que el conductor tenía "problemas psicológicos".

El conductor del vehículo había intentado "hace poco" suicidarse, según la cadena de televisión pública ZDF mientras que el diario Süddeutsche Zeitung aseguró que las autoridades no disponen de elementos que puedan apuntar hacia un atentado.

Anoche, el ministro del Interior de Renania-Westfalia, Herbert Reul, indicó que no hallaron hasta el momento "ningún indicio" de un atentado islamista. "El atacante que aceleró inesperadamente contra una multitud en horas de la tarde, es, en estos momentos de la investigación un ciudadano alemán y no, como se ha afirmado, un refugiado o algo así", precisó Reul a los periodistas. "No hay ningún indicio, por ahora, de una conexión islamista".

Las imágenes difundidas por la televisión alemana mostraban varios vehículos policiales y de bomberos estacionados en el centro de la ciudad, de más de 300.000 habitantes y situada en Renania del Norte-Westfalia.

Policías, algunos fuertemente armados, estaban apostados en las calles, según imágenes de la cadena n-tv.

La policía pidió igualmente en Twitter a los habitantes que evitaran el centro de esta ciudad, frecuentada por numerosos ciclistas.

El gobierno alemán dijo a través de una de sus portavoces, Ulrike Demmer, que pensaba en las víctimas y sus allegados tras "las terribles noticias procedentes de Münster".

Los hechos se producen en un contexto de tensión en Alemania. Las autoridades están en alerta desde hace un año y medio debido a varios atentados islamistas perpetrados o planificados en el país, especialmente el de un camión que embistió en un mercado de navidad en diciembre de 2016 en Berlín, matando a 12 personas.

Los movimientos islamistas potencialmente violentos aumentaron en el país en los últimos dos años. Los servicios de inteligencia interior calculan que en Alemania hay unos 10.000 islamistas radicales, de los que 1.600 podrían pasar a la acción violenta.

Numerosos bares en la ciudad de estudiantes

El plácido centro de la ciudad alemana de Münster, de calles intrincadas y concurridas, con sus terrazas al aire libre en las que aprovechar los primeros rayos del sol de primavera, se ha visto golpeado brutalmente por un conductor que ha embestido una furgoneta contra la multitud.

Por los alrededores del lugar del suceso andaba ayer Uber Duesmann, que dijo haberse enterado por boca de los agentes que inmediatamente tomaron la zona que estaban buscando a más de un atacante, información que fue más tarde desmentida. "El terrorista después se suicidó", añadía Lubrisch.

Las autoridades descartaron que un hecho de terrorismo.

Lion, fotógrafo de Münstersche Zeitung, un diario local, aseguró que la policía no les permitía anoche trabajar cerca de la escena del suceso. "No hemos podido pasar aún, acabamos de llegar pero la policía nos impide el paso", admitió.

Münster es una de las ciudades universitarias más importantes de Alemania, con más de 50.000 estudiantes, y cuenta con un concurrido centro con numerosos bares, restaurantes e instalaciones artísticas. Ayer en la ciudad estaba prevista una manifestación de protesta a favor de la población kurda, lo que motivó que buena parte del despliegue dedicado a la seguridad se presentara con diligencia en el lugar del suceso. FUENTE: EL PAÍS DE MADRID

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º