Sin nombrarlo en forma expresa, el líder marcó su preferencia por Macri

Massa: "El 65 % votó por el cambio, el cambio ya ganó"

Haciendo valer la posición de privilegio que obtuvo en las elecciones del domingo pasado, el candidato de UNA y líder del Frente Renovador Sergio Massa volcó la balanza en favor de la candidatura de Mauricio Macri, aunque sin manifestarlo directamente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El excandidato Sergio Massa con el economista Rodolfo Lavagna. Foto: AFP

Con un discurso centrado en las propuestas que su sector quiere defender, Massa descorrió el velo sobre la incógnita que venía dando lugar a todo tipo de rumores.

En un acto presentado en el hotel Hilton, de Puerto Madero, junto a su ex candidato a vice, Gustavo Sáenz, el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, y el economista Roberto Lavagna, Sergio Massa enumeró una serie de propuestas políticas, sociales y económicas, y pidió a Daniel Scioli y a Mauricio Macri "que cumplan con estos compromisos".

De este modo, sin brindar apoyo explícito a ninguno de los candidatos en pugan para el próximo 22 de noviembre, Massa hizo el esperado "guiño" que se anunció desde el mismo lunes siguiente a los comicios desde su entorno.

Unas horas antes en declaraciones a medios de comunicación tanto De la Sota como Lavagna habían hecho explícita su voluntad de "no votar" por la opción de Scioli. El propio Massa, durante la ronda de preguntas que siguió a la lectura del documento de propuestas, se refirió a ello y, siempre sin nombrarlo a Macri, dejó caer que no votaría por Scioli.

Pero antes de ello, se presentaron las propuestas que luego el propio Massa resumiría.

Propuestas.

"Más de cinco millones de argentinos votaron a los candidatos de UNA, Sergio Massa y Gustavo Sáenz, para terminar con la impunidad, recuperar la cultura del trabajo, garantizar la seguridad ciudadana, desarrollar la economía, saldar la deuda con nuestros jubilados y garantizar una mejor calidad educativa. Nos han pedido también, un compromiso expreso y concreto contra la corrupción, extendida al amparo del poder político. No debe quedar impune ningún delito contra el Estado cometido por funcionarios públicos en connivencia o no con el sector privado". Así comenzaba el documento leído antes de la presentación hecha por Massa.

Los ejes de su planteo pasaron entonces por: el pago a los jubilados de un 82 % móvil de sus ingresos; la lucha contra el narcotráfico, seguridad pública, eliminar el impuesto a las ganacias de los salarios, y la lucha contra la corrupción.

Luego de dejar en claro estos puntos, Massa hizo una breve introducción y dio paso a las preguntas del más de un centenar de periodistas que cubrieron el acto.

"Nosotros queremos dejar bien clara nuestra opción porque la argentina necesita un cambio, pero no cualquier cambio", dijo en relación con las propuestas.

Y comenzó a despejar dudas en cuanto a su apoyo. "El domingo hubo dos grandes derrotados: el kirchnerismo y los encuestadores", apuntó Massa. "Desde el domingo que no confío más en los encuestadores. En el kirchnerismo hace tiempo que no confío", añadió luego.

Pero Massa fue aún más claro al hablar de los resultados. "El 35% voto continuidad, 65% voto por le cambio de signo político, entre el cambio y la continuidad ya ganó el cambio, y de éso no hay dudas", sostuvo.

Durante la conferencia no fue más allá de estas definiciones que, si bien claras, no aludieron nunca al voto concreto por un candidato preferencial.

Sin embargo, poco después en una entrevista concedida a Canal Trece, Massa fue bastante más directo: "Yo no quiero que gane Scioli", sentenció.

La esposa del ex candidato por UNA fue aún más lejos al referirse al candidato del kirchnerismo. Malena Galmarini, entrevistada tambén por el Trece, opinó sobre la figura de Daniel Scioli: "Creo que es hipócrita, poco honesto, porque no dice lo que piensa ni lo que siente". La balanza se ha inclinado definitivamente.

Cristina rindió homenaje a Néstor Kirchner


La dirigencia kirchnerista viajó ayer a Santa Cruz para rendirle homenaje a la figura de Néstor Kirchner, pero evitó hablar de los resultados electorales del domingo pasado que dejaron a la fórmula del Frente para la Victoria (FPV), Daniel Scioli-Carlos Zannini, en el balotage contra sus competidores de Cambiemos, Mauricio Macri y Gabriela Michetti.

Sólo el secretario general de la Presidencia, Eduardo "Wado" De Pedro, quien llegó el lunes pasado junto a la Presidenta y se alojó en un hotel céntrico, se refirió al ballottage y consideró que la Argentina decidirá "la continuidad de las políticas del proyecto nacional, hacia una Nación más libre, más soberana y más justa". Y agregó: "El 22 tenemos una gran oportunidad para que la Argentina siga el camino de un país grande, con industria nacional, derechos e inclusión social". La presidenta Cristina Kirchner visitó brevemente el mausoleo el lunes, a poco de llegar, y ayer pasó el día recluida en su casa de la calle Muratore, ajena a los homenajes que se realizaron en varios puntos de la ciudad. Por la tarde, antes de partir de regreso a Buenos Aires, realizó una ceremonia íntima con su familia sin la presencia de terceros en la planta baja del mausoleo. Fue un lugar exclusivo para la visita familiar. Es esperada hoy su aparición pública durante un acto.

SABER MÁS

EL último legado del gobierno "K": presupuesto


La mayoría oficialista en la Cámara de Senadores sancionó ayer el presupuesto 2016, iniciativa apurada por la Casa Rosada en medio del tenso clima generado por el resultado de las elecciones del domingo pasado. Con 39 votos a favor, 28 en contra y una abstención, la Cámara de Senadores aprobó el presupuesto. El debate fue abierto a las 14 por el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara alta, Juan Manuel Abal Medina, quien ponderó la sanción dada por Diputados al proyecto enviado por el Poder Ejecutivo. En ese aspecto, aseguró que el Presupuesto "refleja las prioridades que el Estado nacional llevará a cabo en el ejercicio fiscal" y recalcó que en los últimos 12 años "ha sido puesto al servicio de la ciudadanía, de los que menos tienen y de los trabajadores". El proyecto de Presupuesto 2016 diseñado por el Ejecutivo contempla un crecimiento de la economía del 3 %, una inflación de 14,5 %, un dólar promedio de 10,6 pesos y destinar el 60 % de los recursos al gasto social.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados