vea la fotogalería

Marea humana inunda Madrid en la "Marcha del cambio" de Podemos

"¡Sí se puede!", rugían este sábado decenas de miles de personas llegadas a Madrid de toda España convocadas por el partido antiliberal Podemos que, alentado por el éxito de Syriza en Grecia, promete transformar el país.

La "Marcha por el cambio" de Podemos inundó la Plaza del Sol de Madrid. Foto: AFP.
La "Marcha por el cambio" de Podemos inundó la Plaza del Sol de Madrid. Foto: AFP.
Así se vio hoy la Plaza del Sol. Foto: AFP.
Así se vio hoy la Plaza del Sol. Foto: AFP.
Pablo Iglesias, líder de Podemos, saluda en la "Marcha por el cambio". Foto: Reuters.
Pablo Iglesias, líder de Podemos, saluda en la "Marcha por el cambio". Foto: Reuters.
Indignados de todas las edades acudieron al centro de Madrid a pedir un cambio en la política. Foto: Reuters.
Indignados de todas las edades acudieron al centro de Madrid a pedir un cambio en la política. Foto: Reuters.
Impaciencia en España ante la crisis. Foto: EFE.
Impaciencia en España ante la crisis. Foto: EFE.
Ríos de gente en Madrid marcharon por el cambio. Foto: EFE.
Ríos de gente en Madrid marcharon por el cambio. Foto: EFE.
Fue impresionante el movimiento generado por el partido que lidera Iglesias. Foto: EFE.
Fue impresionante el movimiento generado por el partido que lidera Iglesias. Foto: EFE.
El líder del partido se vio satisfecho con la enorme convocatoria de la marcha. Foto: AFP.
El líder del partido se vio satisfecho con la enorme convocatoria de la marcha. Foto: AFP.
Dirigentes de Podemos ante su convocatoria. Foto: AFP.
Dirigentes de Podemos ante su convocatoria. Foto: AFP.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Pablo Iglesias y las manos levantadas, símbolo de su lema "el momento es ahora". Foto: Reuters.
Pablo Iglesias y las manos levantadas, símbolo de su lema "el momento es ahora". Foto: Reuters.

Al grito de "¡Sí se puede!", decenas de miles de personas llegadas de toda España participaron este sábado en una "Marcha del Cambio" convocada por el partido antiliberal Podemos que, alentado por la victoria de Syriza en Grecia, promete transformar el país.

"El viento del cambio empieza a soplar en Europa", lanzó Pablo Iglesias, líder del partido, en tono de mitin político ante la multitud que se agolpaba en la emblemática Puerta del Sol, donde en mayo de 2011 nació el movimiento de 'los indignados' del que él mismo formó parte.

En una soleada y gélida mañana de invierno, la multitud desfiló desde la céntrica plaza de Cibeles hasta la emblemática Puerta del Sol ondeando banderas republicanas e insignias violeta de este pequeño partido, nacido hace a penas doce meses y que ya está en cabeza de los sondeos al inicio de un año con varias citas electorales.

"Muchos quieren vincular el destino de Podemos al destino del gobierno griego: apoyamos a nuestros hermanos, pero nadie hizo sus deberes por ellos y nadie hará los deberes de los españoles. A los ciudadanos españoles nos toca ahora ser protagonistas de nuestra historia", agregó este carismático profesor de Ciencias Políticas, de 36 años y larga cola de caballo.

Marea humana

"Esto es histórico, hay que vivirlo", decía emocionada Blanca Salazar, una auxiliar de geriatría de 53 años, desempleada desde hace tres, que había viajado en coche desde Bilbao, en el norte, con sus sobrinos y su marido, empleado en una imprenta "donde cobra mil euros al mes".
"Por fin creo que se va a generar el cambio tan esperado, desde hace tanto tiempo", afirmaba, pidiendo "un cambio de verdad, que no nos engañen más".

Tras siete años de crisis, España vivió en 2014 una reactivación económica que llevó su PIB a crecer un 1,4%, pero el coste ha sido alto: fuertes recortes en gasto público -especialmente en sanidad, educación y ayudas sociales- reformas para abaratar el empleo y el despido y la segunda tasa de pobreza infantil más elevada de la UE tras Rumanía.
Con un desempleo de cerca del 24%, el país cuenta 1,79 millones de hogares en los que nadie trabaja y cientos de miles de familias perdieron sus viviendas al no poder hacer frente a los créditos inmobiliarios, mientras los bancos españoles recibían un rescate europeo de 41.000 millones de euros.

Al mismo tiempo el país ha visto multiplicarse los escándalos de corrupción, que implican a políticos de izquierdas y derechas, banqueros, sindicalistas, famosos e incluso una hija del rey Juan Carlos, que en junio abdicó a favor de su hijo Felipe VI en el momento más bajo de su popularidad.

"Romper todo lo que había"

"Como se puede comprobar hay muchísima gente que está de acuerdo con un cambio. Ya está bien de que roben, de que los corruptos se lo estén llevando todo y no podamos hacer nada", se indigna Dori Sánchez, una maestra de 23 años, desempleada, que viajó a Madrid desde Alicante, en el este del país, junto a una veintena de amigos.

De Podemos aprecia "la implicación social que tienen". "Cuando los oyes hablar y cuando ves su programa, todo es social, todo es para la gente, no se centran en los bancos y en el capital", afirma.

Para muchos manifestantes, los dos grandes partidos, el gubernamental Partido Popular de Mariano Rajoy (PP, derecha) y el Partido Socialista (PSOE, principal fuerza de oposición) forman parte de una misma clase política, "la casta" como la denomina el líder de Podemos, el carismático Pablo Iglesias, un profesor de ciencias políticas de 36 años.

"La política siempre ha estado apartada de lo social y esto debía cambiar", afirma esperanzado José, un informático de 24 años que prefiere no dar su apellido. "La gente tenía ganas y estaba esperando algo como Podemos, gente joven que entrara con ganas a romper todo lo que había", agrega.

Esta gran manifestación tiene lugar menos de una semana después de la victoria en Grecia del parido de izquierda Syriza, cuyos dirigentes han hecho regularmente campaña junto a los de Podemos.

Surgidos en dos de los países europeos que más han sufrido la crisis, ambos partidos rechazan las consignas de austeridad de la troika formada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea.

España celebrará elecciones municipales y regionales en mayo, y a finales de año legislativas a nivel nacional. Y la victoria de Syriza podría impulsar a Podemos, que en mayo ya dio la sorpresa en los comicios europeos obteniendo 1,2 millones de votos y cinco diputados.

El partido de Iglesias es duramente criticado por PP y PSOE, que lo acusan de populismo y de poner en peligro la frágil recuperación económica prometiendo "la luna e incluso el sol".

"España negra"

"No acepto esa España negra que quieren pintar algunos y que la quieren pintar porque gracias a ello piensan que van a sustituir a quienes están gobernando y han tenido que afrontar la crisis más dura en décadas", respondía el jefe del gobierno conservador, Mariano Rajoy, desde Barcelona. "¡No lo van a conseguir!", agregaba.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)