reino unido

La marca Hugo Boss pagará una multa millonaria por la muerte de un niño

El niño tenía cuatro años y en el 2013 murió tras ser aplastado por un espejo de 120 kilos que estaba dentro de un probador de un local de la maraca Hugo Boss, que ahora deberá pagar casi dos millones de dólares.

Un tribunal de Reino Unido condenó a la marca Hugo Boss a pagar una multa de US$ 1.8 millones por la muerte de un niño en un probador. El accidente ocurrió en junio de 2013.

Austen Harrison, de cuatro años, falleció a causa de las heridas que le causó la caída de un espejo de 120 kilos con marco de acero, que no estaba asegurado a la pared de la tienda.

Así lo determinó la Corte de la Corona de Oxford. Durante el juicio la compañía admitió que no cumplió la legislación de seguridad británica. El tribunal sentenció que la empresa fue negligente al apoyar el espejo sin asegurarlo de alguna manera. El niño que jugaba con el espejo recibió atención médica tras el accidente, pero falleció a los cuatro días debido a las heridas.

Peter Ross, juez del caso, afirmó en su sentencia que el riesgo que el espejo representaba “debería haber sido obvio para cualquiera” y que “era un milagro” que no se hubiese caído hasta el momento.

Hugo Boss emitió en su sitio un comunicado, advirtiendo que el accidente “impactó y entristeció” a la empresa.

“No hay palabras que la compañía pueda usar para aliviar de algún modo el enorme sufrimiento causado a los padres de Austen. Ofrecemos nuestro más sincero arrepentimiento y nuestras disculpas”, afirmó la marca.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)