NEGOCIACIONES

La mano derecha de Kim ajusta cumbre con Trump

Es la misión de mayor rango del régimen a EE.UU. en 18 años.

Donald Trump. Foto: EFE
Donald Trump. Foto: EFE

La mano derecha de Kim Jong-un, arribó ayer miércoles a Nueva York para retomar las negociaciones para la cumbre con Donald Trump. El general Kim Yong-chol, que llegó a bordo de un vuelo de Air China, es el funcionario norcoreano de mayor rango en pisar suelo estadounidense en 18 años.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, que ya se reunió con él en sus dos viajes a Corea del Norte este año, lo esperaba para una cena ayer y varios encuentros hoy jueves.

El objetivo de las conversaciones deberá ser acabar de planificar la cumbre del 12 de junio en Singapur y acelerar los preparativos, una semana después de la carta de Trump a Kim Jong-un, en la que el presidente suspendía su inédito encuentro cara a cara, criticando la "hostilidad" del gobierno norcoreano.

Pero ahora la Casa Blanca afirma tener expectativas de que la cumbre tenga lugar en la fecha inicialmente prevista. "Formamos un excelente equipo para nuestras discusiones con Corea del Norte" tuiteó Trump el martes, agradeciendo el viaje de Kim Yong-chol, lo que consideró una "sólida respuesta a mi carta".

La cita entre Pompeo y el general Kim es uno de tres encuentros en paralelo esta semana entre Estados Unidos y Corea del Norte, países que no tienen relaciones diplomáticas.

Estados Unidos exige a Corea del Norte una "desnuclearización completa, verificable e irreversible" antes de cualquier liberalización de las pesadas sanciones internacionales que afectan a Corea del Norte en represalias por sus programas nucleares y balísticos.

De su lado, Corea del Norte aceptó discutir una desnuclearización, pero rechaza que sea unilateral, una distinción que amenaza con no coincidir con la de los estadounidenses, en tanto el régimen de Kim Jong-un considera a su arsenal como una garantía de la supervivencia del régimen.

Vicepresidente del comité central del partido oficialista de Corea del Norte, Kim Yong-chol acudió en febrero a la ceremonia de clausura de los juegos Olímpicos de Corea del Sur, y acompañó a Kim Jong-un en sus dos viajes recientes a China.

El general es una figura muy controvertida en Corea del Sur, donde lo acusan de haber ordenado el torpedeo en 2010 de la corbeta surcoreana "Cheonan", incidente en el que murieron 46 marinos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)