NUEVO LIBRO

Mandos militares de EE.UU. temieron que Trump diera un golpe

El general de mayor rango en Estados Unidos decidió hacer planes sobre cómo detener ese golpe de Estado en caso de que se produjera ese ataque a la democracia, según el texto.

El expresidente Donald Trump en un evento público. Foto: AFP
El expresidente Donald Trump en un evento público. Foto: AFP

El jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, Mark A. Milley, temía que Donald Trump diera un golpe de Estado para seguir en el poder tras haber perdido las elecciones de noviembre de 2020.

Milley, el general de mayor rango en Estados Unidos, decidió hacer planes sobre cómo detener ese golpe de Estado en caso de que se produjera ese ataque a la democracia, revela un nuevo libro de los periodistas Carol Leonnig y Philip Rucker de The Washington Post, de cuyo contenido se hacieron eco ayer jueves varios medios estadounidenses.

La retórica de Trump antes de las elecciones alarmó a Milley y otros generales, que decidieron prepararse por si ocurría lo inimaginable, indica el libro I Alone Can Fix It: Donald J. Trump’s Catastrophic Final Year (Solo yo puedo arreglarlo: el catastrófico año final de Donald Trump), que se publicará la semana próxima.

“Podrán intentarlo, pero no van a tener éxito”, dijo Milley a sus subordinados, según el libro. “No puedes hacer esto sin los militares, no puedes hacer esto sin la CIA y el FBI. Nosotros somos los tipos con las armas”, remarcó.

Después de los comicios y de que Trump rechazara aceptar la victoria del demócrata Joe Biden, la preocupación entre Milley y los militares creció aún más.

Milley llegó incluso a decir que, con sus mentiras sobre las elecciones, Trump estaba difundiendo el “evangelio del Führer”, en referencia al dictador nazi Adolf Hitler.

“Este es un momento como el del Reichstag... El evangelio del Führer”, dijo Milley a sus asesores del Pentágono, según los autores del libro.

En 1933 Hitler aprovechó un sospechoso incendio en el Reichstag, el parlamento alemán, para suspender las libertades civiles y concentrar la autoridad en su gobierno, preparando el escenario para la consolidación nazi.

Cuando Trump convocó a sus partidarios a marchar en Washington en noviembre, Milley, designado por el mandatario republicano, expresó preocupación de que estuviera desplegando “camisas pardas en las calles”, indica el libro, en alusión a la violenta milicia de Hitler.

En respuesta, Trump emitió un comunicado en el que arremetió contra Milley y consideró “ridículas” las alegaciones sobre el golpe de Estado. “Si fuera a dar un golpe de Estado, una de las últimas personas con las que querría hacerlo es con el general Mark Milley”, dijo el expresidente.

Enseguida la frase “si fuera a dar un golpe de Estado” se hizo viral en Twitter, donde varios políticos demócratas y estrellas del deporte se burlaron de la declaración de Trump.

“Algunas veces cuando quiero herir los sentimientos de alguien digo: ‘Nunca te elegiría para ejecutar mi golpe”, se mofó en Twitter el senador demócrata Brian Schatz.

Por su parte, el exjugador de básquetbol Rex Chapman señaló que Trump le había hecho “reflexionar” y, ahora, se estaba preguntando a quién elegiría él si fuera a dar un golpe de Estado. Al respecto, indicó que estaba entre cuatro opciones: el actor Dwayne Johnson The Rock, al dibujo animado Underdog, al protagonista de MacGruber o la comediante Sarah Silverman.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados