Efecto Brexit

Malvinas se mete en la cumbre del G20

La histórica visita de la primera ministra británica Theresa May a Argentina para la cumbre del G20 tiene lugar cuando el gobierno de Mauricio Macri parece decidido a reafirmar su reivindicación sobre las islas Malvinas, aprovechando el Brexit.

Vista de Stanley, la capital de la isla. Foto: Mathias Da Silva
Vista de Stanley, la capital de la isla. Foto: Mathias Da Silva

El canciller argentino Jorge Faurie provocó un revuelo en octubre al afirmar que su país podría sacar partido de las incertidumbres causadas por la próxima salida británica de la Unión Europea para reforzar sus lazos con Malvinas y reiterar sus reivindicación de ese archipiélago en el Atlántico sur.

En ese contexto, esta primera visita de un jefe de gobierno británico a Buenos Aires desde la guerra de Malvinas en 1982 se presenta como una ocasión para mejorar las relaciones.

Sin embargo, los 3.400 habitantes de las islas insisten en que su soberanía no es negociable.

Pero el Brexit les da motivos para preocuparse: si Reino Unido sale de la UE sin un acuerdo, la economía de Malvinas, muy dependiente de las exportaciones de calamar sin aranceles a los países europeos, podría sufrir un duro revés.

Las Falklands, como se las llaman en inglés, están bajo administración de Reino Unido desde 1833. Pero Argentina nunca renunció a reivindicar estas islas desde que los británicos plantaron allí su bandera.

Faurie dijo a la AFP en Nueva York que Argentina conversa con Londres sobre la posibilidad de "crear mayor conexión con las islas". Y el martes la cancillería británica anunció un acuerdo con Buenos Aires para establecer un nuevo enlace aéreo entre San Pablo con Malvinas, haciendo escala en Córdoba, una vez al mes en cada dirección.

"Hay aún mucho espacio para crecer en términos de confianza entre los dos países", afirmó Faurie. Y agregó: "Nuestra expectativa es que la reconstrucción de la confianza bilateral (...) constituya una especie de base para discutir todas las demás cuestiones sobre la soberanía de las Malvinas".

Tras la salida de Reino Unido el próximo 29 de marzo, los otros 27 países de la UE ya no deberán respaldar su reivindicación de territorialidad. En este contexto el Brexit surge como una oportunidad para las relaciones anglo-argentinas en un momento en que Londres busca negociar acuerdos comerciales con terceros países.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)