VIDEO

Magnicidio frente al mundo

Un expolicía asesinó al embajador ruso en Turquía en venganza por los bombardeos en la ciudad siria de Alepo; disparó al grito de “¡Alá es grande!”.

Putin: Asesinato sabotea lazos ruso-turcos y Siria
Putin: Asesinato sabotea lazos ruso-turcos y Siria

Al grito de "¡No olviden a Alepo!" y "¡Alá es grande!", un expolicía de 22 años mató a tiros ayer al embajador de Rusia en Turquía, Andrei Karlov, desatando una crisis diplomática entre esos dos países cuyas consecuencias son impredecibles. Rusia calificó el asesinado de su diplomático como un "acto terrorista", y el presidente turco Recep Erdogan llamó por teléfono a su homólogo ruso Vladimir Putin para informarle del ataque.

Las relaciones entre Rusia y Turquía han estado tensas por largo tiempo debido al conflicto en Siria, en el que cada uno apoya a una facción opuesta.

Rusia es un aliado del presidente sirio Bashar al-Assad y sus ataques aéreos fueron fundamentales para que las fuerzas sirias acabaran la semana pasada con la resistencia rebelde en la ciudad de Alepo.

Turquía, que busca el derrocamiento de Assad, estaba reparando sus relaciones con Moscú después de derribar un caza ruso sobre Siria el año pasado.

El atacante iba bien vestido, con traje y corbata negros, y se situó detrás del embajador mientras hablaba en una galería de arte donde concurrió a inaugurar una muestra fotográfica.

"Sacó su pistola y disparó al embajador por detrás. Lo vimos tirado en el suelo cuando huimos", dijo un testigo.

"¡No olviden Alepo! ¡No olviden a Siria!" y "¡Alá es grande!", gritaba el asesino apuntando con su arma al resto de la gente en la galería de arte.

"Nosotros morimos en Alepo, tu muere acá", lanzó en el momento del primer disparo.

El diplomático recibió al menos ocho disparos de pistola efectuados por el expolicía, identificado como Mevlut Mert Altintas.

Karlov, de 62 años, era un diplomático de carrera que estaba en la sede rusa en Ankara desde julio de 2013.

El ataque tuvo lugar en el Cagdas Sanatlar Merkezi, un destacado centro de exposiciones en el barrio de Cankaya, donde se encuentran la mayoría de embajadas, incluida la rusa. En imágenes de video se ve al embajador de pie en el atril para dar un discurso en la inauguración de la exposición fotográfica "Rusia de Kaliningrado a Kamchatka".

El crimen conmocionó a la comunidad internacional y varios países, incluido Estados Unidos, expresaron ayer su condena.

Putin aseguró que el asesinato del embajador ruso busca torpedear las relaciones con Turquía y el arreglo pacífico del conflicto en Siria.

"El crimen es, sin lugar a dudas, una provocación destinada a abortar la normalización de las relaciones ruso-turcas y torpedear el proceso de paz en Siria", dijo Putin al reunirse con su ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov. Putin recordó que ese proceso es apoyado "activamente por Rusia, Turquía, Irán y otros países interesados en el arreglo del conflicto sirio".

"La respuesta al asesinato del embajador ruso en Turquía será el reforzamiento de la lucha contra el terrorismo. Y los bandidos lo sentirán en sus propias carnes", destacó.

Tachó de "vil" el asesinato del diplomático y adelantó que ha acordado con el presidente turco Erdogan una investigación conjunta. "Debemos saber quién está detrás del asesino", dijo Putin.

También Erdogan anunció que habrá una investigación conjunta ruso-turca y, al igual que Putin, calificó el asesinato del embajador como "una provocación" destinada a dañar las relaciones entre ambos países.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de rusia consideró el asesinato de Karlov como un "acto terrorista".

Putin y Erdogan sellaron el pasado 9 de agosto las paces tras más de medio año de estancamiento en sus relaciones por el derribo de un avión de guerra ruso por un caza turco en la frontera con Siria.

Hasta anoche no estaba claro si el atacante del embajador actuó solo o si estaba afiliado a un grupo como Estado Islámico, autor de varios atentados con bomba en Turquía en el último año.

Desde el fallido golpe de estado de julio, el presidente Erdogan ha estado purgando la policía de seguidores de un clérigo exiliado y ex aliado, Fethullah Gulen, al que suele señalar como la máxima amenaza terrorista de Turquía. Una fuente de la seguridad turca aseguró a Reuters que hay "señales muy fuertes" de que el hombre que mató al embajador pertenece a la red de Gulen.

El incidente se produjo días después de las protestas en Turquía contra el papel de Rusia en Siria. Y un día antes de que el ministro turco de Relaciones Exteriores, Mevlut Cavusoglu, y sus homólogos ruso, Sergei Lavrov, e iraní, Mohamad Javad Zarif, se reúnan en Moscú en un encuentro sin precedentes para tratar el conflicto sirio.

Siria, de quien Rusia es aliado, también condenó inmediatamente el asesinato. "La República Árabe Siria condena firmemente el cobarde ataque de terrorismo que llevó a la muerte del embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov", informó el ministerio de Relaciones Exteriores sirio.

En tanto, las cuentas de Twitter que conducen a Al Qaeda y al Estado Islámico celebraron la acción del policía de 22 años que mató al embajador, informó Rita Katz, directora del sitio de inteligencia Site. En un tuit se lee que "Alá recoja a este héroe que no se quedó mirando mientras los musulmanes de Alepo y Shaam son masacrados".

Condena del embajador de Rusia en Uruguay.

El asesinato del embajador ruso en Ankara, Andréi Kárlov, es un acto terrorista que tenía como objetivo a Rusia, declaró ayer lunes a Sputnik Nóvosti el embajador de ese país en Uruguay, Alexéi Labetski. "Sin duda es un acto de terrorismo que fue dirigido contra nuestros diplomáticos, nuestro país, nuestra política", señaló.

Labetski agregó que se trata de un acontecimiento "terrible y extraordinario" que además es "extremadamente cruel" ya que otras personas también resultaron heridas en el ataque.

"Esto demuestra una vez más que la gente que ha tomado el camino del terror no tiene valores, ni principios, ni nacionalidad y que quedan fuera del sistema de relaciones humanas".

ÚLTIMOS ATENTADOS EN TURQUÍA.

Bombas cerca de un estadio: 44 muertos.

El sábado 10, el grupo radical Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK) provocó un doble atentado que causó 44 muertos en el centro de Estambul. Ese día un coche bomba estalló afuera del estadio del equipo de fútbol del Besiktas, y un kamikaze se hizo explotar menos de un minuto después en medio de un grupo de policías en un parque cercano.

Explosión en ómnibus policial: 14 muertos.

Catorce soldados turcos murieron y decenas de personas resultaron heridas el sábado 18 en un atentado suicida atribuido al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) contra un autobús en la ciudad de Kayseri, en el centro de Turquía. "Todos los elementos apuntan de momento al PKK", afirmó el viceprimer ministro Numan Kurtulmus en la cadena NTV.

El embajador ruso en Turquía fue asesinado durante una exposición. Foto: AFP.
El embajador ruso en Turquía fue asesinado durante una exposición. Foto: AFP.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados