ESTADOS UNIDOS

El magnate intenta moderar su discurso migratorio

Dijo que va a tomar medidas parecidas a las de Barack Obama.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Existe un problema con los inmigrantes y deportarlos no es posible ni humano", dijo. Foto: Reuters

El plan del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, de moderar su controvertido programa migratorio para acercarse a los votantes hispanos, siguió ayer sumido en la confusión, debido a continuos cambios de tono, cancelaciones y contradictorias declaraciones.

Tras hacer de la construcción del muro en la frontera sur con México y la creación de una "fuerza de deportación" para sacar de Estados Unidos a los inmigrantes ilegales los ejes de su plan migratorio, el magnate se ha embarcado en un intento de moderar el tono para apelar al voto hispano.

"La primera cosa que vamos a hacer si gano es deshacernos de todos los inmigrantes malos. Tenemos miembros de pandillas, asesinos, tenemos un montón de gente que tiene que salir del país", aseguró Trump en una entrevista emitida en la conservadora cadena Fox a última hora del lunes.

"Por lo que se refiere al resto", matizó luego, "vamos a seguir el proceso legal, quizá con mucha más energía, y lo vamos a hacer a través del sistema legal". De hecho, y pese a sus frontales críticas al presidente de EE.UU., el demócrata, Barack Obama, aplaudió parte de la política del actual Gobierno.

"Lo que la gente no sabe es que Obama sacó a un gran número de gente del país. (El expresidente George W.) Bush, lo mismo. Mucha gente fue deportada del país con las leyes existentes. Pues bien, yo voy a hacer lo mismo", dijo Trump en un raro reconocimiento de Obama, al que ha calificado como el peor presidente de la historia del país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)