La primera pista fue el camión con 71 migrantes muertos hallado en Austria 

Mafias búlgaras trafican refugiados

El camión descubierto en agosto pasado en Austria con los cuerpos de 71 migrantes tenía matrícula húngara y el logotipo de una compañía eslovaca, pero la mayoría de sospechosos arrestados son de Bulgaria, país donde el tráfico de personas es un negocio muy lucrativo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Más de 10 mil llegaron a Hungría para continuar el camino al oeste- Foto: Reuters

Situada a medio camino entre Turquía y la Unión Europea, Bulgaria sirve de base para bandas criminales organizadas que llevan años traficando con drogas y personas.

De los seis detenidos por el camión abandonado en una autopista en Austria, cinco eran búlgaros y uno afgano. Según el informe de 2015 sobre tráfico de personas del Departamento de Estado estadounidense, Bulgaria es uno de los principales "países de origen" y de tránsito de hombres, mujeres y niños, que en muchos casos son víctimas de abusos sexuales y trabajo forzado.

Con la complicidad de funcionarios corruptos, las víctimas del tráfico pueden ser transportadas hasta países tan lejanos como Estados Unidos o Zambia, en África. En otros casos se fuerza a niños y a adultos discapacitados a pedir limosna en las calles de las ciudades europeas, según el informe.

La clave.

Gracias a sus pasaportes de país miembro de la Unión Europea, los traficantes búlgaros se han convertido en los principales responsables del tráfico de los miles de refugiados que están intentado entrar en Europa desde hace meses.

"Ha sido muy fácil transformar las rutas que ya existían, creadas por los traficantes, en canales para pasar de contrabando a los migrantes, muy vulnerables y dispuestos a tomar riesgos", asegura Kamelia Dimitrova, responsable de una comisión del Gobierno búlgaro que lucha contra el tráfico de personas.

Según Tihomir Bezlov, un experto en criminalidad del Centro de Estudio de la Democracia (CSD) de Sofía, también juega en favor de los traficantes el hecho de que muchos de los camioneros de Europa sean búlgaros (la segunda nacionalidad por detrás de los turcos).

"Y como son ciudadanos de la Unión Europea, a diferencia de los turcos se pueden mover por Europa sin visado", explica Bezlov.

Por eso, la llegada a los Balcanes de más de 340.000 migrantes en lo que va del año supone una gran oportunidad para el negocio de los traficantes búlgaros, una fuente de preocupación de Bruselas desde que el país entró en la Unión Europea en 2007.

"La presión migratoria hacia Europa significa que los grupos criminales están trabajando porque los beneficios son rápidos", dijo por su parte la ministra del Interior búlgara, Rumyana Bachvarova.

La mayoría de migrantes llegan primero a Grecia y luego viajan a través de los Balcanes hacia el oeste de Europa, en muchos casos con la ayuda de traficantes búlgaros.

Se cree que unos 30.000 migrantes podrían haber entrado en Bulgaria a través de Turquía a pesar de las vallas y la presencia policial y militar.

Y dentro de Bulgaria, el país más pobre de la UE, no son solo los criminales quienes ayudan a los migrantes a continuar hacia Serbia.

En la región de Vidin, fronteriza con ese país, muchos habitantes también están ganando dinero acompañando a los migrantes en sus coches particulares. "Sirve todo lo que se mueve, autobuses, barcos, autocares, con preferencia por los autobuses, porque se gana más dinero", explica Vladislav Vlachev, un portavoz de la Fiscalía de Vidin. "Todo el mundo, excepto las abuelas, están involucrados en el tráfico", asegura.

Los casos continúan sumándose. Cabe recordar que apenas al día siguiente del hallazgo del camión con 71 migrantes muertos en su interior, se produjo otro hallazgo en Austria. Allí las autoridades rescataron a varios migrantes, entre ellos tres niños de corta edad en precarias condiciones de salud. Ellos y sus familiares fueron internados en un hospital en la frontera con Alemania. Se cree que la desesperación llevó a las familias a arriesgarse a dejar el hospital, antes que ser enviados a su país de origen.

SABER MÁS

La UE aportará 1.000 millones.


Los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea acordaron aumentar en 1.000 millones de euros su ayuda a la Agencia de la ONU para los refugiados y otras agencias de ONU. "Queremos decisiones operativas", dice el documento, entre ellas una "respuesta a la necesidad urgente de los refugiados en la región, ayudando a la Agencia de la ONU para los refugiados, al Programa Mundial de Alimentos y a otras agencias de la ONU con al menos 1.000 millones de euros adicionales".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)