VENEZUELA

Maduro cada vez más aislado: le dio 72 horas a la embajadora de la UE para que se vaya del país

La declaró persona non grata en respuesta a las sanciones aprobadas por el bloque comunitario contra 19 funcionarios. El canciller Arreaza le entregó la nota en persona.

El canciller Arreaza le entrega la declaración de persona non grata a Brilhante. Foto: Reuters
El canciller Arreaza le entrega la declaración de persona non grata a Brilhante. Foto: Reuters

El régimen de Nicolás Maduro en Venezuela declaró ayer miércoles persona no grata y expulsó a la embajadora de la Unión Europea (UE), la portuguesa Isabel Brilhante Pedrosa, dándole 72 horas para dejar el país. La drástica decisión de Maduro fue en represalia a nuevas sanciones de la UE.

“Hoy, por decisión del presidente Nicolás Maduro, le hemos entregado en sus manos a la señora Isabel Brilhante (...) la declaratoria como persona non grata”, dijo el canciller venezolano, Jorge Arreaza. “Se le ha dado un plazo de 72 horas para abandonar el territorio venezolano”, añadió.

El régimen de Maduro respondió así a sanciones contra 19 funcionarios, entre ellos Remigio Ceballos, uno de los principales jefes militares de Venezuela; Indira Alfonzo, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE); y dos diputados de la oficialista Asamblea Nacional.

Poco después, Arreaza entregó cartas de protesta al embajador de Francia en Caracas, Romain Nadal, y a representantes de Alemania, España y Holanda, instando a sus gobiernos a “reevaluar” su posición frente a Venezuela. “Como hoy hemos dicho adiós, adeus en portugués, porque la señora Brihlante es portuguesa de origen, no quisiéramos tener que decir adiós, auf wiedersehen o au revoir”, manifestó el canciller.

Según Arreaza, “fueron estos cuatro gobiernos los que actuaron con mayor, digamos, mala intención, para fomentar nuevos ataques” a Venezuela.

Los 19 funcionarios venezolanos son acusados de socavar la democracia luego de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, boicoteadas y calificadas de fraude por la oposición y la comunidad internacional. Desconocidas por Estados Unidos, la UE y varios países de América Latina, esas elecciones dieron al partido del gobierno y sus aliados 256 de 277 escaños del Parlamento, con lo que Maduro tomó control del único poder que estaba en manos de la oposición.

La UE -que había planteado, sin éxito, aplazar los comicios legislativos para buscar condiciones que garantizaran la participación de la oposición- solicitó ayer a Maduro revertir la expulsión de Brilhante Pedrosa, quien ocupa el cargo de embajadora desde octubre de 2017.

“La UE lamenta profundamente esta decisión, que solamente conducirá a un mayor aislamiento internacional de Venezuela. Llamamos a que esta decisión sea revertida”, dijo Nabila Nasrali, portavoz del servicio de relaciones exteriores de la Comisión Europea.

El pasado 29 de junio, después de otro paquete de sanciones, Maduro había declarado persona no grata a Brilhante y también le dio 72 horas para salir de Venezuela. Sin embargo, cuando se cumplía ese plazo, el régimen chavista dio marcha atrás después de negociaciones con el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

En aquella ocasión, Borrell y Arreaza coincidieron en mantener el diálogo abierto.

Venezuela se convirtió en 2017 en el primer país latinoamericano sancionado por la UE, que desde entonces ha aprobado medidas contra 55 funcionarios venezolanos, que incluyen la prohibición de viajar a su espacio y la congelación de activos.

El nuevo Parlamento de mayoría chavista pidió el martes a Maduro que expulsara a Brilhante tras las nuevas sanciones y que revisara el acuerdo de funcionamiento de la oficina del bloque en Caracas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados