VIDEO

Maduro sube la tensión y apela a militares para frenar huelga opositora

Ocuparán empresas que adhieran; subió 40% salario base.

El chavismo y la oposición volverán a medir fuerzas hoy viernes, en medio de una creciente tensión en Venezuela. El presidente Nicolás Maduro, en un intento desesperado por recuperar terreno ante una profunda crisis económica y un país políticamente bloqueado, anunció un aumento del 40% del salario mínimo y amenazó con la ocupación por parte de militares de las empresas que adhieran a la huelga convocada para hoy por la oposición.

El aumento decretado por Maduro deja el monto del salario mínimo en 90.911 bolívares (unos 140 dólares), que incluyen salario y un bono de alimentación.

La huelga de 12 horas es parte de la nueva estrategia que lanzó el miércoles la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en el cierre de una manifestación de cientos de miles de personas, en protesta por la suspensión del proceso de referéndum revocatorio hace una semana.

"A Venezuela no la para nadie. Venezuela lo que quiere es trabajo y va a prosperar", dijo Maduro en tono desafiante en cadena de radio y televisión.

Maduro ratificó la advertencia que adelantó el miércoles el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, quien sostuvo que las Fuerzas Armadas ocuparán las empresas que se acojan a la huelga.

El mandatario advirtió que hoy viernes habrá inspección por parte de los militares a unas 700 empresas "para verificar que están funcionando" y que serán intervenidas aquéllas que adhieran a la huelga.

"Empresa parada, empresa recuperada por los trabajadores y la revolución (...) No voy a aceptar ningún tipo de conspiración", sentenció Maduro, cuyo periodo concluye en enero de 2019.

Protestas en Venezuela. Foto: AFP
Protestas en Venezuela. Foto: AFP

"¡El abandonado!".

La Asamblea Nacional prepara una inminente declaración de "abandono del cargo" de parte de Maduro, una figura prevista en la Constitución para cuando el mandatario no cumple con sus deberes.

La MUD también anunció una marcha al Palacio de Miraflores el 3 de noviembre, lo que para el gobierno repite el libreto del 11 de abril de 2002, cuando una movilización hacia la casa de Gobierno derivó en un golpe de Estado que sacó del poder a Hugo Chávez durante tres días.

"Aquí estoy con el cargo abandonado, el abandonado me llaman (...) ¡Imagínense! Qué ridícula esta gente", ironizó Maduro.

Y llamó a sus seguidores a movilizarse en las calles para "derrotar el golpe parlamentario".

Pero la oposición asegura que fue Maduro quien rompió el "hilo constitucional", al despojar a los venezolanos del derecho al voto manipulando al poder electoral y a la justicia para frenar el referéndum revocatorio contra el mandato presidencial.

La MUD sostiene que el revocatorio era la "válvula de escape" de una población hastiada de la escasez de alimentos y medicinas, y una inflación que este año llegaría a 475% según los cálculos del FMI.

Maduro dijo que el aumento decretado ayer jueves es el cuarto al salario mínimo en un 2016 que "ha sido el año más duro de la guerra económica".

La región.

En este clima, once países de América Latina, entre ellos Uruguay, manifestaron ayer jueves su preocupación por la "aguda polarización" en Venezuela y llamaron a un diálogo "constructivo" entre gobierno y oposición.

"Observamos con preocupación la aguda polarización por la que atraviesa Venezuela y (reiteramos el) llamado para que las partes tengan voluntad política y establezcan un diálogo constructivo con soluciones que respeten el Estado de Derecho y las garantías constitucionales", dijeron los países.

El comunicado conjunto está firmado por los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Uruguay.

El documento también respalda la participación del Vaticano para interceder en las negociaciones entre las partes.

Perú pide activar carta democrática de OEA.

El presidente de Perú, Pedro Kuczynski, planteará hoy viernes activar la Carta Democrática sobre Venezuela, que implica su suspensión de la Organización de Estados Americanos (OEA). Kuczynski destacó que también hablará con sus pares que asistirán en Cartagena, Colombia, a la XXV Cumbre Iberoamericana, sobre alistar un plan humanitario para ayudar a los venezolanos.

En tanto, los cancilleres del Mercosur aprovecharán la cumbre en Cartagena para hablar de la crisis en Venezuela, socio del bloque regional. Ayer la canciller de Argentina, Susana Malcorra, dijo que solo los venezolanos pueden resolver su "atolladero", según un comunicado de la Cancillería argentina. "La situación en Venezuela es muy delicada, las tensiones están muy altas y están escalando día a día, lo cual nos preocupa por los venezolanos en primer lugar, y nos preocupa por la región en términos más amplios", añadió.

La canciller destacó "el acompañamiento del Vaticano" en procura de una solución. "Entendemos que el hecho de que el papa Francisco se haya involucrado es una señal de que tenemos la más importante autoridad moral del mundo interesada en ayudar a las dos partes de este conflicto", indicó.

IDEA-DEMOCRÁTICA.

Llamado de líderes regionales y España.

Ayer 25 ex presidentes iberoamericanos, entre ellos Luis Alberto Lacalle, expresaron su preocupación por lo que consideran una "ruptura del orden constitucional en Venezuela". En la declaración expresan su "grave preocupación por las acciones del gobierno" de Nicolás Maduro que llevaron a una "ruptura del orden constitucional" y a "un golpe de Estado".

Agregan que en virtud de esto, se "cristaliza un grave atentado contra la democracia y ocurre la pérdida de legitimidad de origen del régimen imperante en Venezuela, según el tenor de la Carta Democrática Internacional y demás cláusulas democráticas contempladas en los tratados internacionales en vigor".

Instan a la OEA y a sus Estados miembros "a que pongan en marcha los mecanismos de protección de la democracia contemplados en la normativa que rige" a esa organización.

Saludan además la iniciativa de diálogo del Vaticano, "en tanto y en cuando, dicho proceso implique el previo acatamiento por el gobierno de Venezuela del orden constitucional en vigor, el cese de las prisiones para sus adversarios, su respeto cabal de los derechos políticos, y la reversión de los actos orientados a impedir la manifestación de la fuente natural y primaria de la misma democracia, a saber, la soberanía popular a través del voto".

Además de Lacalle, entre los firmantes de la declaración están los españoles José María Aznar del PP y Felipe González del PSOE. Todos firmantes de las declaraciones de Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA-Democrática) sobre Venezuela.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)