UN PAÍS EN CRISIS

Maduro quita tres ceros a la moneda y hay desconfianza

Proyectan 13.000% de inflación, y los ciudadanos descreen de las medidas.

El presidente Nicolás Maduro al exponer las decisiones que tomó para introducir el "Bolívar soberano". Foto: Reuters
Maduro al exponer decisiones que tomó para introducir el "Bolívar soberano". Foto: Reuters

¿Cómo se le bajan tres ceros al precio de la nafta?, es una de las preguntas que se hacían el viernes muchos venezolanos desconfiados tras las medidas de reconversión de la moneda y de emisión de nuevos billetes anunciadas por el presidente Nicolás Maduro.

Un litro de nafta premium a seis milésimas de bolívar. Será la respuesta desde el 4 de junio —dos semanas después de los comicioes presidenciales— y, aunque efectivamente no cambia el valor del litro de la gasolina más barata del mundo equivalente a 0,01 dólares al tipo de cambio oficial, dudas como esa llenan las redes sociales en el país petrolero sudamericano.

Y surgen coincidencias como que esas medidas son "puro maquillaje" y no resuelven el problema de hiperinflación que ha derivado en la escasez de efectivo para las transacciones diarias en un país en recesión y con un poder adquisitivo cada vez más golpeado.

"No veo como una solución quitar los ceros, es puro maquillaje", dijo a Reuters Alejandro Espinoza, de 67 años, un vendedor de vallas publicitarias mientras caminaba a una reunión de trabajo.

Con desbordado optimismo, el presidente Maduro aseguró que la medida que entrará en vigencia el 4 de junio, dinamizará la economía —que encadena cuatro años de recesión— pues le garantizará a la gente realizar sus actividades comerciales.

Ese intercambio se ve afectado por la escasez de efectivo producto de la imposibilidad de imprimir dinero al ritmo de la hiperinflación, que el Fondo Monetario Internacional proyecta en 13.000% para 2018.

"Ya Chávez quitó tres ceros y Maduro, tres ceros más. Un millón nos queda en un bolívar. Son cuentos chinos", comentó a AFP Luisa Fermín, mientras hacía una larga fila en Caracas en busca de alimentos básicos, escasos al igual que los medicamentos.

Hace una década, el fallecido mandatario Hugo Chávez lanzó el "Bolívar fuerte" en una reconversión monetaria similar a la anunciada por Maduro el jueves, pero el avance voraz de los precios lo diluyó.

Ahora Maduro, quien aspira a ser reelegido el 20 mayo, apuesta por el "bolívar soberano" y sataniza la propuesta de su mayor contrincante en las elecciones, Henri Falcón, de dolarizar la economía.

Detalles.

Maduro anunció el jueves la eliminación de tres ceros al bolívar y una nueva familia de monedas —de 50 céntimos y un bolívar— y de billetes de 2, 5, 10, 50, 100, 200 y 500. La máxima denominación vigente es de 100.000 bolívares.

"¡Defenderemos nuestro Bolívar!", enfatizó el mandatario, quien dice que su gobierno es víctima de una guerra económica orquestada desde el exterior que busca sacarlo del poder y hundir a Venezuela.

El vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, subrayó el viernes que todos los billetes del cono monetario actual perderán su valor y no podrán ser canjeados una vez entre en vigencia la reconversión. Asimismo pidió al sector público y privado iniciar la adecuación tecnológica para su aplicación.

En el 2016, Maduro intentó sacar de circulación por unos días el billete de 100 bolívares, el de más alta denominación para entonces, acusando al Gobierno de Colombia de impulsar el contrabando de papel moneda para causar caos. Pero, ante la falta de efectivo, retrasó la medida y no la logró aplicar.

La oposición acusa a Maduro de dirigir mal a una de las economías que llegó a ser una de las más fuertes de América Latina y que tiene las mayores reservas de crudo pesado del mundo, y de la cual ahora huyen los venezolanos hacia otros países en busca de una mejor calidad de vida y cierran empresas casi a diario.

"Un Gobierno autoritario hace todo lo que le da la gana. Esto no va a parar la inflación", dijo a Reuters José Vásquez, de 46 años, un vendedor ambulante de café caliente en la salida de una estación del metro en el este de Caracas.

Al término del 2017, el Banco Central aumentó el volumen de billetes en un 14 por ciento, menos de la mitad que un año antes y una cantidad insuficiente cuando la inflación anual alcanzó 2.616 por ciento por primera vez en la historia, según una medición del Congreso opositor y única data disponible.

Analistas afirmaron que la reconversión monetaria es una medida aislada que no atiende la hiperinflación, que para ser detenida requiere de un plan amplio de reformas económicas.

"Es una medida cosmética, que no va al problema de fondo", dijo a Reuters el economista y director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros. "Es un ganar algo de tiempo, al cabo de pocos meses van a tener que seguir emitiendo nuevos billetes o decidir quitarle más ceros a la moneda", agregó.

Expresó su admiración por triunfo de Putin

Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y Rusia, Vladimir Putin, conversaron el viernes telefónicamente sobre las elecciones en sus países y el Mundial de fútbol, con el interés de "fortalecer las relaciones bilaterales", indicó un comunicado en Caracas. Maduro expresó su alegría y admiración por "el extraordinario triunfo obtenido por Putin y el pueblo" en las elecciones, que calificó de ejemplares.

Putin, en tanto, "elevó votos de éxito para el venidero proceso electoral del 20 de mayo" en Venezuela. Maduro tiene un aliado en Putin, que le ha vendido armamento y aceptó refinanciar la deuda de Caracas con Moscú.

Tras una renta petrolera mermada dudan de capacidad para cambios

Existen dudas sobre la capacidad del gobierno de poner los billetes en circulación, debido a una renta petrolera mermada, las sanciones de Estados Unidos y los compromisos de deuda por US$ 8.000 millones, con reservas internacionales de apenas US$ 9.500 millones. El economista Asdrúbal Oliveros señala que la reconversión de 2008 costó US$ 1.200 millones.

Cuando lanzó hace 18 meses los billetes que ahora sacará de circulación, Maduro aseguraba que le "quemaría las manos a mafias" que contrabandeaban la moneda hacia Colombia. Pero, la hiperinflación hizo cenizas los billetes. Llegaron con retraso, lo que generó caos y nunca se cubrió la demanda. A diario solo se pueden retirar de un banco 10.000 bolívares.

La solución "definitiva es ir a un pago 100% por la vía de las cuentas digitales", lanzó el presidente Nicolás Maduro, reconociendo implícitamente lo difícil que será garantizar el efectivo. FUENTE: AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º