AISLAMIENTO INTERNACIONAL

Maduro desata crisis diplomática con España por sanciones de UE

Declara no grato a embajador español; Rajoy actuará con “reciprocidad”.

Maduro se saca una selfie con su esposa Cilia Flores. Foto: Reuters
El presidente Maduro se saca una selfie con su esposa Cilia Flores.

El régimen de Nicolás Maduro, cada vez más aislado por la comunidad internacional, sigue dinamitando los pocos puentes que le quedan con el resto del mundo. Ahora está al borde de romper relaciones diplomáticas con España, a cuyo embajador en Caracas, Jesús Silva Fernández, declaró ayer jueves "persona no grata" y expulsó por "continuas agresiones y recurrentes actos de injerencia en los asuntos internos de nuestro país", según un comunicado del Ministerio de Exteriores venezolano.

El enojo del régimen de Maduro es por el respaldo del presidente español Mariano Rajoy a las sanciones de la Unión Europea contra siete funcionarios chavista la semana pasada, acusados de violaciones de los derechos humanos o de menoscabar la democracia en Venezuela.

Maduro acusa a Rajoy de haber "recibido instrucciones" del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para impulsar las sanciones, que prohíben a los funcionarios (entre ellos al número dos del régimen, Diosdado Cabello, y a la presidenta del poder electoral, Tibisay Lucena) viajar a la Unión Europea. Según la cancillería de Venezuela, Rajoy se comprometió a "asumir el liderazgo de la conspiración en Europa, con el fin de concertar ataques a la soberanía e independencia del pueblo venezolano con sus socios europeos, a cambio de inconfesables beneficios políticos y económicos".

El miércoles, preparando el terreno para lo que desataría al otro día, Venezuela había llamado a consultas a su embajador en España, Mario Isea.

Las sanciones de la Unión Europea también afectan al ministro de Interior, Néstor Reverol, y al presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, y son las primeras que el bloque adopta contra funcionarios del régimen chavista. Antes, la UE había decretado un embargo de armas a Venezuela.

Reacción española.

El ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis, lamentó la declaratoria de persona no grata contra su embajador en Venezuela.

Dastis, que recibió la noticia de al expulsión de su embajador en Caracas mientras participa en Davos en el Foro Económico Mundial, rechazó las acusaciones de "injerencia" lanzadas desde el gobierno venezolano, y subrayó que lo único que ha hecho España desde el principio es "ayudar al proceso" de diálogo que se desarrolla en República Dominicana.

El canciller español llevará hoy viernes a la reunión del Consejo de Ministros en Madrid un informe con las alternativas a la decisión de Venezuela, y garantizó que el gobierno de Rajoy va a actuar con "proporcionalidad" y "reciprocidad". Esto en lenguaje diplomático significa que España hará con Venezuela algo muy similar con su embajador en Madrid.

Dastis también subrayó que las sanciones de la UE contra Venezuela se tomaron por unanimidad de sus 28 socios actuales y se mostró "escéptico" con que esa nación y sus actuales responsables tengan de verdad ninguna intención de dialogar y negociar una salida a su crisis y a su conflicto interno. El diplomático español pidió a Maduro y a las autoridades de Venezuela menos palabras y promesas y más "buenas obras" y acciones encaminadas a encontrar una salida al país.

Venezuela y España han mantenido relaciones tensas desde que la autodenominada Revolución bolivariana tomó el poder en 1999. Cíclicamente se generan incidentes que dan pie a un intercambio de acusaciones y, en ocasiones, al llamado de sus respectivos embajadores. En las últimas semanas, Maduro elevó el tono contra Rajoy, hasta llegar, el pasado martes, a insultar abiertamente al presidente del gobierno español. Calificó a su Ejecutivo de "corrupto" y espetó: "Ponte a cuatro paticas, compadre, que este pueblo lo que te va a dar es pela", le dijo en referencia a una paliza.

Pedido de captura para expresidente de Pdvsa

El fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, anunció que en los próximos días librará una orden de captura internacional contra Rafael Ramírez, expresidente de Pdvsa, por lavado de dinero y otros delitos.

Ramírez reaccionó fuerte. "Las infames acusaciones del fiscal constituyen un abuso de poder y una represalia por mi propuesta de primarias en el @PSUV. Quieren imponer una candidatura (Maduro) por el miedo y la fuerza. Silenciar y criminalizar la crítica", escribió Ramírez en Twitter.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)