VENEZUELA EN CRISIS

Maduro anuncia que va por reelección: "Estoy a la orden"

La Asamblea Constituyente convoca a comicios, a más tardar el 30 de abril.

Nicolás Maduro. Foto: Reuters
Venezuela adelanta las elecciones presidenciales para antes del próximo 30 de abril

Nicolás Maduro, se declaró "a la orden" para la reelección, después de que la Asamblea Constituyente que gobierna con poder absoluto adelantó la votación para el 30 de abril a más tardar.

Si el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) "cree que debo ser el candidato presidencial de los sectores revolucionarios (...), estoy a la orden", dijo, ayer martes, a periodistas Maduro antes de un mitin en Caracas, definiéndose como "un simple trabajador".

Durante la sesión en la que la Constituyente acordó acelerar los comicios, previstos inicialmente para finales de año, Diosdado Cabello —asambleísta y poderoso dirigente del PSUV— adelantó que el mandatario sería el candidato.

"No vamos a tener problema, tenemos un solo candidato para continuar con la revolución", manifestó Cabello mientras el plenario coreaba: "¡Nicolás, Nicolás!".

"Antes del 30 abril debe haber elecciones", acotó el dirigente al leer el decreto que propuso para adelantar los comicios, aprobado por unanimidad.

Analistas y opositores habían advertido que el gobierno adelantaría la fecha para aprovechar la crisis de credibilidad y las divisiones de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

"Para el gobierno tiene toda la lógica adelantar la elección, primero porque se enfrenta a un año muy complicado económicamente y segundo porque está tratando de agarrar a la oposición en un momento de mucha desarticulación", declaró el analista Benigno Alarcón.

Maduro, exconductor de ómnibus, de 55 años, que asumió el poder en abril de 2013 —un mes después de la muerte de Hugo Chávez—, enfrenta una impopularidad de alrededor de 70% debido a la crisis económica que golpea al país con hiperinflación y escasez de alimentos y medicinas.

Reacción.

"A sanciones... elecciones" "Vamos a vencer unidos", agregó Cabello, quien aseguró que será el Poder Electoral —acusado por la oposición de servir a Maduro—, el que fijará la fecha. Presentó la propuesta de adelantar la elección en respuesta a sanciones impuestas contra Venezuela y varios de sus funcionarios por Estados Unidos y la Unión Europea.

"Si el mundo quiere aplicar sanciones, nosotros aplicaremos elecciones (...) Poderes imperiales y poderes fácticos han desatado una campaña sistemática y de odio contra Venezuela", agregó el dirigente.

El lunes, la Unión Europea aprobó sanciones contra siete altos funcionarios venezolanos, entre ellos Cabello, lo que el gobierno calificó de un "golpe al diálogo" mantenido desde el 1 de diciembre con la MUD en República Dominicana.

Al justificar su propuesta, Cabello también argumentó que la oposición se retiró del diálogo con "excusas fútiles", haciendo referencia a la ausencia de sus delegados en la cuarta ronda, el pasado jueves, por la ausencia de dos cancilleres facilitadores.

Difícil.

Pese a la impopularidad del presidente Maduro, las fuerzas políticas de la oposición, maltrechas después de las violentas protestas que lideraron contra el gobierno entre abril y julio de 2017 con saldo de unos 125 muertos, no la tiene fácil para participar en los comicios.

"¡Hoy, mañana, pasado, la única gran verdad es que a este Gobierno y su cúpula lo aborrece la inmensa mayoría de los venezolanos! Si se libera el derecho que tiene nuestro Pueblo a decidir se van (...). Unidad", apuntó el excandidato presidencial Henrique Capriles en Twitter.

Después del adelanto de los comicios presidenciales, el dirigente Henry Ramos Allup aseguró que la oposición está "en capacidad de elegir en primarias un candidato en cuatro o cinco semanas".

Estimó que "la comunidad internacional no reconocerá ningún gobierno que sea producto de escamoteos y no de elecciones democráticas".

Opositores llegan sin fuerza a las elecciones.

La Asamblea Constituyente, considerada "ilegítima" por la MUD y desconocida por parte de la comunidad internacional, ordenó a esa coalición y a sus principales partidos reinscribirse ante el CNE por haberse marginado de las elecciones de alcaldes del 10 de diciembre.

Los partidos Primero Justicia, de Henrique Capriles; Voluntad Popular, del líder Leopoldo López, y Acción Democrática, del veterano parlamentario Henry Ramos Allup, denunciaron irregularidades en los comicios de gobernadores del 15 de octubre, por lo que no asistieron a las municipales. En ambas votaciones arrasó el chavismo.

Para reinscribirse, deben llevar al CNE las firmas de 0,5% de los inscritos en el Registro Electoral en al menos 12 estados, según la ley. Unos 19 millones de venezolanos están registrados para votar.

Pero además la MUD no tiene un dirigente que entusiasme a sus seguidores. Sus principales líderes, Capriles y López —bajo arresto domiciliario—, están inhabilitados políticamente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)