TENSIÓN

Maduro amenaza con enjuiciar a opositores en medio del diálogo 

"Ni en México, ni en Marte, aquí no va a haber impunidad, aquí tiene que haber justicia, justicia severa", dijo el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Nicolás Maduro. Foto: EFE
Nicolás Maduro. Foto: EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, negó ayer que las negociaciones que su gobierno desarrolla en México con la oposición se traduzcan en "impunidad", una advertencia para Juan Guaidó y sus aliados.

Representantes de Maduro y la oposición iniciaron el viernes una segunda ronda de discusiones en México, con facilitación de Noruega y acompañamiento de Rusia y Holanda, un diálogo que se extenderá hasta hoy, lunes.

"Ni en México, ni en Marte, aquí no va a haber impunidad, aquí tiene que haber justicia, justicia severa", dijo Maduro en una entrevista que le hizo su ministro de cultura u que fue transmitida por la televisión estatal.

“Yo sueño con el día en que haya justicia y estos bandidos y delincuentes paguen”, agregó el mandatario en referencia a Guaidó, líder opositor reconocido como presidente encargado de Venezuela por Estados Unidos y medio centenar de países, y sus aliados.

“Y yo (sueño) con que Venezuela sea libre y democrática. Veremos ese día. Por eso estamos en la calle luchando y buscando un acuerdo en México", respondió por su parte el líder opositor.

Guaidó, a quien Maduro calificó de "pelele" e "imbécil", enfrenta múltiples causas judiciales en Venezuela sin haber sido detenido, aunque varios de sus colaboradores cercanos han sido arrestados.

“Es mucho el daño que le han hecho a la vida de la familia venezolana", afirmó el mandatario chavista, enumerando sanciones, "intentos de golpe de Estado" y "el secuestro y robo de más de 8.000 millones de dólares en cuentas bancarias" estatales venezolanas bloqueadas.

Maduro insistió en la principal demanda del oficialismo en la mesa: levantar o flexibilizar las sanciones lideradas por Washington contra el país sudamericano.

“Cuando nosotros nos sentamos en esa mesa, entendemos que nos sentamos con el gobierno de los Estados Unidos (...), son los políticos dependientes de los dictámenes de los Estados Unidos, tanto en tiempos de Donald Trump como en tiempos de Joe Biden", expresó Maduro.

"Las cosas siguen prácticamente igual" entre Caracas y Washington con Trump y, ahora, con Biden, añadió.

El diálogo se realiza con vistas a las elecciones de gobernadores y alcaldes de noviembre próximo, comicios en los que participarán los principales partidos políticos opositores, rompiendo un boicot electoral de tres años.

El principal negociador del chavismo, Jorge Rodríguez, reportó el sábado avances en pro de "acuerdos parciales".

“Hasta ahora nada acordado", dijo por su parte una fuente de la oposición.

"Acuerdo parcial"

El gobierno y la oposición de Venezuela celebraron este fin de semana una nueva ronda de negociaciones en México con "acuerdos parciales", en una mesa en la que los oficialistas buscan el levantamiento de sanciones económicas y su contraparte elecciones libres con garantías.

“Acabamos de culminar esta jornada, hemos venido trabajando principalmente en acuerdos parciales, sobre todo relacionados en la atención al pueblo de Venezuela", declaró Jorge Rodríguez en las afueras de la sede del encuentro en Ciudad de México.

El líder oficialista señaló que el gobierno que representa está "muy atento" de todas las garantías económicas que le han sido "cercenadas, bloqueadas, robadas, sustraídas al pueblo de Venezuela", refiriéndose a las sanciones encabezadas por Estados Unidos.

Más temprano, el bloque opositor había dicho que esperaba "prontos acuerdos" con los representantes del gobierno de Maduro, según su principal negociador, Gerardo Blyde.

“Esos acuerdos tempranos van a buscar aminorar la crisis, pero la crisis tiene problemas de fondo muy graves, de un modelo que fracasó en Venezuela y de un modelo que no reconoce el orden democrático y el orden constitucional", dijo a la prensa Blyde al inicio de la reunión.

Rodríguez expresa repudio a canciler colombiana Ramírez

La vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, pidió este fin de semana a su homóloga y canciller colombiana, Marta Lucía Ramírez, que no se inmiscuya "en los asuntos internos" del país caribeño.

"Venezuela repudia las declaraciones de la vicepresidenta de la guerra y la violencia Marta Lucía Ramírez, quien se inmiscuye en los asuntos internos de nuestra patria", escribió Rodríguez en su cuenta de Twitter.

Ramírez había advirtido en una entrevista con la agencia Efe de un diálogo errático en las conversaciones entre el Gobierno y la oposición venezolana y afirmo que el "único" objetivo de estas debe ser "asegurar que haya una elección presidencial transparente y libre".

Consideró que las negociaciones entre el Gobierno y la oposición que se desarrollan en México son "un intento tímido”. “Si el objetivo de la negociación es un diálogo, eso no va a conducir realmente a un cambio profundo. En cambio, si el objetivo es asegurar que haya una elección presidencial transparente y libre, entonces eso sí puede producir un cambio profundo, y esa es la gran responsabilidad que tienen los países desarrollados que han venido prodigando ese diálogo", agregó.

Al respecto, Rodríguez le espetó que pretender "dar lecciones al diálogo en Venezuela cuando dieron al traste con los acuerdos de paz en Colombia".

"Venezuela se respeta y hace valer su soberanía", añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados