En el banquillo

Maduro acusado en La Haya

Seis países piden a la Corte Penal que investigue delitos de lesa humanidad del régimen.

Venezolanos suben a un omnibus en Porto Alegre (Brasil). Foto: EFE
Venezolanos suben a un omnibus en Porto Alegre (Brasil). Foto: EFE

Cinco países latinoamericanos y Canadá oficializaron una petición para que la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) investigue supuestos crímenes de lesa humanidad del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. Los cancilleres de Argentina, Chile, Colombia, Paraguay, Perú y Canadá presentaron, ayer miércoles al margen de la Asamblea General de la ONU, una carta firmada por los presidentes de sus respectivos países solicitando la intervención de la Corte con sede en La Haya. La carta está dirigida a la fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda.

"Se solicita a la Corte que, tras evaluar la información de que se disponga, inicie una investigación sobre la comisión de crímenes de lesa humanidad que habría tenido lugar en Venezuela bajo el gobierno del presidente Nicolás Maduro, a partir del 12 de febrero de 2014", dice la carta.

Entre las pruebas que presenta, figura un informe elaborado por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU (Oacdh), en el que se documentan ejecuciones extrajudiciales, torturas y detenciones arbitrarias en el marco de las protestas antigubernamentales entre abril y julio de 2017.

Ciudadanos venezolanos en el refugio ubicado en Boa Vista, Brasil. Foto: EFE
Ciudadanos venezolanos en el refugio ubicado en Boa Vista, Brasil. Foto: EFE

También otro informe redactado por un grupo de expertos designado por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el excanciller frenteamplista Luis Almagro, concluyó que existía un "fundamento razonable" para considerar que once individuos, entre ellos el presidente Maduro y miembros de las Fuerzas Armadas, habrían cometido crímenes de lesa humanidad.

El propio Almagro mostró ayer miércoles un "respaldo total" a la petición presentada a la Fiscalía de la CPI. "Los mandatarios de estos seis países han dado un paso histórico y sin precedentes en la historia de nuestra América, generando un hito fundamental en aras de la justicia, la rendición de cuentas, la no repetición y la reparación a las víctimas de la dictadura venezolana", afirmó Almagro en un comunicado.

El canciller peruano, Néstor Popolizio, destacó que, de comprobarse las denuncias de estos informes, "quedarían claramente configurados los crímenes de lesa humanidad". Popolizio insistió en que en Venezuela "no solo no existe la democracia, sino que impera un mecanismo de dictadura".

Su homólogo chileno, Roberto Ampuero, insistió en que los informes son "sólidos y contundentes" y "muestran de manera muy seria y documentada las denuncias de delitos de lesa humanidad en Venezuela". "Las violaciones a los derechos humanos en Venezuela deben terminar y las que han ocurrido deben ser investigadas para establecer, con la mayor claridad, quiénes son los responsables, también en términos individuales", dijo Ampuero.

En la presentación de la carta ante los medios estuvieron también presentes los cancilleres de Canadá, Chrystia Freeland; el argentino, Jorge Faurie; el paraguayo, Luis Alberto Castiglioni; y el colombiano, Carlos Holmes Trujillo.

La demanda de los cinco países latinoamericanos, inédita en los dieciséis años de historia de la CPI, activa el artículo 14 del Estatuto de Roma, carta fundacional del tribunal, que permite a los Estados parte denunciar crímenes de lesa humanidad perpetrados en terceros países.

La Fiscalía de la CPI ya comenzó, por iniciativa propia, a estudiar el caso de Venezuela en pasado febrero, paso previo a la eventual apertura de una investigación formal. La denuncia conjunta no abrirá automáticamente una investigación plena por parte del tribunal internacional, ya que ese paso depende de la Fiscalía del tribunal, que actúa de manera independiente.

¿Trump con Maduro?.

La versión circuló fuerte ayer en Nueva York, pero anoche la Casa Blanca la descartó, al menos por ahora. El presidente estadounidense, Donald Trump, no se reunirá con Maduro, pese a que ambos coinciden en Nueva York con motivo de la Asamblea General de la ONU.

Foto: EFE
Foto: EFE

Trump se había mostrado abierto a reunirse con Maduro "si él está aquí" en Naciones Unidas y "quiere reunirse", pero finalmente la Casa Blanca descartó esa posibilidad tres ho- ras después de que el presidente venezolano aterrizara en Nueva York.

"Aterrizando en Nueva York para participar en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Traigo la voz de todo mi pueblo, vengo cargado de Pasión Patria para defender la verdad", dijo Maduro en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El mensaje venía acompañado de un video en el que se ve a Maduro, vestido con una camisa blanca y corbata roja, dentro del avión presidencial de Venezuela, donde aparece colgado un cuadro con la imagen del libertador Simón Bolívar.

El objetivo del viaje, detalló Maduro en el video, es "defender la verdad de Venezuela".

"Vengo a recibir la solidaridad de los Gobiernos del mundo, de los pueblos, a defender la verdad de nuestra patria, amada patria, querida patria de Bolívar", resaltó.

Refugiados

El gobierno brasileño comenzó el traslado de refugiados venezolanos desde campamentos de acogidas en Boa Vista, en el estado de Roraima en el norte, a zonas del sur como Porto Alegre. Los primeros 230 refugiados ya fueron trasladados en un avión militar a la capital de Río Grande del Sur. En Boa Vista y Pacaraima funcionan doce campamentos para inmigrantes venezolanos que albergan a unas 5.000 personas, que han llegado a Brasil huyendo de la crisis en su país. Según la ONU, unos 2,3 millones de venezolanos se han exiliado.

DONALD TRUMP

"Todas las opciones están sobre la mesa"

Donald Trump afirmó en la ONU que hasta las "opciones" más "fuertes" están sobre la mesa con respecto a Venezuela. "Todas las opciones están en la mesa, todas. Las fuertes y las menos fuertes", dijo Trump al margen de la Asamblea General de la ONU. "Y ya saben lo que quiero decir con fuerte", agregó en referencia tácita a una intervención militar estadounidense. "Solo quiero que Venezuela se enderece. Quiero que la gente esté segura. Nos ocuparemos de Venezuela. Lo que pasa en Venezuela es una desgracia", añadió.

El presidente venezolano Nicolás Maduro llegó ayer a Nueva York para asistir a la Asamblea General de la ONU. Maduro participó por última vez en la asamblea en 2015. "Vengo a la Asamblea General de las Naciones Unidas a defender la verdad de Venezuela. Vengo cargado de emoción, de pasión, de verdades para que todo el mundo sepa que Venezuela está de pie", declaró a la televisión gubernamental poco antes de aterrizar junto a su esposa Cilia Flores, recién sancionada por Estados Unidos. AFP

Hasta 18 años por traficar pan y queso

El estado Yaracuy, en el centro-oeste de Venezuela, publicó una ordenanza según la cual se considerará contrabando el tráfico de pan y queso, que se castigará con hasta 18 años de cárcel. El diario Últimas Noticias, de tendencia oficialista, publicó ayer miércoles una nota en la que explica que la medida entra en vigencia por un decreto del gobierno de Yaracuy, a cargo del chavista Julio León Heredia. "Prohíbe el contrabando de extracción de pan y queso de las fronteras de la entidad, catalogado delito con pena de 14 a 18 años de prisión", indica el rotativo. Esta información fue también recogida por otros medios digitales que señalan al secretario de gobierno de esa región, Juan Torrealba, como portavoz. Heredia fijó esta semana los precios del pan y el queso en esa región venezolana y llamó a "respetar" esta decisión. Así, el pan de 45 gramos quedó a 4 bolívares y el kilo de queso a 200 bolívares (0,06 y 3,2 dólares, respectivamente). EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º