REPRESIÓN

Otra madrugada de terror en Nicaragua: van 127 muertos

Entre el domingo y el lunes mataron a cinco opositores en la ciudad de Masaya

Entierro de una víctima en Masaya. Foto: Reuters
Entierro de una víctima en Masaya. Foto: Reuters

La ciudad nicaragüense de Masaya vivió por segunda vez una noche de terror asediada por grupos de choque y antimotines que atacaron a manifestantes opositores, con saldo de cinco muertos.

"El ataque fue generalizado, prácticamente fue una invasión a la ciudad con armamento pesado porque se escuchaban ráfagas... No conozco cosas de guerra pero en varios momentos disparaban seguido: ta-ta-ta" dijo a la AFP el sacerdote Augusto Gutiérrez.

"Preliminarmente manejamos cinco ciudadanos (de Masaya) muertos, es decir asesinados" entre la noche del domingo y la madrugada de este lunes, dijo el presidente de la Asociación Nicaragüense de Protección a Derechos Humanos, Álvaro Leiva.

Los atacantes "eran antimotines y grupos de civil que entraron en camionetas (a la ciudad)... con armas de fuego, lo que hizo retroceder a los muchachos (que estaban en las barricadas) y se defienden con piedras, hondas y morteros", contó el religioso.

Masaya, 30 km al sureste de Managua, con unos 100.000 habitantes, es una ciudad de artesanos y pequeños agricultores y ha sufrido el saqueo y quema de negocios, lo que ha obligado a la población a bloquear sus entradas para evitar el desplazamiento de elementos antimotines y grupos de choque afines al gobierno. "Parece una ciudad en guerra. Hay un dolor muy grande contra el gobierno y la policía por todo lo que están haciendo contra nosotros", apuntó el sacerdote.

127 víctimas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) elevó ayer lunes a 127 el número de personas que han muerto en Nicaragua desde que el 18 de abril se iniciaran las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega. Además, la represión ha causado cerca de un millar de heridos, estimó el secretario ejecutivo de la CIDH, el jurista brasileño Paulo Abrao, en una conferencia en Washington en el centro de análisis Diálogo Interamericano.

Para entender la magnitud de esta tragedia, Abrao recordó que las sangrientas manifestaciones entre abril y julio de 2017 en Venezuela, dejaron un número similar de muertos.

Abrao denunció que la respuesta de las autoridades nicaragüenses a las protestas ha sido "muy desproporcionada", con el objetivo de crear un ambiente de "intimidación y terror".

Además, criticó que, según los testimonios consultados por la CIDH, numerosas autopsias no han sido realizadas de manera adecuada, muchos heridos han recibido el alta "con premura" y la Policía ha atacado a ambulancias, entre otras cuestiones.

La OEA acordó la semana pasada con la CIDH y el gobierno de Nicaragua crear un grupo para investigar los hechos de violencia. Abrao explicó que la CIDH está en la fase final de selección de los que viajarán a Nicaragua "en los próximos días o en una semana".

La 70ª Asamblea General de la OEA, que comenzó ayer lunes en Washington, estudiará una declaración sobre la crisis en Nicaragua.

Las protestas contra Ortega y contra su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, comenzaron por unas reformas fallidas de la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del presidente, después de 11 años en el poder, con acusaciones de abuso de poder y corrupción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)