ESPAÑA

Madrid retoma medidas “drásticas” por el COVID-19

El objetivo ahora es bajar la curva del número de contagiados porque hay un “relajamiento” del comportamiento ciudadano que preocupa.

Madrid, de poco más de 3 millones de habitantes, es una de las ciudades más golpeadas por la pandemia en el país. Foto: AFP
Madrid, de poco más de 3 millones de habitantes, es una de las ciudades más golpeadas por la pandemia en el país. Foto: AFP

Madrid endurecerá desde el viernes las medidas para tratar de frenar el rápido avance del coronavirus en la región, la más afectada por la segunda ola de la pandemia en España. Serán medidas más drásticas y en la línea de confinamientos selectivos en las zonas con más incidencia, así como restricciones a la movilidad y a la concentración de personas. Estos anuncios desataron polémica en el gobierno regional madrileño por la forma en que se comunicaron.

El Ministerio de Sanidad notificó ayer miércoles 11.193 nuevos contagios por coronavirus, 4.728 en las últimas 24 horas, y otros 239 fallecidos, con lo que el total de infecciones desde el inicio de la pandemia asciende en España a 614.360 y el de muertes a 30.243.

De los nuevos contagios registrados en los últimos siete días, un tercio se concentran en Madrid.

Las medidas para tratar de frenar estas cifras se conocerán este fin de semana, según anunció ayer miércoles el viceconsejero madrileño de Salud Pública y Plan COVID-19, Antonio Zapatero.

La región de Madrid tiene 6,5 millones de habitantes, de los cuales cerca de la mitad están en la capital española.

Hasta ahora, pese al aumento de casos de las últimas semanas, sobre todo en la zona sur de la capital y de la región, el Gobierno madrileño se había resistido a tomar medidas más restrictivas, como ha ocurrido en las últimas semanas en otras localidades de comunidades autónomas.

Sin embargo, el objetivo ahora es bajar la curva del número de contagiados porque hay un “relajamiento” del comportamiento ciudadano que “no nos podemos permitir”, señaló Zapatero en rueda de prensa.

Zapatero matizó que “técnicamente” no se puede hablar de confinamientos, pero subrayó que, dada la situación epidemiológica de la región, “hay que dar un paso más en la línea de confinamientos selectivos en las zonas de más incidencia”.

Añadió que se están estudiando aspectos legales sobre ese confinamiento, una palabra que ha dicho utilizar para que la ciudadanía lo comprenda, pero lo que se plantea “sobre todo son aspectos de restricción de movilidad”.

Polémica política.

Según el diario español El País, el anuncio de Zapatero tomó por sorpresa a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que se enteró mientras encabezaba una reunión de su Consejo de Gobierno.

“El shock fue total. No hay ninguna decisión tomada todavía, y hay otros escenarios posibles, se apresuraron a detallar fuentes de confianza de la presidenta mientras la reunión de los dirigentes madrileños se extendía durante horas sin más explicación. Un desastre comunicativo que ha dejado a los ciudadanos sumidos en la incertidumbre”, dijo el diario madrileño.

Muestra de sangre infectada con coronavirus. Foto: Archivo El País
Muestra de sangre infectada con coronavirus. Foto: Archivo El País

“Hay que pedir disculpas por la incertidumbre que ha generado el concepto de confinamiento: asusta porque nos devuelve a pensar en marzo o abril”, reconoció Enrique López, titular de Justicia y uno de los consejeros más próximos a Díaz Ayuso, durante una entrevista en la cadena SER.

“Se pueden establecer restricciones a la movilidad cuando así lo justifique la situación epidemiológica, y eso es lo que no se descarta”, añadió López, matizando que la Comunidad de Madrid no tiene competencias para decidir confinamientos como los vividos durante el estado de alarma.

“Llamo a la tranquilidad”, indicó, aclarando que los ciudadanos podrán acudir a su trabajo o a dejar a sus hijos en el colegio si finalmente se activa la medida. “Una Comunidad no puede confinar a las personas en sus casas”.

“Estamos ante nuestro propio 1945”, dice jefe de la ONU

A solo unos días del inicio de la Asamblea General de Naciones Unidas, el secretario general, António Guterres, reclamó ayer miércoles unidad para hacer frente a la pandemia, que consideró la “amenaza número uno para la seguridad global”. “En este año del 75 aniversario, nos enfrentamos a nuestro propio 1945”, señaló Guterres en referencia al fin de la II Guerra Mundial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados