ESTADOS UNIDOS

¿Quién es Madeleine Westerhout, la nueva confidente de Donald Trump?

La joven de 27 años es la "asistente ejecutiva" de Trump y también tiene el título de "asistente especial del presidente".

Madeleine Westerhout. Foto: Twitter @madwest45
Madeleine Westerhout. Foto: Twitter @madwest45

La única manera de llegar a Donald Trump , según el propio presidente, es una mujer llamada Madeleine. "¿Has hablado con ella?", preguntó el mandatario norteamericano a Bob Woodward durante la conversación telefónica que mantuvieron en agosto. El reconocido periodista que destapó el caso Watergate respondió que no.

"Madeleine es la clave. Ella es el secreto, porque es la persona ..." , dijo Trump y aunque no terminó la frase su descripción fue suficiente para despertar el interés de Bob Woodward. Pero ¿quién es Madeleine Westerhout, la nueva confidente del presidente norteamericano?

Minutos después de que el diario The Washigton Post difundiera la conversación telefónica entre Woodward y Trump, que mantuvieron en agosto cuando el manuscrito "Fear: Trump in the White House" (Temor: Trump en la Casa Blanca) ya estaba listo, la joven asistente de 27 años despertó la atención de la opinión pública.

Sin embargo, es muy poco lo que se conoce sobre la joven y su rol en la Casa Blanca. Westerhout llamó la atención pública por primera vez en 2016 como la "chica de bienvenida" para todos aquellos que visitaban al entonces presidente electo en el edificio Trump Tower. En ese momento, era asistente de la jefa de personal del Comité Nacional Republicano, Katie Walsh.

La joven nacida en Irvine, California, se graduó en Ciencias Políticas en 2013 en la Universidad pública de Charleston, en Carolina del Sur. De todas formas, ya había incursionado en política en 2012, cuando colaboró con la campaña presidencial de Mitt Romney, y también como coordinadora voluntaria del entonces senador estatal de Carolina del Sur John Kuhn. Además, fue becaria del representante por California John Campbell.

Desde su rol en el equipo de transición, Westerhout estuvo entre los muchos empleados del Comité Republicano nombrados para los distintos roles de la Casa Blanca. Sin embargo, algunos de ellos ya han abandonado sus cargos: Reince Priebus (exjefe de gabinete), Sean Spicer, (antiguo vocero) y Katie Walsh (secretaria general adjunta). Westerhout, en cambio, parece ir en dirección contraria.

Según The Washington Post la lista más reciente de sueldos y títulos del personal de gobierno, demostró que Westerhout gana US$ 130.000 al año.

Además de ser la "asistente ejecutiva" de Trump, también tiene el título de "asistente especial del presidente", una designación entre el personal directivo de la Casa Blanca que se clasifica como "asistente del presidente" y "asistente adjunto del presidente ".

Algunas otros detalles se conocieron por sus redes sociales, como por ejemplo, que es fanática del equipo de hockey de Washington Capitols y que trabajó durante un tiempo indefinido como instructora de fitness.

Lo que sí se sabe es que durante los meses que Bob Woodward trabajó en su nuevo libro intentó seis veces conseguir una entrevista con Donald Trump, pero ni el influyente senador republicano Lindsey Graham, ni la asesora presidencial Kellyanne Conway pudieron ayudarlo con el contacto. Según Trump, tendría que haber intentado con Madeleine Westerhout.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)