Comienza la cumbre del G20

Macron enfría el acuerdo con el Mercosur y espera por Bolsonaro

El presidente francés dijo que no están en situación de cerrar el tratado de libre comercio.

Emmanuel Macron y Mauricio Macri. Foto: Reuters
Emmanuel Macron y Mauricio Macri. Foto: Reuters

Si alguna esperanza había de que la cumbre del G20 en Buenos Aires sirviera para darle un impulso al largamente negociado tratado de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur, el presidente francés Emmanuel Macron se encargó de ponerle paños fríos. Antes de pisar suelo argentino, Macron respondió un cuestionario que le envió el diario La Nación. El presidente francés fue claro: "no estamos aún en situación de concluir" el acuerdo con el Mercosur.

"Francia está a favor de un acuerdo comercial de mutuo beneficio entre la UE y el Mercosur. Tenemos, como en Argentina, sensibilidad agrícola, especialmente en el sector vacuno francés. En muchos temas se lograron progresos estos últimos meses, pero no estamos aún en situación de concluir" un acuerdo, sostuvo Macron.

La UE y el Mercosur iniciaron hace casi dos décadas negociaciones en busca de un acuerdo comercial encajonado por algunos años.

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, dijo este mes que las tratativas necesitan un "impulso final".

La posición de Macron no debería inquietar en el gobierno uruguayo, donde tampoco se ve un acuerdo a corto plazo. Al menos así lo dijo hace unas semanas el presidente Tabaré Vázquez. El 31 de octubre, durante una visita a la ciudad de Rosario, Vázquez dijo ser "biológicamente optimista", pero que le parecía "muy difícil lograr un tratado de libre comercio con la Unión Europea".

Más allá de las cuestiones agrícolas que pudieran estar frenando un acuerdo, la llegada de Jair Bolsonaro al gobierno brasileño también es un elemento que los negociadores están tomando en cuenta.

En la entrevista con La Nación, Macron abordó este punto. "Francia mantiene una importante alianza estratégica con Brasil y deseo que esta continúe así, en el marco de los valores democráticos. Esta nueva realidad política en Brasil suscita preocupaciones fuertes. Es probable que tenga repercusiones sobre las discusiones comerciales entre el Mercosur y la UE", estimó Macron.

Bolsonaro, que asumirá el 1º de enero, hizo campaña bajo el eslogan "Brasil por encima de todo", y algunos de sus principales colaboradores han puesto en duda la continuidad de su país en el Mercosur, o al menos han hecho declaraciones contradictorias.

Ayer jueves al mediodía, luego de una reunión con el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada, Macron fue menos tajante que en la entrevista, y expresó su deseo de "no demorar" el acuerdo entre la UE y el Mercosur, aunque deslizó reparos sobre la "transición" que vive Brasil. "No estoy de acuerdo con firmar acuerdos comerciales con países que no respetan el acuerdo de París (sobre cambio climático)", dijo Macron en la conferencia de prensa junto a Macri. La referencia iba a Bolsonaro, que ha expresado coincidencias con Donald Trump en cuando a rechazar las advertencias sobre los efectos negativos del cambio climático. Además, recientemente Brasil desistió de ser la sede de la próxima Cumbre del Clima.

"Así no se puede avanzar, pero de todos modos le expresé (a Macri) mi deseo de avanzar con Argentina", agregó Macron.

Macri también manifestó su deseo de que se llegue a un acuerdo "que lleva veinte años de retraso", y destacó que "estamos mucho más cerca".

De todos modos, Macron y Macri coincidieron en que hay "una etapa de transición" en el Mercosur que se abrió con el triunfo de Bolsonaro en Brasil, y que continuará por unos meses luego de su asunción.

Hoy la presidencia del Mercosur la tiene Uruguay, que se la pasará en diciembre a Argentina. A partir de entonces "habrá más posibilidades de avanzar", dijo a La Nación uno de los dirigentes que acompañó a Macri en su reunión con Macron.

Al contrario de las dudas que mostró con Brasil, Macron afirmó que con Argentina pretende "avanzar" y añadió que Macri sigue "un rumbo muy claro económicamente y socialmente", después de recordar que Francia apoyó a su gobierno con el crédito de 57.000 millones de dólares que Argentina cerró con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Asimismo, explicó que en su relación con Argentina desean crear "un foro económico bilateral" para que las empresas medianas de ambos países tengan "más inversión cruzada" en sectores como innovación y turismo.

Sobre el papel de la reunión del G20, Macron indicó que espera que triunfe el espíritu de "diálogo y cooperación", al tiempo que destacó que con los Estados Unidos del presidente Donald Trump tiene una relación "fácil y fluida" en temas como seguridad y lucha contra el terrorismo pero "desacuerdos" en la visión del comercio y el clima.

El caso del príncipe en el G20

Mauricio Macri dijo ayer jueves que el caso del príncipe saudí, Mohamed bin Salmán, acusado de crímenes de guerra y de la muerte del periodista Jamal Khashoggi, podría ser tratado en el G20. "En lo que hace al príncipe heredero, Arabia Saudita es miembro permanente del G20 (...) está este tema sobre la mesa que ha impactado al mundo y que tal vez salga en las reuniones bilaterales o no, o en el temario del G20", dijo Macri en una conferencia de prensa. A raíz de un pedido de la ONG Human Rights Watch, el juez federal argentino Ariel Lijo pidió al Gobierno que solicitara información a Turquía, Yemen y a la Corte Penal Internacional sobre casos abiertos que involucren al príncipe saudí.

Merkel llegará con retraso

Angela Merkel se vio forzada ayer jueves a hacer una escala en la ciudad alemana de Colonia cuando viajaba a Buenos Aires debido a un problema técnico en su avión. Localizar otro avión oficial disponible, con la tripulación correspondiente, para volar directamente hacia Argentina se evidenció imposible, por lo que la líder alemana y su delegación deberán retomar el viaje hoy viernes. El nuevo plan de viaje implicará que Merkel pernocte en Colonia, tras lo cual proseguirá viaje a Madrid con una parte de su delegación y de ahí continuará en vuelo regular hacia Buenos Aires. El avión oficial es un Airbús denominado "Konrad Adenauer", en honor del primer canciller de la República Federal de Alemania.

Chalinas de alpaca de regalo

Los líderes participantes en la cumbre del G20 serán obsequiados con "40 chalinas de alpaca" hechas de forma tradicional por tejedoras de la provincia argentina de Catamarca. La chalina es típica de la región y se realiza de forma artesanal en un telar, explica Teodora, una de las encargadas de realizar los regalos para los líderes. "El telar es herencia de mi madre, ella hilaba y yo la veía que hilaba y nosotros nos poníamos a la par de ella", afirmó. Estos artículos pasaran a pertenecer a los líderes de las principales potencias mundiales debido a una iniciativa del Ministerio de Desarrollo Social argentino, a través del programa "Emprendedores de Nuestra Tierra".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)