ELECCIONES EN ARGENTINA

Macri y Fernández se atacan en actos finales de campaña

El presidente argentino dice que la libertad peligra; su rival lo acusa de gobernar para los ricos.

Cristina Fernández y Alberto Fernández en el acto de cierre. Foto: AFP
Cristina Fernández y Alberto Fernández en el acto de cierre. Foto: AFP

La campaña electoral finalizó anoche en Argentina con el presidente Mauricio Macri, que busca una muy difícil relección, acusando a los gobiernos K de deshonestidad y de destruir la libertad, en tanto el líder de la oposición, Alberto Fernández, dijo que él y Cristina Fernández de Kirchner son la esencia de lo que quiere el pueblo argentino, frente a un gobierno que ha aumentado la pobreza.

En Córdoba, frente a una multitud como no se veía hace años en actos políticos (casi 100.000 personas estimaron los organizadores), el presidente Macri cerró la campaña y se mostró emocionado apenas pisó el escenario, Recordó que en este distrito “empezó el cambio y el país entero los escuchó”.

“No nos vamos a quedar callados, en silencio, viendo cómo nos roban el futuro. Ya demasiadas veces nos aguantamos el dedito, el atril y la soberbia. Basta de esa forma de gobernar”, afirmó.

Insistió en que durante muchos años “dejamos un espacio vacío” que ocuparon aquellos “que quisieron ir por todos; también intentaron ir por nuestra libertad, que es innegociable”. Macri se alegró de que “nos despertamos” hasta llegar “a gritar que basta, que no queremos más de eso; la verdadera fuerza la tenemos nosotros”.

“Esa fuerza que tenemos la ejercemos en paz, no queremos la violencia -siguió-. De esta manera libre, independiente, que nos llevó hasta acá. No puedo encontrar los colectivos”, ironizó y le preguntó a la multitud: “¿cómo vinieron hasta acá?”.

Macri retomó las preguntas que viene haciendo en sus últimos actos sobre “qué queremos votar” y si se quiere votar por la honestidad, por la educación y el trabajo, para enfrentar las mafias y el narcotráfico, por una Justicia independiente y para decir “basta de impunidad”. Planteó que llevó más tiempo del pensado cambiar las cosas, pero “demostramos que se puede gobernar sin necesidad de generar odios o miedos, que se puede dialogar y también demostramos que se puede tener una política social sin clientelismo”.

Miguel Pichetto y Mauricio Macri se saludan al final de la campaña. Foto: Reuters
Miguel Pichetto y Mauricio Macri se saludan al final de la campaña. Foto: Reuters

“Ahora sí sobre esas bases va a venir la etapa de crecimiento, de mejora del salario, va a venir el alivio para todos los argentinos”, indicó y se refirió a que habrá que seguir “enfrentando desafíos”, pero advirtió que “traer a los mismos del pasado” no sirve. “No caigamos otra vez en escuchar a aquellos que destruyeron a la Argentina decir, con el dedito levantado, que saben. ¿Qué saben qué?”.

“No dejemos que las dificultades nos hagan abandonar los sueños que tenemos. Es momento de reunirnos con convicción e ir para adelante, no tropezar otra vez con la misma piedra”.

Dignidad.

A su vez, Alberto y Cristina Fernández, la fórmula del Frente de Todos, cerraron la movilización en Mar del Plata.

“Alberto Fernández fue el Jefe de Gabinete del proyecto político que le devolvió la dignidad al pueblo argentino en 2003”, dijo Cristina con la voz entrecortada, y repitió que fue Néstor Kirchner quien reestructuró la deuda externa y le pagó al Fondo Monetario Internacional (FMI). “Este no es un cierre de campaña donde vienen los candidatos a decir cualquier cosa para conseguir que los voten. Somos hombres y mujeres que creemos en el rol del Estado como el gran igualador de las diferencias”, sostuvo.

“Hoy cerramos un ciclo histórico, para que la Patria nunca más vuelva a caer en las manos del neoliberalismo. Nunca más estas políticas, nunca más”, pidió Cristina entre sollozos, y presentó a Alberto Fernández: “Con ustedes, el próximo presidente de la Argentina”.

Alberto Fernández, indicó: “Con Cristina vamos a poner de pie a la Argentina. Hoy no es un día más para mí. Ni tampoco fue una experiencia más para alguien que abrazó la política desde los 14 años. Tengo grandes momentos guardados en mi memoria, como el día que conocí a Néstor y el día que me reencontré con Cristina”.

“Me dijo Néstor en 2002: ‘Seamos nosotros los que levantamos la bandera del mejor progresismo’. Allá por 2002 nos pusimos a convocar argentinos. Nos encontramos con muchos compañeros del peronismo y no peronistas, radicales, socialistas, y construimos una fuerza, que nos dio la victoria en 2003, en 2007 y volvió a ganar en 2011. Han pasado muchos años, pero está más viva que nunca, está aquí, porque somos la esencia misma de lo que el pueblo argentino quiere. Así, un día vino Cristina y me dijo ‘Alberto es tu turno’. Gracias Cristina. Somos la esencia misma de lo que el pueblo argentino quiere”, insistió Fernández.

Luego hizo un paralelismo con el gobierno actual: “Ellos representan los intereses de los bancos. Nosotros entre los bancos y los jubilados, elegimos los jubilados. Entre los bancos y la educación pública, elegimos la educación pública”. (Con información de La Nación-GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)