Nueva era en Argentina

Macri entra por decreto a la polémica ley de medios

La normativa y los organismos para hacer cumplirla se convirtieron en el campo de batalla con el kirchnerismo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sabatella, presionando en la puerta. Foto: Reuters.

El jefe de gabinete, Marcos Peña, fue el encargado de anunciar ayer en la Casa Rosada la fusión de las autoridades federales de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) y de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Aftic) en un único ente que regulará las comunicaciones. Otra drástica medida que el gobierno de Mauricio Macri adopta por la vía de un decreto urgente.

Además, el gobierno modificará la ley de medios para permitir la transferencia o venta de licencias —algo hasta ahora prohibido— y sacará de esa norma la regulación de la televisión por cable (entre otras cosas, los topes vigentes para operar en más de 24 localidades). El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) será presidido por Miguel De Godoy, antiguo colaborador del presidente Mauricio Macri que fue secretario de Medios del gobierno porteño hasta el 10 de diciembre, y tuvo un papel extraoficial pero central en lareciente intervención dictada por el Presidente en la propia Afsca.

Todos estos cambios se harán mediante un decreto de necesidad y urgencia (DNU). Por otro lado, se creará una comisión bicameral de seguimiento de las modificaciones, que deberán ser refrendadas por el Congreso Nacional. El objetivo del gobierno de Macri es establecer un nuevo marco regulatorio convergente, que rija por igual en todos los actores de la comunicación, provengan de las telecomunicaciones (como las telefónicas) o de los medios audiovisuales (como la TV por cable).

Según sostienen en privado fuentes del gobierno nacional, los cambios tendrían el consenso de los principales actores privados del mercado de las comunicaciones y el visto bueno de sectores de la oposición, como el Frente Renovador —que lidera Sergio Massa—, el frente Compromiso Federal —de Adolfo Rodríguez Saa—, y el frente Progresistas, de Margarita Stolbizer.

Peña hizo este anuncio junto a De Godoy y al ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, en cuya órbita funcionará el nuevo ente de regulación y control. Aguad espera poder anunciar en las próximas semanas fuertes inversiones de las empresas de telecomunicaciones para mejorar la infraestructura de conectividad fija y móvil.

El nuevo ente único que reemplazará a la Afsca y la Aftic tendrá siete miembros, cuatro postulados por el Poder Ejecutivo y tres por las tres principales fuerzas con representación en el Congreso. Además de De Godoy, que oficiará de presidente, otros nombres que se barajan para esa nueva autoridad son el del interventor en la Aftic, Mario Frigerio —un ingeniero muy cercano a Aguad—; Alejandro Peryrea —abogado especializado en radiodifusión que había sido propuesto por Stolbizer para integrar la Afsca— y el ex ejecutivo de Telefe (empresa del grupo Telefónica), Heber Martínez.

El interventor del ente Agustín Garzón llegó al edificio del organismo que debe aplicar la ley de medios el martes temprano y lo hizo acompañado por Miguel de Godoy, ahora designado nuevo presidente del organismo unificado. En su primera jornada Garzón dio dos días de asueto a los empleados, recibió a los delegados gremiales de la Unión del Personal Civil de la Nación (Upcn) —a quienes les aseguró los puestos de trabajo de quienes "efectivamente cumplan funciones"— y echó a 15 funcionarios políticos que acompañaron la gestión del ex presidente del organismo, Martín Sabbatella.

Ayer por la tarde Sabbatella se presentó ante la puerta fuertemente custodiada de la Afcsa para reclamar el reingreso de los funcionarios despedidos, invocando el fallo de un juez de La Plata (ver nota aparte). Cara a cara con un representante de la actual intervención, Sabatella preguntó: "Quién le dio la orden a usted de que no deje entrar? A ver, ¿quién está violando la decisión del juez?". El diferendo quedó planteado, y seguramente entrará en lo contencioso.

Un juez de La Plata falló en contra del decreto.

El juez Luis Arias de La Plata dictó ayer una medida precautelar mediante la cual ordenó al Ejecutivo nacional que "se abstenga de suprimir o afectar derechos adquiridos u otorgar nuevos derechos a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca)" y declaró nulo todo lo actuado en el organismo. Además, el juez Arias resolvió "la prohibición de alterar, modificar, eliminar o suprimir las funciones y la existencia de Afsca", lo que afecta al decreto de ayer.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados