Eurogrupo

El lunes comienza a delinearse el tercer plan de rescate a Grecia

Se esperaba que las reuniones comenzarán el viernes, pero se retrasaron por razones organizativas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alexis Tsipras, primer ministro de Grecia. Foto: EFE.

Las conversaciones entre Grecia y sus acreedores internacionales sobre un nuevo paquete de rescate deberían proseguir el lunes luego de que se resuelvan algunos problemas logísticos que retrasaron las reuniones esta semana, dijo el sábado un funcionario griego.

Las reuniones con representantes de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional iban a comenzar el viernes, pero se retrasaron por temas organizativos como los lugares donde se realizarían las conversaciones y la seguridad.

El funcionario del Ministerio de Economía dijo que se esperaba que las conversaciones se iniciaran formalmente el lunes una vez resueltos los aspectos logísticos. Dicho funcionario, que habló bajo condición de anonimato, negó que Atenas intentara mantener al equipo de los prestamistas lejos de los departamentos gubernamentales. "No tenemos ningún problema en que visiten la Oficina General de Contabilidad", expresó.

Los griegos han visto la visita de los prestamistas a Atenas como una violación de la soberanía del país. Las agrias conversaciones de seis meses con la UE se realizaron en Bruselas por petición del Gobierno heleno.

Cuando fue consultado sobre si el Gobierno permitiría ahora a los jefes de las misiones de la UE, el FMI y el BCE visitar Atenas para conversaciones sobre un nuevo préstamo, el ministro de Estado Alekos Flabouraris dijo: "Si el acuerdo dice que deberían visitar un ministerio, tenemos que aceptarlo".

La confusión sobre el esperado inicio de las conversaciones el viernes subrayó los desafíos que hay por delante para que el acuerdo de rescate por 86.000 millones de euros sea aprobado en el Parlamento para el 20 de agosto, como pretende Grecia.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, está intentando contener una rebelión al interior de su partido izquierdista Syriza, que ha dejado al Gobierno dependiendo de los votos de grupos políticos opositores para lograr que los términos del rescate sean aprobados en el Parlamento.

Uno de los asesores más cercanos a Tsipras advirtió que el acercamiento a los partidos opositores no duraría y que se necesitaba una solución "clara", poniendo de relieve las extendidas expectativas de que se produzcan nuevas elecciones en septiembre u octubre.

"El país no podrá seguir adelante por mucho tiempo con un Gobierno de minoría legislativa. Necesitamos una solución clara y sólida", dijo el ministro Nikos Pappas al semanario Ependysi en una entrevista publicada el sábado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados