Camino a las elecciones de octubre

Lula sigue preso luego de un domingo de confusión judicial

Un juez pro PT ordenó liberarlo, pero Moro protestó y la fiscalía y el tribunal lo apoyaron.

Cientos salieron a las calles a festejar una eventual liberación de Lula. Foto: AFP
VEA EL VIDEO. Foto: AFP

De estar a punto de salir libre por la mañana, a dormir otra noche en la cárcel. En pocas horas, ayer domingo Luiz Inácio Lula da Silva pasó del estado de euforia al de desazón. Primero el juez Rogerio Favreto ordenó la liberación de Lula. Tres horas después, el juez Sergio Moro, que envió a prisión a Lula, protestó y dijo que Favreto no tiene competencia. La fiscalía apoyó Moro y criticó a Favreto. Otro juez también respaldó a Moro y anuló la decisión de Favreto, pero este insistió y volvió a ordenar la libertad de Lula. Conclusión: por ahora Lula sigue en prisión.

Buscando zanjar el debate, anoche intervino el presidente de la Cámara de Apelaciones TRF-4 de Porto Alegre, el juez Carlos Eduardo Thompson Flores, que opinó que Lula debe seguir preso.

Flores hizo lugar al pedido de un fiscal que buscaba terminar la incertidumbre legal creada por la orden del juez Favreto de liberar a Lula para que pudiera hacer campaña para las elecciones presidenciales del 7 de octubre.

Lula, que lidera los sondeos de intención de voto, está preso desde abril en la sede de la Policía Federal en Curitiba cumpliendo una pena de 12 años y un mes de prisión por corrupción y lavado de dinero. La ley electoral brasileña prohíbe a las personas postularse a cargos hasta ocho años después de ser halladas culpables de un delito.

Pero Favreto, quien integró el Ministerio de Justicia durante los gobiernos de Lula, indicó en su orden original que por ahora el expresidente debería gozar de las mismas condiciones para hacer campaña que el resto de los candidatos.

Qué sí, que no.

Favreto era ayer el juez de guardia en el TRF4, la corte de apelaciones de Porto Alegre que en enero ratificó y amplió la condena de Lula dictada por el juez Moro en julio de 2017.

Después de haber sorprendido a los brasileños en horas de la mañana con una orden de liberación que acabó siendo anulada por el juez relator del caso en TRF4, Favreto volvió a la carga y pasadas las cuatro de la tarde ordenó "el inmediato cumplimiento de la medida de liberación en el plazo máximo de una hora".

Luiz Inácio "Lula" Da Silva. Foto: AFP
Luiz Inácio "Lula" Da Silva. Foto: AFP

Sin embargo, ese plazo se cumplió sin que Lula hubiera salido de prisión.

Favreto ordenó la liberación de Lula al aceptar una demanda de Habeas Corpus presentada el viernes por varios diputados del Partido de los Trabajadores (PT), al estuvo afiliado de 1991 a 2010.

"¡Lula Libre ya!", se leía en la cuenta en Twitter del exmandatario, mientras unos 500 seguidores se concentraban a las puertas de la sede de la Policía Federal en Curitiba donde está preso, exigiendo su salida.

También hubo concentración de manifestantes en el cinturón obrero de San Pablo, el bastión electoral de Lula.

La última orden de liberación Favreto la dio después de que el juez Joao Pedro Gebran Neto, encargado de la operación anticorrupción Lava Jato en el TRF4, emitiera un despacho que anulaba la primera y emplazaba al juez de guardia y a la Policía Federal de "abstenerse de practicar cualquier acto que modifique la decisión colegiada" del tribunal tomada en enero. Gebran Neto actuó después de ser interpelado oficialmente por el juez Moro, que está de vacaciones, pidiéndole que como "relator natural del caso" tomara cartas en el asunto para "revocar" la medida.

"El juez federal de guardia, con todo el respeto, es una autoridad absolutamente incompetente para sobreponerse a la decisión del colegiado" del TRF4 y también "del plenario del Supremo Tribunal Federal", que ya negó la liberación de Lula recientemente, adujo Moro en su despacho.

La Fiscalía General también pidió a la corte de apelaciones suspender la concesión del Habeas Corpus por considerar que el juez Favreto no tiene competencia para liberar a Lula y que no hubo ningún acto "ilegal" en la orden de prisión decretada por Moro.

Protagonista: el juez Sergio Moro lideró las investigaciones que descubrieron la trama corrupta. Foto: Agencia PT
Sergio Moro lideró las investigaciones que descubrieron la trama corrupta. Foto: Agencia PT

"¡Lula libre!".

Las bromas ante toda esa confusión no se hicieron esperar. "Después de ser suelto, preso, suelto y preso de nuevo en tres horas, la Policía Federal instala una puerta giratoria en la celda de Lula", ironizaba el portal humorístico Sensacionalista.

Entretanto, los mensajes de júbilo de figuras destacadas del PT en la mañana pasaron a ser de descalificación de los jueces "de vacaciones" una vez suspendida la orden y, ahora, de exigencia del cumplimiento de la liberación.

"Y ahí, Policía Federal?! Vas a cumplir el mandato o vas a continuar haciendo enredo, coludida con ese escarnio judicial? ¿Con ese ataque a la democracia y al estado democrático de derecho?! Tienen menos de una hora", proclamó la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, en Twitter.

Lula fue condenado como beneficiario de un apartamento en el litoral paulista ofrecido por la constructora OAS, a cambio de mediaciones para obtener contratos en Petrobras. El expresidente, imputado en otros seis casos, niega que ese apartamento sea suyo y considera su condena es parte de un complot para evitar que pueda volver al poder.

Figura icónica de la lucha anticorrupción en Brasil, Moro ha tenido varios reveses en las últimas semanas con la liberación el pasado 26 de junio de José Dirceu, el que fue el hombre fuerte del gobierno de Lula, y la reciente absolución de Gleisi Hoffmann, también acusada de corrupción.

Justicia brasileña "impersonal"

La presidenta de la Suprema Corte de Brasil, Carmen Lucia Antunes, salió al paso ayer domingo tras la batalla judicial iniciada en Brasil por la liberación del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y aseguró que la Justicia es "impersonal" y sus "ritos" deben ser "respetados".

Sin citar hechos concretos, Carmen Lucia Antunes resaltó que la democracia brasileña es "segura" y que los órganos judiciales de cada región deben "actuar para garantizar que la respuesta judicial sea ofrecida con "rapidez" y sin quebrar "la jerarquía". La nota de la presidenta de la Suprema Corte de Justicia fue divulgada después de la polémica decisión del juez federal de turno Rogerio Favreto, quien ordenó liberar a Lula, preso desde el pasado 7 de abril por corrupción pasiva y lavado de dinero. No obstante, la decisión de Favreto fue revocada por el magistrado João Gebran Neto, instructor del caso Lava Jato en segunda instancia y quien, en otro auto, ordenó a la Policía mantener a Lula en prisión.

El PT Festejó orden de liberación
El Partido de los Trabajadores exige la liberación de Lula. Foto: Reuters

El Partido de los Trabajadores (PT), que lidera Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó ayer domingo que la decisión judicial que pone en libertad a su líder es una "victoria de la democracia".

"Estamos esperando ahora solo la firma del comisario para que Lula pueda salir de la prisión. Es una victoria, una victoria de la democracia, del Estado democrático y de derecho", expresó la presidenta del PT, la senadora Gleisi Hoffmann, en un mensaje en redes sociales antes de que el juez Sérgio Moro reaccionara y frenara la libertad de Lula. Un grupo de diputados del PT habían promovido el recurso para liberar a Lula, argumentando que no había fundamentos para el encarcelamiento de su máximo líder. Hoffmann comentó que el PT solicitó la excarcelación de Lula con objeto de que "pudiera participar de los debates, discusiones, políticas, dar entrevistas y ejercer su derecho de candidato". Pese a la delicada situación que enfrenta Lula, el PT lanzó la candidatura del para los comicios del próximo 7 de octubre y dijo no tener un "plano B".

Cronología

Cinco horas de tensión judicial

09.05 hs. El juez de guardia Rogério Favreto, del tribunal de segunda instancia de la 4ª Región (TRF4), con sede en la ciudad de Porto Alegre, ordena liberar al expresidente Lula da Silva, acogiendo un pedido de habeas corpus planteado por la defensa.

12.05 hs. El juez anticorrupción de primera instancia Sérgio Moro, que condenó a Lula en primera instancia en el marco del caso Lava Jato, afirma que Favreto carece de competencias para ordenar la liberación de Lula.

12.24 hs. Favreto emite una nueva orden de liberar a Lula, a la cabeza de los sondeos para las elecciones del 7 de octubre, en las que el Partido de los Trabajadores (PT) pretende llevarlo de candidato.

13.01 hs. El Ministerio Público Federal cuestiona, al igual que Moro, la competencia de Favreto y pide reconsiderar la decisión.

14.13 hs. El juez Joao Pedro Gebran Neto, relator del juicio de Lula en el TRF4, anula la orden de liberación emitida por Favreto.

15.20 hs. El juez Moro informa que aunque está de vacaciones hasta el 31 de julio, emitió su parecer al haber sido citado en el pedido de habeas corpus. Esa aclaración fue divulgada después de que su intervención fuera cuestionada por el PT de Lula.

16.04 hs. Favreto no se da por vencido y ordena liberar a Lula de inmediato: "Reitero el contenido de las decisiones anteriores, determinando el inmediato cumplimiento de la medida de liberación en el plazo máximo de una hora", escribe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º