BRASIL

Lula Da Silva salió caminando del sindicato metalúrgico rumbo al aeropuerto

El expresidente dijo que irá a prisión, pero "ninguno hoy dormirá con la conciencia tranquila como yo"

Lula Da Silva sale caminando del sindicato metalúrgico. Foto: Reuters.
Lula Da Silva sale caminando del sindicato metalúrgico. Foto: Reuters.

Dos autos y dos camionetas del Comando de Operaciones de la Policía Federal de San Pablo salieron minutos después de las 15:40 rumbo al sindicato metalúrgico de Sao Bernardo do Campo, donde se encuentra el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula Da Silva, informó Estadão.

Sobre las 17 horas, dos vehículos negros intentaron salir del edificio, sin éxito. Al mismo tiempo, por otra salida se retiraba un auto gris. Varios militantes que esperaban al expresidente se pararon frente al portón de entrada e impidieron su salida. Fue allí que del vehículo salió Lula, volviendo a entrar a la sede sindical.

La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), la senadora Gleisi Hoffmann, pidió sobre las 18 horas a los militantes de la formación que permitan que Lula da Silva se entregue a las autoridades para no perjudicar su situación jurídica. "Lula tiene media hora para entregarse", indicó.

Lula Da Silva saluda desde una ventana del sindicato metalúrgico. Foto: AFP.
Lula Da Silva saluda desde una ventana del sindicato metalúrgico. Foto: AFP.

La parlamentaria explicó que Lula decidió entregarse para evitar que la Justicia le dicte una orden de detención preventiva por obstrucción a la justicia, un mandato contra el que no existen recursos, por lo que su situación jurídica quedaría totalmente comprometida.

Sobre las 18:45, finalmente, Lula salió del sindicato caminando y seguido por miles de manifestantes, rumbo al aeropuerto de San Pablo, para viajar a Curitiba, donde quedará privado de libertad en una celda de la sede de la Policía Federal. Mientras salí, se produjeron discusiones y forecejeos entre los mismos manifestantes, algunos pidiendo que dejaran salir al expresidente y otros tratando de evitarlo.

"Voy a atender el mandamiento de ellos". Así confirmó Lula esta mañana que cumplirá con la orden de prisión, pero aclaró que "ninguno hoy dormirá con la conciencia tranquila como yo".

El expresidente de Brasil participó este sábado en una misa por su difunta esposa, en el sindicato de las afueras de Sao Paulo donde ha permanecido atrincherado desde hace dos días negociando su entrega a la policía y dijo que no tiene miedo. "La muerte de un combatiente no para la revolución", gritó. "No sirve que piensan que van a hacer que me detenga, no pararé porque no soy un ser humano, yo soy una idea", remarcó.

Lula es llevado en andas por sus seguidores tras el discurso. Foto: AFP.
VIDEO Discurso de Lula

Lula afirmó que muchas personas le dijeron que buscara "asilo en Uruguay", pero afirmó que él no quiere ser "prófugo". "Hago algo muy consciente", explicó al referirse a su entrega a la policía. No obstante planteó que "cuanto más días me dejen allí, más Lulas van a surgir en este país". "Los poderosos pueden matar una, dos o tres rosas, pero jamás van a detener la llegada de la primavera", añadió.

"Yo soy el único ser humano procesado por un apartamento que no es mío, y ellos saben que la Lava Jato mintió que era mío, el MP mintió que era mío, y yo pensé que el (juez) Moro iba a resolver y también mintió que era mío, y me condenó", dijo Lula. Y agregó: "Yo no necesito pruebas, yo tengo convicción" (...) "yo no tengo miedo".

Lula dijo que quisera hacer un debate con el juez Moro "sobre la denuncia que hizo contra mí, me gustaría que él me mostrase algo de prueba, ya desafié a los jueces", afirmó.

El expresidente brasileño se refirió al "sueño" que tuvo al gobernar y las medidas que tomó. En ese contexto dijo: "Si fue un crimen ayudar al pueblo, voy a seguir siendo un criminal". Dijo que no está contra la causa del "Lava Jato", pero que quiere que se busque a quien "robó".

Por otra parte dijo que  ahora está "en un trabajo complicado". "Estoy en un momento, tal vez, el de mayor indignación de un ser humano, no es fácil lo que sufre mi familia, mis hijos y lo que sufrió Marisa", dijo Lula.

Antes le agradeció a Dilma Rousseff por haber estado a su lado hasta ahora. "Dilma fue la persona que me dio la tranquilidad de hacer casi todo lo que conseguí hacer en la presidencia, por la confianza por la seriedad y la calidad y la competencia la técnica de la Dilma", dijo mirándola a la cara.

También agradeció al excanciller Celso Amorin, quien "fue el más importante ministro de las relaciones exteriores que ese país ya tuvo y, que colocó a Brasil como protagonista mundial",  y al exministro de Educación Fernando Haddad "que vivió el mejor período de la educación brasileña". Ambas personas son consideradas plan B al Partido de los Trabajadores si lula no puede competir por la presidencia. 

Manifestantes impiden que Lula salga del sindicato metalúrgico. Foto: AFP.
Manifestantes impiden que Lula salga del sindicato metalúrgico. Foto: AFP.

Además se refirió a otros militantes a quienes agradeció el apoyo y se refirió al sindicato como su "escuela". "Yo confieso que viví mis mejores momentos políticos en ese sindicato, nunca olvidé mi matrícula del sindicato, es 25986 de septiembre de 1968. Y de allá para allá yo mantengo una relación con ese sindicato que creo que es la más fuerte que cualquier presidente ha tenido ", afirmó.

Lula también criticó a la prensa por generar una "campaña" y dijo que impulsará una "regulación de los medios" para que los ciudadanos no reciban "mentiras".

Entrega

Lula, de 72 años, favorito a las elecciones de octubre, tiene orden de prisión desde el jueves, decretada por el juez Sergio Moro, para empezar a cumplir una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero.

Desde temprano en la mañana de hoy se afirmó que Lula se entregaría luego de la misa que se celebraría a las 9:30 en el Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en el cinturón industrial de Sao Paulo. La misa fue retrasada debido a la visita de los hijos de Lula y otras amistades. Finalmente sobre las 10:20 Lula salió y se ubicó en el estrado junto a Rousseff y Amorin y varios sacerdotes.

Vestido con una remera de algodón azul de manga corta, fue aclamado por miles de simpatizantes, frente al Sindicato de Metalúrgicos en Sao Bernardo do Campo. "¡Lula guerrero del pueblo brasilero!", clamaba la multitud en medio de cantos que lo recibieron y posteriormente lo despidieron.

Rousseff dijo unas palabras y recordó a San Francisco de Asis al decir que Lula se inspiró en él y en ser un "instrumento de su paz" instando a los manifestantes a la calma. "El presidente Lula se inspiró en esos valores, esa oración es una oración de paz, de una época de la humanidad, y que hoy más que nunca, muestra que nosotros somos de la paz. No somos ni de la injusticia ni de la violencia", dijo Rousseff.

Lula Da Silva. Foto: EFE
Lula Da Silva. Foto: EFE

"El presidente Lula es un hombre de religión y fe, que se inspira en un representante de la Iglesia Católica que tuvo compromiso con los más pobres, que tenía y que redactó el primer documento contrario a la esclavitud", agregó.

La esposa de Lula, Marisa Letícia, falleció en febrero de 2017. Este sábado habría cumplido 68 años. Su nombre figuraba en la causa que llevó a la condena de Lula, como beneficiario de un apartamento en un balneario ofrecido por una constructora a cambio de facilidades para obtener contratos en Petrobras. Lula siempre negó esos cargos y al despedir a quien fue su compañera durante cuatro décadas y con quien tuvo tres hijos expresó su deseo de que "los criminales que levantaron ligerezas contra Marisa tengan (un día) la humildad de pedir disculpas".

Lula da Silva en la misa. Foto: Reuters
Lula da Silva en la misa. Foto: Reuters

Celda de 15 metros cuadrados.

El diario Estadao informó que la Policía considera "aislar" la sede de la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba a la espera de Lula y que para esto, además, ya reservó un helicóptero para llevarlo hasta la prisión para evitar las manifestaciones.
 
En Curitiba (sur), la ciudad donde oficia Moro, lo espera una celda de unos 15 metros cuadrados, con baño privado y derecho a dos horas diarias de aire libre.

Moro le había ofrecido la posibilidad de presentarse "voluntariamente" en Curitiba antes del viernes a las 17 horas,

Así y todo, "no es un prófugo", explicó el juzgado de Moro, dado que el plazo no era un ultimátum y que no buscó sustraerse a ninguna operación para detenerlo.

Recursos hasta el final

Sus abogados multiplican hasta último momento las tentativas de evitarle la cárcel, o al menos de que esta sea de corta duración. El viernes, presentaron un nuevo recurso, esta vez ante la corte suprema, alegando que el tribunal de apelación que confirmó y agravó la pena en enero no había examinado las últimas objeciones presentadas al fallo. Horas antes, un tribunal de tercera instancia rechazó una petición similar.

Los defensores de Lula critican la celeridad con que Moro emitió la orden de captura, menos de 20 minutos después de haber recibido luz verde del tribunal de apelación.

Simpatizantes y opositores salieron a la calle para manifestarse en un día clave para Lula. Foto: Reuters
Simpatizantes y opositores salieron a la calle para manifestarse en un día clave para Lula. Foto: Reuters


Pero el magistrado símbolo de la Operación Lava Jato, que desvendó una gigantesca red de sobornos enquistada en el Estado, con implicaciones de prácticamente todos los partidos, descarta esos cuestionamientos.

"(Lula) fue condenado por lavado de dinero y corrupción. Es preciso ejecutar la sentencia. No veo ninguna razón específica para aplazarla", dijo Moro en una entrevista concedida el viernes a la China Global Television Network (CGTN).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º