El proceso electoral en Brasil

Sin Lula, los candidatos largan la campaña electoral en Brasil

Hay 13 candidatos; ocho participan hoy en el primer debate en televisión.

Curitiba: un cartel callejero sobre la prisión de Lula reclama un fuerte combate a la corrupción. Foto: Reuters
Curitiba: un cartel callejero sobre la prisión de Lula reclama un fuerte combate a la corrupción. Foto: Reuters

Cuando faltan dos meses para las elecciones presidenciales en Brasil, el socialdemócrata Geraldo Alckmin apuesta a su maquinaria, el ultraderechista Jair Bolsonaro parece estancado y el izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva teje utopías en la cárcel. La campaña arranca en medio de los escándalos de corrupción por el Lava Jato, la crisis económica y los ecos por el impeachment a Dilma Rousseff, acusada de manipular las cuentas públicas.

Los brasileños irán a las urnas el próximo 7 de octubre —y un casi seguro balotaje el 28 de ese mes— sin mucha esperanza, al menos de acuerdo a recientes sondeos que revelan una decepción generalizada con la política.

Deberán escoger entre trece candidatos, de los cuales solamente parecen tener alguna posibilidad Bolsonaro y Alckmin, junto con la ecologista Marina Silva y el laborista Ciro Gomes, y con Lula inmerso en una batalla judicial por inscribir su nombre.

Lula lidera los sondeos con un 30%, pero está preso hace cuatro meses, condenado a doce años por corrupción, y la ley electoral dice que su condición jurídica le impide ser candidato. Por eso ha designado como compañero de fórmula, y eventual sustituto si finalmente es vetado, al exministro y exalcalde de San Pablo Fernando Haddad, a quien los sondeos le atribuyen un 1% de apoyo.

El PT prevé inscribir la candidatura de Lula el 15 de agosto, último día del plazo legal, en un marco de movilizaciones populares en todo Brasil.

El previsible escenario sin Lula lo encabeza Bolsonaro, radical de ultraderecha, nostálgico de la dictadura militar, pero con un escaso 17% de apoyo en un cuadro con 50% de indecisos que serán el fiel de la balanza electoral. Bolsonaro tiene esos mismos índices desde hace meses y ha elegido como vice al general retirado Hamilton Mourão, un militar de línea dura.

Entre los conservadores, con un 6% de intención de voto, emerge la figura de Alckmin, exgobernador de San Pablo. Al contrario que Bolsonaro, los analistas creen que Alckmin sí puede pescar entre los indecisos, pero para ello debe superar la falta de carisma que él mismo admite. "Dicen que no tengo la dosis necesaria de pimienta", pero "tengo seriedad", sostiene.

La ecologista Marina Silva encara su tercer intento por llegar al poder, pero lo hace solo apoyada por su pequeño partido Rede y los Verdes, con un 13% de intención de voto y casi sin recursos.

Gomes, con un 8% de apoyo en las encuestas, acusa el mismo problema y enfrenta el fuego cruzado de la derecha y la izquierda, atomizada por la delicada situación jurídica de Lula.

Por fuera corre el exministro de Hacienda Henrique Meirelles (1%), del Movimiento Democrático Brasileño (MDB), del impopular presidente Michel Temer, cuya gestión solo apoya el 3%.

Hoy jueves tendrá lugar el primer debate televisivo entre candidatos a las elecciones de octubre en Brasil.

Ocho de los trece candidatos participarán en el debate de TV Bandeirantes, de San Pablo. Cuatro quedaron afuera por no disponer de bancadas de al menos cinco legisladores. Lula, por su lado, no podrá participar por determinación de una jueza que rehusó un pedido para que comparezca por videoconferencia desde su celda en Curitiba.

El PT pidió a Bandeirantes que la ausencia de su líder quede plasmada en el plató con una silla vacía o que pueda delegar su participación en Haddad.

PT quiere alianza con Gomes para el balotaje

El Partido de los Trabajadores (PT) ya planea una alianza con los laboristas para una muy probable segunda vuelta de las elecciones presidenciales de octubre en Brasil. "Vamos a estar juntos en la segunda vuelta", dijo ayer sobre los laboristas el candidato a vicepresidente del PT, Fernando Haddad, quien por la situación jurídica de Lula se ha convertido en la cara a la campaña electoral. En una entrevista con la Radio Jornal, Haddad aseguró que el PT y el Partido Democrático Laborista (PDT), que tiene como candidato al experimentado Ciro Gomes, "estarán del mismo lado para vencer a quienes están en el poder". Haddad fue proclamado candidato a vicepresidente por el PT en un complejo acuerdo con el Partido Comunista, el cual implicó que Manuela DÁvila dejase su candidatura presidencial. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)