Afirman haber encontrado un video con los últimos momentos del avión

Lufthansa admite que sabía de la depresión de Lubitz

La compañía Lufthansa informó ayer que el copiloto del avión de Germanwings que se estrelló en Francia matando a 150 personas, había informado a la aerolínea en 2009 que anteriormente había sufrido de depresión severa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Investigadores franceses discuten procedimientos en Seyne-les-Alpes. Foto: AFP

El presidente ejecutivo de Lufthansa había dicho previamente que la compañía no conocía nada que hubiera podido hacer que el copiloto lanzara un Airbus A320 contra los Alpes franceses y que estaba en perfectas condiciones para volar.

Lufthansa afirmó que Andreas Lubitz interrumpió su entrenamiento como piloto durante varios meses, pero después pasó los exámenes médicos confirmando que era apto para volar.

Cuando reanudó su formación en 2009, entregó a la escuela de aviación documentos médicos que mostraban que pasó un "episodio previo de depresión severa", señaló Lufthansa, haciendo referencia a una correos electrónicos entre Lubitz y la escuela.

Los fiscales estatales de Düsseldorf dijeron el lunes que Lubitz fue tratado por tendencias suicidas antes de obtener su licencia de piloto.

La semana pasada, los investigadores hallaron certificados de baja laboral rotos que indicaban que Lubitz sufría de una enfermedad que debería haberle dejado en tierra.

Germanwings afirmó que no recibió la notificación de licencia de Lubitz para el día de la tragedia.

Lufthansa, compañía matriz de Germanwings, indicó que entregó los correos electrónicos y documentos adicionales a los fiscales de Düsseldorf tras las investigaciones internas.

La aerolínea alemana ya se enfrentaba a una responsabilidad ilimitada por daños generados por el suceso, indicaron abogados, y dio instrucciones a sus aseguradoras para que reserven 300 millones de dólares para lidiar con las demandas, los costos de las labores de rescate y la pérdida del avión.

Video.

Un video recuperado entre los restos del avión de Germanwings recoge los últimos segundos en el interior del aparato antes del choque, informó el diario alemán "Bild".

El rotativo asegura que ha podido ver la grabación, junto a la revista francesa "Paris Match", y agrega que no hay lugar a dudas sobre su procedencia, aunque las imágenes están movidas y no se puede identificar a ninguna persona.

El video, recuperado por una persona próxima a la investigación, según el diario, fue grabado desde la cola del avión, no se sabe si por un pasajero o por un miembro de la tripulación, y muestra una escena "caótica" en la que se oye gritar a los pasajeros "Dios mío" en diversos idiomas. También se escuchan al menos tres golpes metálicos, que podrían corresponderse, según "Bild", a los intentos del piloto de entrar en la cabina en la que estaba encerrado el copiloto Lubitz.

Hacia el final de la grabación parece que el aparato roza la montaña y se inclina; tras una sacudida más fuerte se vuelven a escuchar los gritos del pasaje y el video termina.

El diario publica una entrevista con un experto en teléfonos celulares que explica que pese a que el aparato se destruya se puede recuperar información de las tarjetas.

Investigación.

La autoridad de accidentes aéreos francesa, BEA, anunció que investigará las "debilidades sistémicas" que podrían haber llevado al desastre del vuelo de Germanwings, como la evaluación psicológica y las cerraduras de la cabina.

"La Investigación de Seguridad estará orientada hacia el sistema de cierre lógico de la puerta y los procedimientos de ingreso y salida de la cabina, así como el criterio y procedimientos aplicados para detectar perfiles psicológicos específicos", dijo la BEA en un breve comunicado.

"Esta agencia realiza investigaciones de accidentes civiles enfocándose solamente en identificar medidas de seguridad que evitarían futuros accidentes. No trata de atribuir culpabilidad", precisó.

En tanto, el presidente francés, François Hollande, dijo que "el Ministerio del Interior confirmó que para fines de esta semana como máximo será posible identificar a todas las víctimas gracias a muestras de ADN.

"Relatos salvajes" exhibida con advertencia.


Cines de Londres han emitido una advertencia para los espectadores ante las "turbadoras" similitudes entre una de las historias que narra el filme Relatos salvajes y el accidente de avión en los Alpes de la semana pasada.

En una de las seis historias que narra la cinta, dirigida por el argentino Damián Szifron, un hombre se encierra en la cabina de un avión, en una situación similar a la que se sospecha que provocó el copiloto de Germanwings.

Ante la polémica desatada por esa semejanza, se recalca a los espectadores que la cinta, cuyo título en inglés es Wild Tales, es "una obra de ficción".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados