MÉXICO

Uso lúdico del cannabis: México es el segundo país de Latinoamérica en despenalizarlo

Ayer se aprobó un fallo histórico que levanta la prohibición del consumo recreativo de marihuana en México aunque no avalan su comercialización.

Cannabis, marihuana. Foto: Mateo Vázquez | archivo El País.
Cannabis, marihuana. Foto: Mateo Vázquez | archivo El País.

La Suprema Corte de Justicia de México despenalizó ayer el uso lúdico de la marihuana para adultos, al declarar inconstitucionales artículos de la ley de salud que lo prohibían, anunció el tribunal. Así, México se convirtió en el tercer país de América y el segundo en Latinoamérica en despenalizar a nivel nacional la marihuana recreativa, tras Uruguay y Canadá.

"Hoy es un día histórico para las libertades (...) esta Suprema Corte consolida el derecho al libre desarrollo de la personalidad para el uso lúdico, recreativo de la marihuana", dijo el presidente de la corte, Arturo Zaldívar, luego de que la decisión fuera aprobada por ocho de los 11 magistrados.

Esta declaratoria implica que quienes quieran usar marihuana con fines recreativos pueden solicitar un permiso a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), y que esta no se los puede negar.

"La Cofepris negaba esos permisos y se tenía que tramitar un amparo", explicó a la AFP Adriana Muro, directora de la organización de Derechos Humanos Elementa.

Pero ello no significa, advirtió Francisco Burgoa, abogado constitucionalista y catedrático de la estatal Universidad Nacional (UNAM), que se pueda comercializar o portar más de los 5 gramos de marihuana permitidos actualmente.

"Es urgente que el Congreso legisle, pero considero que el presidente Andrés Manuel López Obrador en lo personal no es favorable", explicó Burgoa a la AFP.

El 30 de abril venció el plazo que el máximo tribunal otorgó al Legislativo para que emitiera una ley en la materia.

El uso del cannabis con fines medicinales fue despenalizado en junio de 2017.

Tareas pendientes

El 10 de marzo, la Cámara de Diputados aprobó una iniciativa en ese sentido. Faltaba una votación en el Senado, que ya había avalado el texto en noviembre, pero que debía retomarlo tras cambios de los diputados.

Sin embargo, a inicios de abril, la mayoría oficialista en el Senado dijo que analizaba aplazar hasta septiembre la discusión definitiva.

Ricardo Monreal, líder del partido oficialista Morena en el Senado, dijo entonces que la normativa modificada tenía inconsistencias.

Luego de la votación, la Suprema Corte tribunal exhortó en un comunicado al Legislativo a emitir la ley respectiva "a fin de generar seguridad jurídica".

Aunque organizaciones civiles y especialistas aplaudieron la decisión del tribunal, también consideran urgente una legislación.

"Aún persisten la penalización hacia usuarios de cannabis (...) la decisión no afecta al sistema penal y deja un vacío legal con respecto al consumo, cultivo y distribución" de la planta, expresó en Twitter la ONG México Unido contra la Delincuencia.

Cerca del Senado, en una suerte de zona de tolerancia para el consumo de marihuana, Lucía Polvo, psicóloga de 29 años, espera que este fallo contribuya a derribar estigmas.

"Quiero que me vean no solamente como la consumidora, sino como la persona responsable que está en el trabajo", dice a la AFP luego de fumar en una pipa.

Jorge Hernández Tinajero, activista por la regulación del cannabis en México, señaló que el poder Legislativo ha sido incapaz de "normar la realidad", como es la posesión y comercialización de marihuana. "Siguen manteniendo las normas secundarias que criminalizan", lamentó.

Mercado gigantesco

Pese a ello, la decisión es un hito para México, de 126 millones de habitantes y sumido en una espiral violenta desde 2006, cuando el entonces gobierno federal lanzó un polémico operativo militar antidrogas.

Desde entonces, suman más de 300.000 asesinatos, la mayoría atribuidos al crimen organizado, por lo que legisladores y activistas consideran que la legalización puede ayudar a frenar el baño de sangre.

Impulsores de la despenalización, como el Grupo Promotor de la Industria del Cannabis (GPIC), consideran que las recientes medidas legales perfilan a México como el mayor mercado del mundo, por encima de Estados Unidos y Canadá.

Solo en 2020 fueron decomisadas 244 toneladas de marihuana.

La más reciente encuesta nacional sobre drogas (2016) arrojó que 7,3 millones de mexicanos entre 12 y 65 años probaron marihuana alguna vez y 1,82 millones mostraron prevalencia de consumo.

Según un informe de Endeavor, México es el segundo productor mundial de cannabis, con hasta 27.000 toneladas anuales, mientras que la Alianza Latinoamericana del Cannabis (Alcan) calcula que la industria medicinal y lúdica de esta planta generaría más de 22.000 millones de dólares en cuatro años.

López Obrador

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este martes que respeta la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que anuló la prohibición del uso lúdico de la marihuana, pero indicó que analizará los "efectos" de la misma y se mostró contrario al comercio.

"Vamos a respetar lo que ha decidido (la SCJN) y vamos a evaluar, ver qué efectos tiene, si vemos que no ayuda, que no es bueno para el país, que no es bueno para enfrentar el grave problema de la drogadicción, que no es bueno para detener la violencia, entonces actuaríamos", señaló el mandatario en su rueda de prensa matutina.

El lunes, la SCJN aprobó un fallo histórico que levanta la prohibición del autoconsumo lúdico de marihuana en México aunque no avala su comercialización.

El presidente señaló que a su llegada al poder el pasado 1 de diciembre de 2018, este proceso sobre la planta ya estaba en marcha y, aunque se decidió llevar a cabo una revisión en el gabinete de seguridad, no se logró llegar a un consenso.

"En el Gobierno hay opiniones distintas y se decidió no intervenir y esperar a la SCJN que resolviera porque correspondía al Poder Judicial resolver", refirió.

Señaló que esta diversidad de opiniones que se dio en el Gobierno, se da también en la población del país, y por ello deberá "recoger" los sentimientos de la gente "y ver cómo se va desenvolviendo esta medida".
"Si vemos que perjudica, plantearíamos un cambio y buscaría yo, de acuerdo a mis facultades, una iniciativa de ley" para revertir la medida, afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados