expertos esperan que en esta jornada las cenizas alcancen cuatro provincias

Lluvia gris llega al sur argentino

Las cenizas del volcán chileno Calbuco afectan a buena parte de la Patagonia argentina —cancelación de vuelos y de clases en Neuquén y Río Negro— mientras se espera que durante la presente jornada sus efectos se extiendan a otros estados como La Pampa y Mendoza.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Residentes de Bariloche ya echaron mano a los barbijos y recuerdan el Puyehue. Foto: Reuters.

Las autoridades provinciales monitorean minuto a minuto la situación y ponen especial atención en la calidad del agua por temor a contaminaciones.

Si no puede ver la imagen haga click aquí 

Las ventas de barbijos se dispararon en las farmacias de las distintas ciudades alcanzadas por el polvo volcánico, y también los habitantes acudieron a proveerse de gasolina, alimentos y agua embotellada.

El Centro de Avisos de Cenizas Volcánicas de Buenos Aires informó que la dispersión de ceniza se ubica sobre el extremo sur de la provincia del Neuquén, el noroeste de Chubut y el oeste de Río Negro y, en las próximas 24 horas debido al viento, se extendería al sudoeste de las provincias de La Pampa y Mendoza.

La turística Bariloche amaneció también ayer cubierta del polvo muy fino emanado del volcán chileno y la visibilidad se redujo a menos de 100 metros.

Medidas de emergencia fueron tomadas en Bariloche y la zona, que incluyeron la suspensión de clases en todos los niveles, el cierre del aeropuerto y la clausura de excursiones, informó ayer la intendenta María Eugenia Martini.

Las clases también fueron suspendidas en los turnos tarde y noche en la mayor parte de la provincia de Neuquén, mientras en la vecina Chubut, el gobierno municipal de Lago Puelo decretó el alerta amarilla ante la llegada de cenizas a la zona.

Emergencia.

El gobernador de Río Negro, donde se encuentra Bariloche, Alberto Weretilnek, declaró ayer de tarde a la prensa que "el 50% de la provincia está cubierta con cenizas" y agregó que la "principal preocupación es la calidad del agua". En Bariloche funciona el Comité de Emergencia, al que se unían esta tarde los ministros nacionales de Seguridad, Cecilia Rodríguez, y de Salud, Daniel Gollan, así como el secretario de Ambiente, Sergio Lorusso.

Los vuelos fueron cancelados en la capital neuquina y en Bariloche mientras algunas carreteras provinciales fueron cerradas al tránsito parra evitar accidentes por la escasa visibilidad.

Por su parte, el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, dijo que "no es momento de hablar de las elecciones sino del problema" generado por el volcán, en alusión a los comicios provinciales —gobernador, legisladores y alcaldes— previstos para el domingo próximo. El director de Defensa Civil de Bariloche, Pablo Cavalli, afirmó que esa ciudad "está mucho mejor preparada que en 2011 para estos casos", en alusión a la grave emergencia en la que entró Bariloche y Villa La Angostura por la erupción del volcán Caulle, próximo al Puyehue, el 3 de junio de ese año.

"Está teniendo (el volcán) mucho movimiento, alrededor de 140 temblores por hora, eso significa que todavía está en actividad permanente", señaló Cavalli.

"Ha subido la intensidad del viento, lo que ha provocado una dispersión de la ceniza y por eso tenemos un poco más de visibilidad", señaló sin embargo el funcionario, quien destacó también la actitud de muchos barilochenses que no pueden evitar el recuerdo de la crisis en 2011.

"La población de Bariloche ha acatado todas las recomendaciones que se hicieron hoy a primera hora de la mañana pidiendo que los que no tengan una necesidad urgente o inevitable pasen el día en sus casas, evitando el tránsito y cualquier riesgo que puedan tener en la vista o las vías respiratorias", destacó Cavalli.

Desde temprano, cuadrillas de Defensa al Consumidor ya recorren locales en Bariloche para detectar posibles excesos.

"La población de Bariloche ha acatado todas las recomendaciones que se hicieron hoy (ayer) a primera hora de la mañana pidiendo que los que no tengan una necesidad urgente o inevitable pasen el día en sus casas, evitando el tránsito y cualquier riesgo que puedan tener en la vista o las vías respiratorias", dijo Cavalli.

Desde temprano, cuadrillas de Defensa al Consumidor ya recorren locales en Bariloche para detectar posibles excesos.

El miércoles por la tarde, en esa ciudad ya se podían ver largas filas en estaciones de servicio y supermercados y ya hay registradas subas importantes. Los productos más buscados son barbijos, velas, pilas y agua.

El comité de emergencia señaló también que siguen los estudios sobre el nivel de toxicidad de las cenizas que cayeron en la zona y que todavía continúan flotando en el aire. "Continúa el monitoreo del agua y están dando todos los resultados bien, también se presentó la prueba para el estudio de las cenizas en el Centro Atómico, el resultado lo vamos a tener en breve y se presentará en la nueva reunión del Comité de Emergencia a las 18", dijo ayer en conferencia de prensa.

Un país golpeado por las catástrofes.

La erupción del Calbuco se convirtió en la última de una serie de catástrofes que han golpeado en los últimos meses a Chile, un país con una curiosa geografía, angosto y de más de 4.000 km. de extensión, que alberga desde el desierto más árido del mundo en la región de Atacama, en el norte, a las mayores reservas de agua dulce, en el sur, y con unos 90 volcanes activos. "Algo malo pasa en este país, sufren desastre tras desastre ¡realmente está en el fin del mundo!", comentó Cody Fritz.

Antes de esta erupción, se vigilaba el volcán Villarrica, que estalló el 3 de marzo pasado, lanzando lenguas de lava que se extendieron por unos 8 kilómetros, aunque sin causar mayores estragos.

Días después, un inusual temporal de lluvia provocó una serie de aluviones que dejaban unos 30 muertos en la región de Atacama.

"Si nosotros no tuviéramos los volcanes, no tendríamos la actividad minera del cobre y el oro que tenemos alrededor de Chile. Hay que ver las cosas positivas también", dijo el geólogo de la Universidad de Chile, Alfredo Lahsen, a radio Cooperativa de Santiago. AFP

Partículas abrasivas llegarían a Santiago.

Pese a que está a más de mil kilómetros de distancia, las cenizas emanadas del volcán Calbuco, en la Región de Los Lagos, podrían llegar hasta la capital chilena. Así lo indica el meteorólogo René Garreaud, del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile, que señala que esto podría ocurrir hoy. El experto explica que los vientos arrastrarían las partículas que están en la parte alta de la pluma hacia la zona central del país, pasando sobre Concepción y, "eventualmente, llegando a Santiago". Las partículas pequeñas que lleguen podrían afectar la navegación aérea ya que "son piedras pequeñas muy abrasivas que los aviones tienden a evitar".

Un segundo episodio más agresivo es esperado.

El director del Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile, Rodrigo Álvarez dijo ayer que podría haber una erupción más agresiva que la anterior del Calbuco. Álvarez advirtió que la situación sigue siendo "compleja", ya que "estamos teniendo un escenario distinto, con un tipo de erupción distinta", generándose un nuevo cráter, lo que sería más agresivo que los dos pulsos anteriores, "pero dentro de la misma área". Por su parte el jefe de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica (que depende del mencionado servicio), Luis Lara, señaló empero que ve "difícil que se produzca una fase eruptiva más violenta". De todas maneras la autoridad chilena mantiene el estado de alerta roja y sigue monitoreando.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados