vea el video

Lluvia ácida afectaría zona cercana al volcán Calbuco tras nueva erupción

Las precipitaciones que se anuncian para las próximas horas en la zona del volcán Calbuco traerían consigo otra amenaza: la lluvia ácida.

Las precipitaciones que se anuncian para las próximas horas en la zona del volcán Calbuco traerían consigo otra amenaza: la lluvia ácida.

Según explica la volcanóloga Moyra Gardeweg, este fenómeno se podría presentar en caso de que el material en suspensión que ha sido expulsado por el volcán entrara en contacto la lluvia.

"(La situación) es de bastante riesgo, pues todas las cenizas y los piroclastos, al entrar en contacto con el agua, cae como lluvia ácida. Y eso corroe los metales, las hojas y contamina las aguas", advirtió la experta en conversación con 24 Horas.

De acuerdo al pronóstico de Dirección Meteorológica de Chile, las precipitaciones en la zona comenzarán hacia el final de este jueves, se intensificarán durante la madrugada del viernes y se debilitarán en la tarde de ese día. No obstante, las lluvias serían más bien débiles, con montos que oscilarán entre los 8 y los 15 milímetros.

El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, confirmó que la última erupción tiene una intensidad sísmica muy inferior a las dos anteriores, sobre todo si se compara con la primera, cuando la columna de ceniza alcanzó una altura de 17 kilómetros.

"Este es un pulso bastante menor al que hemos visto, sobre todo al primero", dijo Aleuy en una comparecencia ante la prensa.

"Por lo tanto, no deberíamos tener complejidades mayores. Hay que mantener la tranquilidad, no nos encontramos en una situación de peligro ni nada por el estilo", agregó.

El subsecretario precisó que se mantendrán todas las medidas de seguridad que se desplegaron a partir de la primera erupción del volcán, entre ellas una zona de exclusión de 20 kilómetros alrededor del macizo.

También se mantendrá el estado de excepción constitucional, que otorga a las Fuerzas Armadas el control de la seguridad de la zona afectada.

Aleuy reconoció que uno de los factores que preocupan son las lluvias pronosticadas para la región a partir del sábado, que podrían empeorar la situación de la zona que está recibiendo la mayor cantidad de cenizas y material volcánico.

El volcán Calbuco, situado a 1.000 kilómetros al sur de Santiago, entró en erupción la semana pasada después de 42 años y se ha mantenido activo desde entonces.

Los informes entregados por el Sernageomin indicaban que se mantendrían las erupciones, principalmente de cenizas, y que se podían generar lahares, que son flujos de agua proveniente del deshielo mezclada con material volcánico y sedimentos.

Tras la primera erupción unas 6.400 personas se vieron obligadas a dejar sus hogares.

Las cenizas del Calbuco han teñido de gris las zonas aledañas al volcán y han seguido avanzando, ahora en dirección hacia el sur y Argentina, como ocurrió también con las erupciones anteriores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados