CHILE

Llegan a once los muertos por incendios en Chile

Gobierno anunció ayuda económica a 3.000 damnificados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ayer mantenían 119 focos activos, investigan información falsa. Foto: AFP

A once aumentó ayer viernes el número de fallecidos a causa de los incendios forestales que devastan varias regiones de Chile, tras el hallazgo de un cadáver en las afueras de la ciudad de Constitución, en la región del Maule. Según informaciones preliminares entregadas por lugareños, se trataría de un residente del sector, de 59 años, que se había internado en el bosque en llamas en busca de vacunos de su propiedad.

Ayer se mantenían en Chile 119 incendios activos, de los que 65 están en fase de combate, 53 han sido controlados y uno puede considerarse extinguido, con una superficie afectada superior a las 360.000 hectáreas.

En tanto, la fiscalía chilena ordenó una investigación sobre informaciones falsas difundidas en las redes sociales sobre los voraces incendios. "Se están distrayendo valiosos recursos, además de dificultarse o entorpecer el curso de las diligencias, el esclarecimiento de los hechos y la identificación de los verdaderos involucrados", dijo el fiscal nacional, Jorge Abbott.

Algunas de las noticias falsas más difundidas por WhatsApp fue que habían capturado a un colombiano y a dos indígenas mapuches tirando botellas incendiarias en Pumanque, región de OHiggins, una de las zonas más afectadas con más de 45.000 hectáreas destruidas por el fuego, lo que minutos después desmintió la Fiscalía.

Los siniestros que afectan a siete de las 15 regiones del país además de cobrarse la vida de once personas, otras 5.000 fueron evacuadas y al menos 3.000 resultaron damnificadas, en particular en la localidad de Santa Olga, donde ardieron al menos mil viviendas.

Las zonas más afectadas son la región del Maule, el Bío Bío y la Araucanía.

La presidenta Michelle Bachelet anunció ayer viernes una serie de ayudas para esos 3.000 damnificados. La mandataria dijo que el gobierno se dispone a dar apoyo financiero para la reconstrucción y reparación de las casas dañadas, además de un bono para reponer los bienes que han perdido miles de familias, en su mayoría agricultores y ganaderos. Asimismo, el gobierno entregará una ayuda económica de hasta 15.000 dólares para la atención del ganado afectado y otro subsidio de unos 350 dólares para quienes perdieron su fuente de ingreso laboral.

La sociedad chilena también comienza a movilizarse a través de distintas campañas para ayudar a los damnificadas. "Juntos por Chile, 1.000 millones para 2.000 hogares" se denomina una campaña organizada por el Hogar de Cristo y varios medios de comunicación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados